Blogs

10342497

El córner

Malos tiempos para Ibón Gutiérrez

Hace más de dos meses, cuando el Athletic logró ante la Real su única
victoria en lo que va de Liga -¡quién lo hubiera dicho entonces, cuando
los rojiblancos se pusieron líderes y un exultante Fernando Lamikiz se
puso a dirigir la fanfarria rojiblanca aventurando la posibilidad de
que sus muchachos acabaran la temporada como la habían empezado!-,
buena parte de las miradas de San Mamés se concentraron en un chaval
que debutaba: Ibón Gutiérrez. El joven canterano pasó la prueba con
nota y se ganó la titularidad y unos cuantos adjetivos estupendos. Era
evidente que tenía maneras, buena disposición, visión panorámica y ese
trazo fácil de los jugadores a quienes el fútbol les fluye con
naturalidad.
Los malos resultados, sin embargo, trajeron las angustias y éstas, una
víctima fácil: el nuevo. Titular en cinco partidos, Ibón desapareció
del once cuando José Luis Mendilibar decidió adelantar a Gurpegui.
Desde entonces, ya nada ha vuelto a saberse de él. En un primer
momento, su relegamiento pareció justificado. Al fin y al cabo, el
puesto hay que ganárselo día a día y para ello no sólo hacen falta
buenas maneras sino intensidad y continuidad. Y no sólo eso. También
hay que tener en cuenta que Gurpegui y Orbaiz forman una pareja con
demasiado trapío como para disolverla de repente y al primer capricho.
En realidad, las dudas y los malos presagios sobre el porvenir de
Gutiérrez (del de Endika Bordas mejor no hablar, ya que parece perdido
para la causa) han surgido esta semana. Sancionado Orbaiz y lesionados
o renqueantes Tiko y Gurpegui, Clemente se ha visto obligado a mirar al
banquillo.Y, por lo visto, el técnico de Barakaldo no ha encontrado
nada. Un secarral, oiga. Sólo así se explica que su descubrimiento para
ese puesto clave que los argentinos llaman ‘centrojás’ haya sido Mari
Lacruz, un defensa honrado, fuerte y voluntarioso que lleva una década
demostrando su polivalencia: ha jugado mal en todos los sitios.
Es de suponer que Ibón Gutiérrez estará triste y desconcertado. Ha
quedado claro que Clemente, siempre más sensible al músculo que al
toque, no cuenta con él. Desde este foro rojiblanco uno aconsejaría a
Ibón que sea paciente, mantenga la confianza en sí mismo y, lejos de
venirse abajo, afile su instinto de superación. Y es que, tarde o
temprano, al fútbol siempre acaban jugando los buenos. 

Temas

Por Jesús J. Hernández

Sobre el autor


noviembre 2005
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930