Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Eso es lo que yo llamo longevidad

Portadas de la colección Now That's What I Call Music

 

 

Yo pensaba que la colección habría pasado a mejor vida hace muchos años años, pero este fin de semana me he enterado de la publicación de Now That’s What I Call Music 100. ¡Cien! Aquí a lo mejor conviene hacer un poco de historia antigua: hubo un tiempo en el que los recopilatorios de éxitos de temporada de artistas diversos tenían su buen mercado, aunque con la perspectiva de las décadas cuesta entender por qué, ya que solían obligar a tragarse un montón de temas que no interesaban mucho para llegar a los dos o tres que habían motivado el desembolso. El primer elepé que tuve (me lo regaló alguien, así que me libro de mencionarlo cuando me preguntan cuál fue el primer disco que me compré) se titulaba Bravo y era una extraña criatura que juntaba a Alaska y los Pegamoides con Juan Pardo (su Bravo por la música daba pie al título), José Luis Perales o Raffaella Carrà. Todavía hoy puedo cantar, y lo hago con muchísimo gusto, Una estrella en mi jardín de Mari Trini o la versión de Yuri de Maldita primavera. ¡Qué grandes canciones las dos!

A nivel internacional, la colección más famosa de recopilatorios de este tipo se llamaba y se llama Now That’s What I Call Music, una idea que surgió a principios de los 80 en las oficinas de la compañía Virgin (el título viene directamente de un póster publicitario de beicon danés que adornaba las dependencias) y que no tardó en tener derivaciones en un montón de países. También salieron subproductos ibicencos, veraniegos, navideños, heavies, retrospectivos o lo que se terciase, según la coyuntura comercial y la codicia empresarial. ¡Y así hasta hoy! El diario británico The Times contaba la semana pasada que el más vendido fue el número 44, con 2,3 millones de copias, una cifra que lógicamente se ha vuelto inalcanzable desde hace mucho tiempo. «Now nació como una playlist de éxitos y, 35 años más tarde, tenemos Spotify y Apple Music y todo va de playlists. Al final todo se ha vuelto como Now», presumía en el articulito uno de los responsables de la colección, Peter Duckworth. El número 100 se abre con Calvin Harris y Dua Lipa, pero aprovecha para echar la vista atrás y revisitar clásicos de James Blunt, Destiny’s Child, Oasis, Spice Girls o Bon Jovi (y sí, se trata exactamente de esas canciones en las que han pensado todos ustedes). El mío, mi ejemplar de Now, era el número 5, de 1985: en realidad nunca lo poseí en formato original, pero me lo grabó en cinta mi amigo Juan y de él se me quedaron en la memoria dos canciones, el Out In The Fields de Gary Moore y este bonito Icing On The Cake que les cuelgo debajo, de Stephen Tin Tin Duffy, el exiliado de Duran Duran. También me gustó mucho el Now That’s What I Call Quite Good de Housemartins, claro, pero eso ya es otra historia.

 

 

Temas

colecciones, historia, recopilatorios, Stephen Tin Tin Duffy, Virgin

Por Carlos Benito

Sobre el autor

julio 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031