¿Cómo puedo ir a la Antártida? I. La selección del proyecto | Una científica vasca en la Antártida - Blog elcorreo.com

Blogs

Janire Prudencio

Una científica vasca en la Antártida

¿Cómo puedo ir a la Antártida? I. La selección del proyecto

 

¿Cómo puedo ir a la Antártida? Ésta era una de las preguntas que más nos hacían los niños cuando participábamos en las videoconferencias con los colegios (podéis volver a leer el post que escribí aquí).

Evidentemente yo os voy a hablar de la posibilidad de ir a la Antártida desde un punto de vista científico y dentro del marco de la investigación, pero diariamente nos visitaban cruceros llenos de turistas y algún que otro intrépido velero que parecía imposible que hubiera podido cruzar el Drake. Así que,  si disponéis del dinero para poder hacer un crucero por la Antártida, adelante, yo no me lo pensaría dos veces. No me quiero olvidar tampoco de nuestros amigos del ejército de Tierra y de la Armada, apoyo fundamental en todas las Campañas Antárticas. Por tanto, la carrera militar también puede ser una opción para trabajar en la Antártida.

 

 

Sin embargo, viajar a la Antártida dentro de un proyecto de investigación no es algo que se pueda conseguir tan fácilmente. Actualmente existe la posibilidad de obtener un proyecto de investigación, con una duración de 3 años o una acción complementaria que normalmente duran un año. En ambos casos estos deben de ser seleccionados por el Ministerio de Ciencia e Investigación (actualmente Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación). Cómo os imaginareis sólo aquellos proyectos o acciones complementarias punteros, aquellos que destaquen sobre los demás, serán los elegidos. Como en cualquier proceso de selección de proyectos todo cuenta a la hora de ser elegido: la relevancia del proyecto de investigación, el currículum del investigador principal…

Una vez aprobado el proyecto, se debe aprobar un permiso para trabajar en las zonas de interés para el proyecto. Hay zonas de la Antártida muy delicadas y por tanto, los trabajos que en ellas se desarrollen deben de ser lo menos invasivos posible. Estas zonas son las “Zonas Antárticas Especialmente Administradas (ZAEA)” y las “Zonas Antárticas Especialmente Protegidas (ZAEP)”. Obviamente si no se aprueba tal permiso, no podrá llevarse a cabo el proyecto. En nuestro caso debimos de pedir permiso para la ZAEP-134 que constituía la zona de Caleta Cierva y para la ZAEP-140 que se refería a toda la Isla Decepción. En ambos casos se consideró que era mínimo el impacto ambiental que generaría nuestro trabajo. En todo momento debíamos de llevar encima el permiso de poder trabajar en aquellas zonas, ya que podían solicitárnoslo en cualquier momento. En el permiso están descritas las personas que íbamos a estar en cada ZAEP y la labor que íbamos desempeñar. No fue nuestro caso, pero aquellos proyectos que debieran recoger muestras, deberían de solicitar otro permiso más para la recogida de muestras… Y así con todas las cosas que os podáis imaginar. Todo, todo está muy controlado en la Antártida.

Una vez que se han obtenido todos los permisos y el proyecto está oficialmente aceptado, el investigador principal debe seleccionar a aquellos investigadores que le acompañaran. Así fue cómo conseguí ir a la Antártida, el investigador principal de nuestro proyecto confió en mí para llevar a cabo el seguimiento de la actividad sismovolcánica de Isla Decepción. Pero no basta sólo con la aprobación del investigador principal, debemos de pasar un reconocimiento médico que indique que somos aptos para trabajar en la Antártida.

Pero esto, ya os lo contaré más adelante…

 

Temas

Otro sitio más de Comunidad de Blogs de elcorreo.com

Sobre el autor


agosto 2012
MTWTFSS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031