Ir al contenido

Tres Caminos para un sueño

2015 junio 22
por Fernando J. Pérez

El ultrafondista vizcaíno Samuel Arroyo realiza el Camino de Santiago desde Güeñes (ida y vuelta) en 28 días

Los pasajeros que cada día montan en el Bilbobus de la línea 77 (Peñascal-Mina del Morro) reciben el saludo de su menudo conductor. Lo que probablemente no saben es que ese hombre sentado ante el volante del vehículo que les acoge con una sonrisa es uno de los ultrafondistas más conocidos de Euskadi, uno de los pioneros de las carreras de larga distancia en montaña y un referente para los nuevos ‘corremontes’ vascos. Samuel Arroyo (Bilbao, 1968), más conocido como ‘Samu’, lleva casi quince años corriendo por las montañas de medio mundo y lo ha corrido todo, aquí y fuera. Desde la Hiru Haundiak hasta el Tor de Geants (330 kilómetros y 24.000 metros de desnivel positivo en los Alpes).

Así que después de tres lustros pateando buena parte del planeta (solo le falta correr en Asia y Oceania “y voy a ir seguro”, apostilla) ha decidido volver a los orígenes, que no son otros que el Camino de Santiago. “Lo hice hace diez años. Hasta entonces había sido el típico corredor de carreras populares, pero tras hacerlo me vi tan bien que fue el detonante para dar el salto y comenzar a aventurarme en las ultras de montaña”. Aunque el reto ahora es bien distinto. “Entonces hice a pie el recorrido típico del Camino Francés, hasta Santiago. Lo que quiero hacer ahora no tiene nada que ver con aquello”.

Samu Arroyo, arropado por varios amigos, en su salida de Güeñes.

Y tanto. Su plan es tan sencillo como demoledor. Samu partió el pasado domingo, día 12, de su casa de Güeñes  y recorrerá el Camino del Norte hasta Santiago en doce días (670 kilómetros). Luego, sin ni siquiera hacer noche en la capital gallega, retornará por el Camino Francés. Aunque por eso de no dejar las cosas a medias, en Santo Domingo de la Calzada, en vez de dirigirse hacia casa (llevará para entonces 1.271 kilómetros en 21 días), seguirá por el Camino Vasco hasta Irún (otros 207 kilómetros en cuatro días). Y entonces sí, será el momento de enfilar -por fin- hacia Güeñes, de nuevo por el Camino del Norte para recorrer los últimos 171 kilómetros en tres días. Y encima pretende contarlo todo a diario en su facebook y en la web del reto (www.samultrail.com).

Si cumple el plan, el 11 de julio dormirá de nuevo en su cama con su sueño cumplido a través de tres de los Caminos que llevan a Santiago. Las cifras globales cansan solo de leerlas. En 28 días hará 1.650 kilómetros con un desnivel positivo de 26.000 metros. O lo que es lo mismo, recorrerá a pie en menos de un mes la distancia que hay entre Bilbao y Berlín ascendiendo el equivalente a subir cinco veces y media el Mont Blanc desde el nivel del mar.

¿Qué lleva a una persona a afrontar un reto de estas características? Samu no duda en la respuesta. “Es un reto muy especial, algo distinto a la competición”, apunta. “Después de tantos años participando en carreras, el cuerpo te pide hacer algo distinto, un desafío personal, no luchar contra tus rivales, sino contra ti mismo. Yo soy un poco heavy, de la vieja guardia, y no me gusta el postureo que empieza a verse en las carreras de montaña, así que prefiero ir a mi bola y buscar mis propios retos. O buscar sitios distintos para correr. Eso me motiva mucho”.

Por eso se siente especialmente orgulloso de haber corrido el año pasado las 200 millas de Tahoe en la que supuso la primera participación de un europeo en esta mítica carrera estadounidense. Acabó séptimo con un tiempo de setenta horas y media.

Pero volvamos a su inminente desafío, en el que la logística y la fortaleza mental de Samu van a jugar un papel tan importante como su resistencia física. Aunque el bilbaíno se ha preparado a conciencia ?sus piernas acumulan casi 6.000 kilómetros de entrenamiento? reconoce que en este reto “voy a entrar en lo desconocido” y que uno de los aspectos que más le atraen es ver cómo reaccionarán su mente y su cuerpo. “Recupero bastante bien y no creo que tenga problemas, pero…”

La media de kilómetros diarios es de unos sesenta, que le costará entre ocho y diez horas, según los desniveles. “Técnicamente, el recorrido no ofrece secretos. La verdadera dificultad está en la acumulación de kilómetros. He corrido carreras de varios días, e incluso pruebas de hasta 350 kilómetros ‘non stop’, pero nunca tantos días seguidos. No sé cómo reaccionará mi cuerpo, cómo recuperará después de diez, quince o veinte días corriendo… Ahí va a estar la clave”.

– ¿Y a los que le tachan de loco qué les dice?
Bueno… si lo piensas bien, hasta es lógico que la gente que no conoce este mundo te mire como un bicho raro cuando les cuentas que haces carreras de cientos de kilómetros sin parar que duran varios días. Pero yo lo hago porque disfruto y el cuerpo me lo gratifica. ¡Ah! y no te olvides de poner mi agradecimiento especial a mi empresa y a mis compañeros por todo el apoyo que recibo de ellos y las facilidades que me dan siempre para entrenar e ir a competir.

Tres pares de ‘ruedas’, una mochila de 3 kilos y alcohol de romero

La experiencia de miles de kilómetros y cientos de carreras sirve a Samu Arroyo para saber que el éxito o fracaso de un desafío como este depende de los pequeños detalles. De la elección correcta de zapatillas, de una ampolla o una inoportuna rozadura. Así que el “corremontes” bilbaíno ha cuidado especialmente este aspecto logístico.

Tres pares de zapatillas Hoka serán sus “ruedas” para este mes, una marca maximalista (con mucha amortiguación) cuya eficacia ha comprobado en los últimos años. Para los días sin asistencia (vehículo de apoyo) ha elegido una mochila con “camelback” y una riñonera Oxitis que cargará con tres kilos de ropa y comida. El equipamiento serán dos mudas de camiseta y malla Land, también contrastadas durante miles de kilómetros en los últimos meses.

Y aunque no suele tener problemas de ampollas ni llagas, los pies los cuidará con friegas de alcohol de romero antes y después de cada etapa.

Varios amigos acudieron a despedir a Samu en el inicio de su Camino.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.