El último viaje a Montevideo de Ernest Shackleton

 

¿Responderías un aviso que te promete salario bajo y pocas posibilidades de salir vivo?

 

http://viajes.elpais.com.uy/2013/01/16/el-ultimo-viaje-a-montevideo-de-ernest-shackleton/

 

Hoy no agarrarías a nadie y los inspectores de trabajo  te meterían en cana, pero en tiempos de Shackleton respondieron más de 5.000 personas. Los viajes a lo inexplorado y las aventuras, tenían más valor que la propia vida. Esta es la historia que hoy nos trae Alberto Moroy, rescatando a un personaje de los viajes y las aventuras que no debería estar tan olvidado. ¡Si hasta tuvo romances con estrellas de cine!

 

El 5 de enero pasado  se cumplieron 90 años del fallecimiento de Ernest Shackleton Para los mas jóvenes Ernest  (segundo de la izquierda) es un ilustre desconocido, para los que tenemos algunos años, algo habíamos escuchado, en cambio para nuestros abuelos, un ídolo total. Sobre él, ya publicamos algunas referencias que podrán en dos links de abajo  Para tener una noción de quien era este hombre con Mayúscula, basta leer el aviso que publico en 1914 en relación a la búsqueda de aventureros para su expedición a la Antártida.

 

“Se buscan hombres para viaje peligroso. Salario bajo, frío extremo, largos meses en la más completa oscuridad, peligro constante, y escasas posibilidades de regresar con vida. Honores y reconocimiento en caso de éxito.  Con este anuncio en el prestigioso periódico The Times, en 1914, Sir Ernest Shackleton consiguió reunir una tripulación para emprender una de las más apasionantes y por otro lado desconocidas aventuras que han realizado los seres humanos. Tal era el prestigio de Shackleton que más de cinco mil personas contestaron afirmativamente a ese anuncio. ¡Imaginense cosa parecida hoy dia! En la edad dorada de los grandes aventureros como Robert Falcon Scott, Roald Amundsen o Percy Fawcett. Ernest Shackleton ocuparía un lugar de privilegio entre ellos aunque su nombre quizás sea el menos conocido.

 

Un poco de su vida particular

 

Ernest era el mayor de diez hermanos. Estudió en el Dulwich College desde 1887 a 1890. Con 17 años ingresó en la marina mercante donde realiza numerosos viajes a bordo de un velero inglés de tres mástiles. Con 20 años alcanzó el grado de teniente y con 24 fue nombrado capitán. En 1901 se embarca por primera vez con Robert Falcon Scott con destino a la Antártida. En noviembre de 1902, alcanzan los 82° 16′ Sur, el punto más austral alcanzado por el hombre hasta esa fecha. Enfermo de escorbuto, debe renunciar a sus sueños y regresar a Inglaterra.

En 1904 se casó con Emily Dorman, con quien tendría tres hijos -Raymond, Cecily y Edward (Eddie), nacido en 1911. Su matrimonio estuvo salpicado de numerosas infidelidades por parte de Shackleton, la más destacada la relación que mantuvo con la actriz estadounidense Rosalind Chetwynd (Rosa Lynd) que comenzó en 1910 y continuó intermitentemente hasta su muerte en 1922

 

 

Su Historia

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Ernest_Shackleton

 

Ernest Shackleton / Aviso publicado en The Times

 

La “changa” que les prometía Shackleton

http://www.youtube.com/watch?v=qj0fAYiY09A

http://www.youtube.com/watch?v=ff_0nhx-10I

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=oWifZY4oR04#!

El ultimo viaje

Como sus anteriores expediciones tenia “sabor a poco”  se lanzó a la aventura y organizó una nueva expedición antártica a los 46 años, la Shackleton-Rowett. El 17 de septiembre de 1921 zarparon rumbo al Sur. Pero lamentablemente esta vez sería su último viaje. El incansable viajero terminó sus aventuras la noche del 5 al 6 de enero de 1922. En la isla de Georgia del Sur. Shackleton sufrió un infarto al corazón de fatales consecuencias. No pudo pisar por última vez el hielo Antártico

Una fotografía de la nave expedición antártica Quest, en el Muelle Santa Catalina, en Londres

La misma pasando por debajo del puente De la Torre, Londres

La expedición partió de Inglaterra el 24 de septiembre de 1921, pero cuando el barco recaló en Río de Janeiro, Brasil, Shackleton sufrió lo que se supuso un ataque al corazón. Rehusó recibir atención médica y el Quest continuó hacia el sur hasta recalar en Georgia del Sur el 4 de enero de 1922. A primeras horas de la mañana siguiente, Shackleton solicitó en su camarote al médico de la expedición, Alexander Macklin, quejándose de dolores en la espalda y otras molestias. Según contó Macklin, le dijo a Shackleton que había estado haciendo demasiadas cosas y que debía tratar de «llevar una vida más tranquila», a lo que el explorador le respondió «Siempre me dices que renuncie a cosas, ¿a qué debo renunciar?». «Principalmente al alcohol, Jefe», le respondió Macklin. Momentos después, a las 2:50 a.m. del 5 de enero de 1922, Shackleton sufrió un ataque al corazón y murió.110

