Canción de la semana: 'Kooks' | Evadidos - Blog elcorreo.com

Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Canción de la semana: 'Kooks'

Y dirán ustedes, con bastante razón: a estas alturas nos viene este listo con una canción de hace cuarenta años. A modo de excusa, les responderé que la culpa es del idioma inglés, porque hasta esta semana no me había molestado en leer la letra de este viejo tema de David Bowie, y soy de esos que se las arreglan decentemente con el inglés leído pero regular tirando a mal con el oído. Kooks está incluida en el álbum Hunky Dory, que contiene dos de los temas más deslumbrantes de Bowie (Life On Mars, que siempre ha sido mi favorita de su repertorio, y Changes), y nuestra canción de esta semana a lo mejor pasa un poco desapercibida en compañía tan insigne.

Estamos ante una bienvenida a un hijo recién nacido, categoría a la que también pertenecen canciones como el Isn’t She Lovely? de Stevie Wonder, el Glory de Jay-Z o el Carmen Celeste de Lagartija Nick. Bowie compuso Kooks cuando nació su único hijo con Angie, ese crío que siempre conocimos como Zowie pero que creció y se convirtió en Duncan Jones, el director de cine que hace cuatro años firmó la estupenda Moon. El propio cantante ha admitido que en aquel momento estaba escuchando a Neil Young y le salió una composición a su estilo, pero lo que a mí me ha enganchado de verdad es la letra. Quizá sea una hipersensibilidad vinculada a la condición moñas de padre, pero me encanta su manera entrañable y un poco desastrosa de plantear la nueva situación familiar. Les voy a hacer una de mis traducciones chapuceras, partiendo de la dificultad del título: kook viene a ser algo así como chiflado, pirado, extravagante, friki, y por supuesto esta canción inspiró el bautismo del grupo The Kooks. Allá vamos:

 

¿Vas a quedarte en nuestra historia de amor?
Si te quedas, no te arrepentirás, porque creemos en ti.
Pronto crecerás, así que haz la prueba
con este par de pirados obsesionados por el romance.

Hemos comprado un montón de cosas para mantenerte abrigado y seco
y una graciosa cuna vieja en la que la pintura nunca se seca.
Te compré un par de zapatos, una trompeta para que soples
y un libro de reglas sobre qué decir a la gente cuando se metan contigo,
porque si te quedas con nosotros vas a acabar también bastante piradito.

¿Vas a quedarte en nuestra historia de amor?
Si te quedas, no te arrepentirás, porque creemos en ti.
Pronto crecerás, así que haz la prueba
con este par de pirados obsesionados por el amor.

Y si alguna vez tienes que ir al colegio,
recuerda cómo echaron a perder a este viejo tonto.
No te metas en peleas con los abusones y los granujas,
porque yo no soy muy allá dando puñetazos a los padres de otros chicos.
Y si los deberes te agobian, los echaremos al fuego
y cogeremos el coche para irnos al centro de la ciudad.

 

Les cuelgo una versión grabada en directo en la BBC junto al escudero de oro Mick Ronson.

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


agosto 2013
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031