¡Qué bonita es la pasión! | Esto va de sexo - Blog elcorreo.com

Blogs

lurdes y mertxe

Esto va de sexo

¡Qué bonita es la pasión!

En el último post os hablábamos de cómo el alcohol puede apagar la pasión. Ya sabemos que la pasión es muy susceptible de ser apagada por muchos motivos. ¿Cuántas veces os paráis a pensar qué puedo hacer para avivar un poco la llama? Y, ¿cuántas veces habéis pensado voy a hacer esto, que me apetece, ha llegado el momento y por cualquier cosita, ya no lo habéis llevado a cabo? Esto es lo que tiene el deseo, puede aparecer y de la misma puede desaparecer.

Los modos de mantener la pasión viva son muchos y todo lo que se haga por y para ello va  a ser bien recibido. Hay que tenerlo más o menos presente y de vez en cuando sorprender a la pareja y por qué no sorprendernos.

Acordaros que en el encuentro sexual participan todos los sentidos. Pues centrémonos en estimularlos.

Para la vista, por ejemplo, si ponemos una luz baja, nos tapamos los ojos, los dos o primero uno y luego la pareja, lo que estamos consiguiendo es acentuar el resto de los sentidos. Y no se producen las mismas sensaciones si cerramos los ojos voluntariamente, El cerebro se prepara de otra manera si no puede ver. De esta manera dedicaros a acariciar el cuerpo de la otra persona como si fuera la primera vez que lo vieseis. No tengáis prisa. Es un estupendo preliminar.

Podemos estimular el sentido del olfato utilizando algún aceite con feromonas que aparte de hacer que las caricias sean diferentes, las feromonas hacen que se nos active el deseo. También nos podemos echar nuestro perfume favorito en aquellas partes que te apetezca que sean estimuladas de una manera especial.

Con los aceites, cuando estos son comestibles, podemos chupar y así estimulamos el gusto. Y si no, pues lo típico, chocolate, las fresas con nata,… o cualquier alimento, bebida que os apetezca hará que el sabor se acentúe muchísimo.

Podemos deleitar nuestros oídos con una música de fondo que nos guste y que haga subir la temperatura ambiental y corporal. Y también nos ayudará el hablar al oído diciéndole lo que le vas a hacer, lo que te gustaría que te haga, compartir alguna fantasía… Y, cómo no, permítete gemir, gritar… y dejar que salga todo lo que tu cuerpo vaya experimentando.

Si inmovilizamos a la pareja, aquí ya se van a estimular muchas partes del cerebro que, dejándote llevar, vas a pasar un rato más que agradable. El no poder tocar, saber que estás en manos de la otra parte, eso ya calienta motores de manera importante. Y para quien está dominando pues lo mismo. Saber que tienes el poder es un buen estímulo, muy excitante, ¿no? A dar rienda suelta a la imaginación.

Es recomendable también dar importancia al escenario. No hacerlo siempre en el mismo. Y los preliminares empiezan dónde y cuando decidáis: en un bar, en la calle, en el ascensor, en un probador de ropa, en el coche… y el final ya se verá.

Ah, y algo a tener muy en cuenta: los días entre semana también existen, el sexo no es solo para los fines de semana. Esto es reducir muchisímo las posibilidades y al final se apaga la pasión. Buscar y seguro que encontraréis un huequito.

 

 

Temas

Por Lurdes Lavado y Mertxe Gil

Sobre el autor


junio 2014
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30