¿Fueron buenas las segundas oportunidades en el amor? | Esto va de sexo - Blog elcorreo.com

Blogs

lurdes y mertxe

Esto va de sexo

¿Fueron buenas las segundas oportunidades en el amor?

 

¿Cuántas  cosas podemos decir de esto? Pues muchas y desde distintos lugares. Desde los motivos que se dieron para tener que dar una segunda oportunidad a las razones de quien da la segunda oportunidad y las razones de quien las pide. Y la credibilidad de los participantes.

Hay opiniones de todo tipo, que igual que en las películas las segundas partes nunca fueron buenas… que en las  parejas si se ha roto algo… difícil ya de resolver.  Otros, sin embargo opinan que merece la pena intentarlo.

Y claro, es que la historia  anterior que haya habido también cuenta, si ha sido buena es más fácil que “triunfe el amor” pero si ya había habido mal rollito… esta situación puede ser la que colme el vaso.

Y luego están los motivos de tener que dar una segunda oportunidad. Hay motivos…y ¡¡¡motivos!!!

Y luego está la capacidad de poder perdonar y la capacidad de arrepentimiento. Hay quien dice perdonar y en el fondo aprovecha la oportunidad para machacar al otro y estar todo el tiempo echando en cara lo sucedido. Y luego  hay quien pide perdón y al día siguiente vuelve a las andadas. Los motivos o razones de la separación son determinantes, por supùesto.  No es lo mismo romper por desamor, por mala o nula  comunicación, por adicciones, mal trato, infidelidad, la rutina,… Pero hemos de decir que lo más importante cuando trabajamos en pareja es la capacidad para el cambio de las personas que tenemos delante. Si es posible o no el cambio de actitud o de conducta. Y si el que perdona, aunque no olvide, es capaz de no echarlo en cara, porque aún haya dolor o ganas de venganza. Si estas dos cosas no se cumplen… ¡No te molestes!

No te encadenes a la nostalgia de los buenos tiempos. Eso es pasado y el pasado… pasado está. Vive en el aquí y el ahora. Piensa si el presente es bueno y si lo es a por él, pero si dejó de serlo,… márchate. Date una nueva oportunidad para ser feliz y crecer. Pero crea una historia nueva, la vieja te trajo aquí. Más de lo mismo… trae más de lo mismo. No repitas escenario.

Y ya la segunda oportunidad la das por pena o presión… vas mal. Empoderate de tu destino, de tu vida y responsabilízate para contigo mismo. Es algo que te debes y te mereces.

Si lo que te hace dar una segunda oportunidad es el miedo, la economía,… que sepas que te estás prostituyendo. Atrévete. Siempre no estuvo ahí y saliste adelante, pues ahora igual.

Pero si ha sido un desliz y te hizo “siempre feliz” perdona, cuando se perdona también se crece, si este perdón es sincero y no anulación y sometimiento.

Las parejas han de sacar lo mejor de uno mismo. Si sacan lo peor de ti, ¿qué haces ahí?

¿Por qué darías una segunda oportunidad y por qué no? ¿Y quién se la  merece y quién…?.

 

Temas

Por Lurdes Lavado y Mertxe Gil

Sobre el autor


noviembre 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930