Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Un sputnik del pasado

A algunos viejales nos parece que fue anteayer, pero han pasado ya 27 años desde el momento de éxito de Sigue Sigue Sputnik, así que un montón de gente no tendrá ni idea de lo que se esconde tras esas misteriosas palabras. Hombre, a lo mejor algún joven los conoce como productores de Fangoria, pero me imagino que esa tesis equivale a acumular antigualla sobre antigualla y no nos conduce a nada bueno. En fin, Sigue Sigue Sputnik fueron una de esas anomalías que se daban en la música comercial de los 80: un grupo diseñado para conseguir la imagen más chocante del mercado, con una formación en la que abundaban los pintamonas y figurantes, pero también con un tipo detrás que venía de Generation X y sabía lo que hacía. Muchos los consideran pura mercadotecnia, pero me hace gracia que el resultado sonoro de esa supuesta estrategia fuese una especie de versión alienígena de Suicide, como si eso garantizase de alguna manera el éxito que acabaron consiguiendo.

Tony James, el cerebro del asunto, ese tipo que venía de Generation X, lleva unos meses recapitulando la historia de los vistosos SSS. Ha rebuscado en casa de sus padres, ha desempolvado diarios y acaba de concluir el repaso, en el que aparecen cuestiones tan interesantes como el importante papel que tuvo en el grupo su amigo Mick Jones, el de los Clash: fue él quien regaló a Tony un sintetizador PR01 y también quien le consiguió su llamativo space bass: «Mick llegó con un regalo , nos había comprado la guitarra –relata–. Como siempre, me asombró la generosidad de mi amigo. Pinté las palabras ‘Elvis 1990’ en la guitarra y así nació el legendario space bass. Por desgracia, el mito decía que, cuando tocábamos en directo, el bajo secuenciado estaba grabado, porque nadie podía creerse que se pudiese tocar físicamente ese sonido. Pero lo hacía yo, y es esa guitarra la que dispara el bajo sintetizado: creedme, es increíblemente difícil de tocar, porque tienes que golpear cada nota perfectamente y tocar diez milisegundos por delante del ritmo». En la foto tienen a Tony con su cacharro. Y, por cierto, Mick Jones y él han acabado compartiendo proyecto como Carbon/Silicon.

Pero es que, además, el repaso tiene regalo: además de papelotes amarillentos, el bueno de Flash Tony ha desenterrado grabaciones y las ha colgado generosamente en SoundCloud, en descarga libre. Aquí tienen 43 cortes de Sigue Sigue Sputnik en versión bruta, sin cortar, como un rockabilly demente tocado en algún garaje de Venus.

 

Por Carlos Benito

Sobre el autor


junio 2013
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930