Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Otro rock de la cárcel

Cuando pienso en música grabada en la cárcel, me vienen a la cabeza los directos en Folsom y San Quintín de Johnny Cash o los álbumes que Burzum registró entre rejas, esos en los que el black metal dejaba paso a una suerte de folk con tecladillo ancestral. Pero ayer descubrí que un tema que me entusiasmaba en mi juventud también fue grabado parcialmente en la cárcel, o mejor dicho desde la cárcel, y pido perdón si ya conocen la anécdota: me refiero al Sacred Love de Bad Brains, ese grupo estadounidense que llamaba la atención en la escena hardcore porque sus componentes eran negros y porque intercalaban cortes más furiosos con otros de reggae, con una naturalidad que hacía que la cosa pareciese lógica.

El caso es que el cantante, H.R., a quien tienen en la foto, estaba cumpliendo condena por distribución de marihuana y no había dejado grabada la pista vocal del tema, uno de esos que demuestran que el punk también tiene sentimientos. Así que, ni cortos ni perezosos, decidieron grabarle a través de la línea telefónica: H.R. consiguió quedarse solo en la cabina del penal de Laurel Hill, en Virginia, desenroscó el micrófono del aparato para evitar acoples y se puso a cantar: «Sacred looooove, sacred looooove…». La letra, claro, hace referencia directa a la situación («yo estoy aquí dentro, tú estás fuera», y también «visitas tuyas todos los martes») y el resultado me parece fantástico. Por cierto, tampoco tenía ni idea de la existencia de Kein Hass Da, reputado grupo tributo dedicado a versionar los temas de Bad Brains en alemán.

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


julio 2013
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031