Blogs

Manu Alvarez

Bank Notes

La venganza póstuma de Mariano Rubio


En 1994, Juan Pedro Hernández Moltó era el portavoz socialista en la Comisión de Economía del Congreso. El 15 de abril de aquel año, comparecía en la comisión el ex gobernador del Banco de España , Mariano Rubio, para responder a un duro interrogatorio de sus señorías. El conocido como ‘caso Ibercorp’ que le había obligado a dimitir en 1992, había derivado en otras responsabilidades. La principal, la de haber mantenido una cuenta opaca para el fisco, con unos 180.000 euros y bajo un nombre en clave.

Aquel día, el interrogatorio más duro correspondió al hasta ayer presidente de la Caja Castilla-La Mancha. Hernández Moltó puso cientos de kilómetros de distancia entre Mariano Rubio y el PSOE, aquella tarde en la que pronunció la famosa frase: “¡Míreme a la cara señor Rubio, míreme a la cara!”. El diputado socialista recordó que cuando estalló el caso Ibercorp, en 1992, el PSOE le había respaldado. Incluso Felipe González había llegado a asegurar que ponía la mano en el fuego por el entonces máximo responsable del “Banco España”, como lo llamaba el propio Rubio. Las dudas sobre si había favorecido o no a sus amigos eran una cosa. La evidencia de que el guardián del Tesoro defraudaba a Hacienda, era más de lo que se podía soportar.

Ayer por la tarde, casi quince años después, quizá Mariano Rubio, allá donde esté, esbozó una sonrisa malévola al conocer la decisión del Banco de España de intervenir la caja de Hernández Moltó, que se ha convertido en el primer cadáver de la crisis financiera en España. Desgraciadamente, intuyo que no será el último.

Temas

caja castilla la mancha, ibercorp, juan pedro hernandez molto, mariano rubio

Por Manu Alvarez

Sobre el autor

marzo 2009
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031