Skip to content

‘Dolor y dinero’. Michael Bay se pone serio

2013 agosto 30

Michael Bay se pone medianamente serio con ‘Dolor y dinero’, su último trabajo basado en los artículos de prensa firmados por el periodista Pete Collins sobre unos hechos ocurridos en Estados Unidos en la década de los 90.

El director de taquillazos como ‘Policías Rebeldes’, ‘Armageddon’, ‘Transformers’ o ‘La Roca’, se pone esta vez a los mandos de un thriller de acción con tintes de comedia negra y con una crítica más que feroz al mítico sueño americano, y pone al frente del reparto a la pareja formada por Mark Wahlberg y Dwayne ‘La Roca’ Johnson, sin duda, uno de los grandes atractivos de un filme que ya es para muchos ‘de lo más encantador que ha hecho Bay en mucho tiempo’, y encima con un presupuesto paupérrimo en relación a otros trabajos del director. ‘Dolor y dinero’ ha costado sólo 25 millones de dólares cuando la media de sus presupuestos puede oscilar entre los 100-150 millones.

Wahlberg y Johnson dan vida a dos culturistas de los años 90 que planean el secuestro de un rico empresario para ganarse unos buenos fajos de dinero. Pero el plan, como no podia ser de otro modo,  se les acaba yendo de las manos y todo se pondrá patas arriba. En el reparto, otros secundarios fiables como Ed Harris (ya trabajó con Michael Bay como el villano gris de ‘La Roca’), un fijo también del director es Peter Stormare (lo vimos como astronauta ruso en ‘Armageddon’) y Tony Shalhoub… Ah, y muchas, muchas chicas de portada de Playboy, otro de los sellos de un director que se hizo famoso haciendo anuncios publicitarios y videos musicales y que en su haber están también los ‘spots’ para la televisión de los espectáculos de Victoria Secret. Acción, muchas palabrotas, chistes de mal gusto y un escenario que bien recuerda al videojuego ‘GTA: Vice City’. Eso sí, ofrecerá la versión más seria de un Michael Bay que se reta a sí mismo con un título que podría haber estado dirigido a un director menos visual y más preocupado por la historia y los personajes. Pero Bay sorprenderá a propios y extraños con algo más que explosiones, chicas guapas y chistes machistas.