Blogs

Miss Hawley declara la cumbre de Oh Eun-Sun en el Kangchenjunga “en disputa”

El oráculo del Himalaya ha hablado. Elizabeth Hawley, la anciana periodista encargada de otorgar la oficialidad a las ascensiones de los picos más altos del mundo, ha cambiado la consideración de la cima que cosechó la coreana Oh Eun-Sun en el Kangchenjunga hace un año. Según ha explicado a EL CORREO, ha pasado de ser una cumbre sin reservas a estar considerada «en disputa» de acuerdo a la terminología de Miss Hawley. ¿Qué significa esto? Pues que la anciana británica ha encontrado elementos que ponen en duda que Miss Oh pisase la cumbre del Kangchenjunga el 6 de mayo de 2009.

Los acontecimientos se precipitaron el pasado jueves, cuando la notaria del Himalaya realizó la pertinente visita a Edurne Pasaban en Katmandú. Durante la conversación, Miss Hawley cuestionó a la alpinista tolosarra por sus dudas sobre la cumbre, a la que Edurne le expuso todos los argumentos existentes, desde las supuestas fotos de cumbre que no son tales y las contradicciones de Miss Oh hasta las confesiones de los sherpas.

Tras ese encuentro y al ser cuestionada por este periódico al respecto, ayer afirmó reconocer que «la reclamación de la cumbre de Miss Oh en año pasado en el Kangchenjunga es objeto de controversia. Conocí a la Sra. Pasaban hace unos días, y tiene razones claras para dudar de esa afirmación. Ahora me planteo reunirme con Miss Oh cuando regrese y escuchar su versión. Pero, en cualquier caso, creo que la petición de Miss Oh debe ser designada como controvertida» (literalmente en ingles ‘disputed’, se puede traducir como disputada, cuestionada, discutible o controvertida).

Elizabeth Hawley ha detallado también a la BBC cómo se desarrollaron los hechos. «Un sherpa de Miss Oh explicó a mi asistente que ambos alcanzaron la cumbre del Kangchenjunga y no teníamos motivos para dudar de ello, pero mi asistente volverá a entrevistarle cuando vuelva a Katmandú». Este ‘asistente’ es un ayudante en el que Miss Hawley, de 86 años, descarga parte del trabajo. Concretamente, él es el encargado de hablar con todas las expediciones coreanas que llegan a Katmandú, ya que la británica renunció hace tiempo a tratar con ellos debido a las numerosas ocasiones en las que ha tenido problemas para corroborar las cumbres que algunos de ellos decían haber subido.

Críticas desde Corea

Tras descender del Kangchenjunga, Oh Eun-Sun no mostró imágenes de la cumbre. En esos momentos estaba metida de lleno en una vertiginosa espiral de subir y bajar ochomiles (en los meses siguientes ascendió también el Dhaulagiri, el Nanga Parbat y el Gasherbrum I) y no tenía tiempo para nada más. Sin embargo, la polémica comenzó a extenderse en su Corea natal cuando cayó en algunas contradicciones al explicar la ascensión. Como, por ejemplo, no hablar de unas botellas de oxígeno que había en la cumbre y que las expediciones que le sucedieron sí vieron.

Ante las dudas, Oh Eun-Sun ofreció una conferencia de prensa acompañada por uno de sus sherpas. Dawa Wangchuk aseguró que conocía la montaña perfectamente (es la única persona que lo ha ascendido cuatro veces) y que Miss Oh había llegado a la cumbre. Como prueba, la alpinista coreana mostró la foto de cumbre en la que se le veía a ella con la bandera de su patrocinador en medio de la niebla.

Pero un simple vistazo demostraba que la imagen no había sido tomada en la cima. Se observaba junto a ella un mogote de nieve que no existe en la cumbre y su arnés estaba sujeto a una cuerda fija que tampoco existía en el punto más alto de la montaña. La respuesta de la coreana fue que, efectivamente, la foto no había sido sacada en la cima, sino unos metros más abajo porque «la fuerte ventisca ponía en peligro nuestras vidas en la cumbre».

