Oreja descarriada | Evadidos - Blog elcorreo.com

Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Oreja descarriada

 

Ya saben que Amaia Montero se va por un lado y el resto de La Oreja de Van Gogh, por otro, en una escisión casi tan comentada como la de los duques de Lugo, pese a que buena parte de la población ve ambas separaciones como hechos absolutamente carentes de interés. Voy a decir algo que me llevará de cabeza a las listas negras de los temibles cruzados del rock, pero a mí el éxito arrollador de la banda guipuzcoana me parecía logiquísimo, porque tenían canciones irresistibles -sus estribillos se sitúan a años luz de la mayoría de sus competidores inmediatos, ya verán cuando algún grupo de metal gótico se atreva a versionar Muñeca de trapo– y una buena vocalista, que son dos ingredientes fundamentales para vender muchos discos en su terreno. Las letras sonrojaban un poco, eso es cierto, y la actitud buenrollista y… estooo… pija ahuyentaba a mucha gente con la eficacia del mejor repelente químico, pero me temo que esas cosas son secundarias en un mercado acrítico que aúpa a tipos como Melendi, ese campeón de la solidaridad.

Pero lo interesante llega ahora: ¿quién triunfará más, la Amaia desorejada o La Oreja amputada? ¿Cuál era el factor más importante en su éxito, la voz y la presencia o las canciones? Les animo a opinar sobre este tema apasionante, que sin duda ocupa ahora mismo buena parte de sus pensamientos, aunque no me resisto a recordar un lejano precedente: cuando Vicky Larraz dejó Olé Olé -en la era del tecnopop y, para muchos de ustedes, de los australopitecos-, muchos habríamos votado por ella y no por el grupo. Y, sin embargo, no soy capaz de citar más canciones de Larraz en solitario que Bravo samurái y la versión de Stop In The Name Of Love, mientras que todos sabemos quién ocupó su puesto. Ah, la foto de arriba es de Ignacio Pérez y de 1998. Ilustró la primera crónica importante sobre el grupo que apareció en la prensa, un artículo bastante tremendo de Cubillo titulado La gran apuesta. ¿Y ahora, por quién apuestan ustedes?

Por Carlos Benito

Sobre el autor


noviembre 2007
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930