Idolatría navideña | Evadidos - Blog elcorreo.com

Blogs

Carlos Benito

Evadidos

Idolatría navideña

Se supone que los villancicos ablandan corazones e infunden en quien los escucha un sentimiento casi místico de hermandad e hiperglucemia, pero todos sabemos que, en ocasiones, lo que provocan son ganas de arrasar el centro comercial con un subfusil. En particular, los villancicos modernos son capaces de convertir al más pacífico de los hombres en un perturbado: la vigésima vez que uno oye a Boney M cantando con incansable ímpetu lo de las merry christmas, una semilla oscura empieza a germinar en el alma y las bombillitas de colores se recolocan para transmitir un inequívoco mensaje: “Mata, mata”. Pero, aun con eso, todos los años siguen saliendo unos cuantos álbumes navideños y la gente los compra y pide que se los envuelvan para regalo, supongo que con el propósito de boicotear las celebraciones familiares.

El colmo es que ya no sólo cantan villancicos buenas personas como Raphael o Enya, sino también… ¡Billy Idol! El nexus 6 del punk comercial edita este año ‘Happy Holidays: A Very Special Christmas Album’, con titulazos como ‘White Christmas’, ‘Oh Christmas Tree’ o ‘Jingle Bell Rock’, que pueden escuchar en su MySpace si se atreven. ¿Que ustedes son gente joven y ni siquiera tienen idea de quién es este hombre? Pues miren, Billy Idol empezó en los 70 con Generation X, un grupo punk que todo el mundo da por malillo pero que estaba bastante bien, y arrasó en solitario durante los 80 con himnos de pub de barrio como ‘Rebel Yell’, ‘Dancing With Myself’ o el cover de ‘LA Woman’. En realidad, con una honestidad que le honra, él mismo admite que la idea de grabar un disco navideño ha sido “bastante loca”, argumenta que tiene que pagar facturas y recuerda que, durante dos décadas, ha aprovechado las fiestas para “colocarse”. Ahora, contrarresten el subidón de glucosa con su versión de ‘Eve Of Destruction’, una canción sobre la marcha del mundo hacia el desastre que no estaría mal colar en la selección navideña de algún centro comercial.

Por Carlos Benito

Sobre el autor


diciembre 2006
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031