Sin embargo, y en base a una segunda foto de cumbre que ha mostrado la alpinista asiática, Ferran Latorre ha demostrado que la imagen no está sacada unos pocos metros por debajo de la cumbre, sino doscientos metros más abajo.

(Primera foto de cumbre que mostró Miss Oh. El montón de nieve de la derecha no existe en la cumbre y está encordada con una cuerda verde)

Las dudas de Ferran Latorre

Ferran Latorre, que el sábado fue operado del ligamento que se rompió en el Annapurna, puso en duda desde el primer momento la cumbre de On Eun-Sun en el ‘Kangchen’. Nunca lo ha ocultado y ahora aporta nuevas pruebas con una segunda supuesta foto de cumbre.

Según explica en su blog su blog, «cuando hizo cumbre, sobre las seis de la tarde, yo estaba en el campo 3 (7100 m) junto a mis compañeros, sujetando las tiendas para que no volaran. La noticia de la cumbre nos dejó alucinados. Os aseguro que no es nada fácil hacer cumbre a una montaña de casi 8600 metros con un tiempo horroroso después de veinte horas de ataque a cumbre. Así que, al día siguiente, subimos Jorge y yo hasta los 7500 metros para aclimatar un poco y para recibir a los alpinistas, Miss Oh y tres sherpas más, para ofrecerles nuestra ayuda y por supuesto felicitarles. Yo mismo filmé la felicitación sincera de Jorge a Miss Oh, alrededor de los 7400 metros. Al día siguiente, bajamos al Campo Base, y ahí hicimos lo propio».

El alpinista catalán pone en duda también que la foto de cumbre sea cerca de ella: «Si se mira la foto con detalle, se puede intuir que está colgada de una cuerda fija verde, -por la tensión del cordino y por la cuerda fija que le pasa por encima de su pie izquierdo (círculo verde)-. Por casualidad encontré una foto de Asier colgado de esa misma cuerda fija, situada a unos 8350 metros de altura. De hecho, esa fue la última cuerda fija nueva instalada por los coreanos, como ellos mismos han reconocido a Desnivel, pues hicieron una enorme tarea equipando desde el Camp 4 (7600 m) hasta unos 8350 metros. A partir de ese punto, no había más cuerda fija nueva. Además, la cornisa de nieve que tapa a Miss Oh, no existe en las inmediaciones de la cumbre, -repasando mis fotos de cumbre hacia abajo- pero sí en la zona de la diagonal -entre los 8250 y los 8400 metros-».

Y luego está «el sentido común», como dice Ferran. «¿Quién se hace una foto de cumbre, en medio de la tormenta, como aseguró Miss Oh, a pocos metros de la cima? ¿Por qué no en ella?».

Por todo ello, el catalán reclama su derecho a dudar. «Es verdad que tan sólo se trata de dudas y que no se puede probar nada definitivo. El debate está en si tenemos el derecho a dudar. Y si lo podemos hacer público. No es ni la primera ni la última vez que pasa esto en el mundo del alpinismo. Es más, lamentablemente, ha sido casi una constante. Y en esta ocasión, tratándose de una candidata seria a convertirse en la primera mujer en completar los catorce, sabiendo que es el centro de muchas miradas y contando con tantos medios ¿no es justo pedir explicaciones?. ¿Se merecen Edurne Pasaban, Gerlinde Kaltenbrunner, Nieves Meroi y todos los alpinistas del mundo que han renunciado tantas veces a pocos metros de la cumbre, saber la verdad?».

Segunda foto de cumbre (la comentada por Ferran Latorre): además del montón de nieve se ven rocas. Y nuevos detalles de la cuerda fija a la que está encordada.

Por Fernando J. Pérez e Iñigo Muñoyerro

Sobre el autor


abril 2010
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930