 

Macklin concluyó que la causa del fallecimiento había sido «ateroma de las arterias coronarias e insuficiencia cardiaca», exacerbado por un sobre esfuerzo en un período de debilidad Leonard Hussey, veterano de la Expedición Transantárica, se ofreció para acompañar el cuerpo de vuelta a Gran Bretaña. Sin embargo, mientras estaba en Montevideo recibió un telegrama de Emily Shackleton pidiendo que su marido fuera enterrado en Georgia del Sur. Hussey regresó a la isla con el cuerpo del explorador en el vapor Woodville y el 5 de marzo de 1922 sir Ernest Shackleton fue inhumado en el cementerio de Grytviken, Georgia del Sur, tras un breve responso en la Iglesia luterana noruega local. Macklin escribió en su diario: «Pienso que esto es como fue el propio ‘Jefe’, solo en una isla lejos de la civilización, rodeado de mares tormentosos y tempestuosos y muy cerca de una de sus grandes hazañas». El 27 de noviembre de 2011 se enterraron las cenizas de Frank Wild justo al lado derecho de la tumba de Shackleton en Grytviken. La inscripción en el tosco bloque de granito que marca el lugar dice «Frank Wild 1873–1939, la mano derecha de Shackleton».

 

1922: Llegan a Montevideo los restos mortuorios de Shackleton para embalsamar

Sus restos llegaron a Montevideo el 29 del mismo mes y al día siguiente fueron embalsamados en el Hospital Militar. El 15 de febrero de 1922, luego de rendírsele los honores correspondientes, fueron llevados nuevamente a Georgia del Sur  Antes del regreso del cuerpo de Shackleton a Georgia del Sur se celebró una misa memorial en la Iglesia de la Santísima Trinidad de Montevideo (Templo Inglés), Uruguay, y el 2 de marzo, la catedral de San Pablo de Londres fue escenario de otro servicio memorial con presencia del rey y de otros miembros de la familia real

Cureña conduciendo el féretro en Montevideo, frente a las tropas que rendían honores

Encargado de negocios ingles agradeciendo los homenajes póstumos

Ataúd embarcándose en el Woodrile, rumbo a las Georgias del Sur

Asi opinaban  Robert Falcon Scott (Famoso explorador)

La muerte de Shackleton marcó el fin de la Edad heroica de la exploración de la Antártida, un período de descubrimientos caracterizado por los viajes de exploración científica y geográfica en un inmenso continente desconocido, llevados a cabo sin las comodidades de los métodos actuales para viajar o las comunicaciones inalámbricas. En el prefacio de su libro The Worst Journey in the World (El peor viaje del mundo) Apsley Cherry-Garrard, uno de los miembros del equipo de Scott en la Expedición Terra Nova, escribe: «Para una organización científica y geográfica conjunta dame a Scott, para un viaje invernal, Wilson, para una carrera al Polo y nada más, Amundsen, y si estoy en un maldito agujero y quiero salir, dame  a Shackleton».

Curioso

Abajo podrán ver la capilla  de la Iglesia luterana noruega en Gyrviken, Georgias del Sur. donde Shackleton fue inhumado en el cementerio local, tras un breve responso en la Iglesia luterana noruega Macklin escribió en su diario: «Pienso que esto es como fue el propio ‘Jefe’, solo en una isla lejos de la civilización, rodeado de mares tormentosos y tempestuosos y muy cerca de una de sus grandes hazañas». El 27 de noviembre de 2011 se enterraron las cenizas de Frank Wild justo al lado derecho de la tumba de Shackleton en Grytviken. La inscripción en el tosco bloque de granito que marca el lugar dice «Frank Wild 1873–1939, la mano derecha de Shackleton».

Un detalle curioso

En el centro el ataúd de Schackleton, si observan la parte de atrás, a la izquierda verán algo parecido a un rostro, a la derecha el mismo ampliado En la foto de abajo, la iglesia vista desde atrás, donde se pueden ver las dos ventanas, en las que fue puesta una  bandera. La de la derecha corresponde a la que deja entrar la luz proyectando una figura con rasgos humanos. La altura de las mismas se elevan alrededor de 3 mts. Resulta poco probable que alguno de sus habitantes, este afuera  curioseando a través de  la ventana, subido en una escalera ¡¡Que es esa figura!!… ¿Ustedes ven lo mismo que yo?

 

Iglesia antes del responso / Rostro humanoide ampliado proyectado a través de la luz de la ventana

Parte trasera / vista/ Frente/ Ubicacion 54°16’47.63″S  36°30’37.17″W

Cementerio Gritviken, ubicacion 54°17’5.82″S  36°30’26.11″W

Ref. Shackleton artículos ya publicados por viajes

 

http://viajes.elpais.com.uy/2009/11/11/a-la-antartida-en-busca-del-whisky-mas-anejo/

http://viajes.elpais.com.uy/2010/06/22/georgias-del-sur-para-adinerados-exoticos/

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.