¿Te cuesta eyacular? | Esto va de sexo - Blog elcorreo.com

Blogs

lurdes y mertxe

Esto va de sexo

¿Te cuesta eyacular?

 

Si os pensabais que el orgasmo del hombre era “coser y cantar…”, estabais equivocados como vais a ver…. o  ¡padecéis!

El no llegar al  orgasmo  no solo es un problema de las mujeres. A la consulta llegan hombres que también tienen problemas con el suyo, unos porque eyaculan pronto y otros porque tardan o incluso no eyaculan.

En la eyaculación precoz el chico eyacula antes de lo que desea. La pareja sexual se queda por lo general a dos velas, a no ser que tiremos de deditos, lengua, juguetitos,… Para él es una frustración, por un lado dejan insatisfecha a la pareja lo cual ocasiona miedo en él y, muchas veces,  enfado en ella y por otro lado casi no disfrutan de la sensación de orgasmo, en palabras de algún paciente aquejado de este problema “es como si orinase”.

Y en la eyaculación retardada tenemos lo contrario. La pareja llega (si es de llegar) a varios orgasmos, lo cual es genial en un principio, pero si él sigue y sigue, acaba irritada y frustrada igual que en el caso anterior, porque ¿a quien no le gusta ver a su churri tan excitado que tenga que parar,…? Y él acaba sudoroso, agotado del esfuerzo físico que supone un coito tan largo y si hay suerte y acaba eyaculando guay, pero si ni siquiera lo consigue,…. malo, malo, la autoestima de la pareja se resiente porque no se ve lo suficientemente deseada… y comienza a disminuir el deseo y la frecuencia sexual para no enfrentarse a estas sensaciones y sentimientos.

En la eyaculación retardada como su nombre indica el orgasmo se retrasa, y hay grados en el retraso. Hay chicos que ellos solos, haciéndose una pajita llegan “cuando quieren al orgasmo”, otros ni así pueden acelerar y hay incluso chicos que no logran eyacular nunca. Y entre esos extremos tenemos los que logran eyacular en presencia de la pareja, ya sea si se masturban ellos y/o si son masturbardos, los que apunto del orgasmo penetran y eyaculan dentro,…y todo un abanico de posibilidades.

Por supuesto cuanto más cueste eyacular en tiempo y esfuerzo y menos se eyacule en presencia de la pareja más difícil y menos expectativas de solución hay. Pero si logras eyacular en su presencia… ¡anímate, haz terapia!

Es verdad también que pueden existir causas físicas que hay que descartar y que explicarían a nivel físico esta patología: la prolactina alta, algunas cirugías de la pelvis, la diabetes, alguna obstrucción en la vías seminales, algunos medicamentos como los antidepresivos o incluso el alcohol podrían explicarlo y solucionando esto… solucionarlo.

Las causas más comunes que encontramos nosotras en Albora Bide son sin embargo psicológicas: el miedo a tener hijos, la ansiedad por complacer, “el miedo a la mujer”, mal aprendizaje.

La pareja puede ayudar bastante a que el problema se solucione, entendiendo que no es porque él quiere, ni porque no se sienta excitado en su presencia, y sobre todo no presionando, ya que se generaría más ansiedad y ésta agravaría el problema.

Todo se puede mejorar. Entrénate. Y resuelve el conflicto psicológico unido al problema

Temas

Por Lurdes Lavado y Mertxe Gil

Sobre el autor


noviembre 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930