Blogs

Ángel Lázaro

El cascarrabias

Noja se enfada

Los nojeños están enfadados. Lo dice su alcalde, Jesús Díaz, y se nota en el ambiente. La villa cántabra vive estos días en un clima enrarecido. Las protestas de los veraneantes, que boicotearon el pasado viernes la celebración del desfile del carnaval de verano, y que hoy también se han concentrado frente al Ayuntamiento no satisfacen a los lugareños. Muchos comercios de la localidad lucen carteles en los que se indica que ellos también pagan todos los impuestos y que se ven afectados por las medidas que ha tomado su alcalde, al igual que los veraneantes.

“Se han vertido acusaciones sobre los que viven aquí permanentemente, queriéndoles menospreciar. Dicen que no han protestado porque a ellos se les va a perdonar la subida. Pagan igual que los demás. Incluso más, porque los de siempre tienen las casas más grandes. A algunos actualizar el IBI les va a suponer 300 euros más al año”. Jesús Díaz, que se muestra sorprendido por la reacción de los veraneantes, asegura que los nojeños están muy dolidos. Y se nota.

El ambiente en los bares, por ejemplo, no era el idóneo para estar a gusto, al fin y al cabo, es lo que se busca cuando uno frecuenta este tipo de locales. Pero ayer, las conversaciones giraban en torno a los sucesos que se vienen sucediendo estos días. Y en algunas de ellas el tono era hasta desaforado. Los locales reprochan el comportamiento de los veraneantes y estos echan sobre los lugareños su enfadao con la corporación.

Una guerra entre vecinos y veraneantes solo puede traer consecuencias negativas para ambos y, por tanto, para Noja. Es cierto que los veraneantes aseguran el funcionamiento de buena parte de los negocios del pueblo. Pero no es menos cierto, que sin estos locales, el ocio en Noja se vería seriamente afectado. Es decir, unos y otros se necesitan para que la vida transcurra como hasta ahora. Pero los ánimos están caldeados.

Desde la parte cántabra, se reprocha la prepotencia con la que se comportan algunos veraneantes a los que se culpa además de haber disparado los precios en la zona con su simple concurrencia. Los otros reprochan a los lugareños el escaso calor con que son atendidos en éste y otros pueblos de la zona, donde se les tacha despectivamente como los ‘iñakis’. Mal que bien durante años la convivencia ha sido buena, pese a todo.

Una comisión de veraneantes será recibida mañana en el Ayuntamiento. Trataran de exponerle al alcalde sus quejas. Y el regidor explicará los motivos que le llevan a subir tan desproporcionadamente los impuestos. De esta sesión se espera, por ambas partes, una salida que satisfaga los intereses de todos. Por el bien de Noja.

Temas

alcalde, impuestos, noja, veranantes

Por Ángel Lázaro

Sobre el autor

agosto 2009
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31