Archivado en la categoría ‘gente’

Aprendiendo a hostias

Lo que nos hace personas normales es saber que no somos normales – Haruki Murakami   El otro día conocí a un tipo que me hizo un comentario que jamás hubiera esperado. Su aparición en mi vida no es siquiera digna de mención; un amigo de unos conocidos al que acabé queriendo abofetear con la

Entrevistas para currar como un chino

Casi todos los extranjeros residentes en el Reino Central hemos pasado por la fase “profes de inglés de guardería”. Es decir, la fase de ser monos de feria que bailan, brincan y dan palmas mientras cantan que el viejo McDonals tenía una granja, iaiaooooo, mientras los profesores chinos nos ignoran y docenas de pequeños seres

Lo normal, lo nolmal y lo “no-mal”

Estas últimas dos semanas ha estado visitándome uno de mis mejores amigos. Esto, que en sí no tiene nada de “especial” (es decir, que a vista previa no parece extraño o sorpresivo que una persona visite a una amiga que vive lejos, independientemente de lo maravilloso que me pueda parecer el hecho de que alguien

Bajo el cielo (co)chino

Me ha preguntado mucha gente a ver si es verdad que aquel fin de semana de enero la contaminación alcanzó unos niveles brutales. A ver si es verdad que las escuelas cerraron dos días, si salimos todos con mascarilla, si vamos a morir, si se acercan los cuatro jinetes chinos del apocalipsis con sus cuatro

Direcciones en China, o cómo sudar tinta ídem

Releyendo las frases sueltas que escribí hace más de un año para acordarme de los acontecimientos principales de mi confusa vida pekinesa, me he topado con la siguiente frase: “Los niños me tocan las tetas y yo les cuento el cuento de la Happy Beaver”. … … supongo que hay cosas que no cambian, ni

Mi lutina matinal y desplopósitos de año nuevo

Tengo mucho sueño. Chanchancháaaaaan, vaya manera de empezar una entrada. Pero es que es verdad. Levantarme a las seis y media de la mañana me mata mucho, muchísimo, sobre todo las ganas de trabajar. Bueno, en realidad las primeras ganas que mata esta rutina madrugadora son las de salir de la cama. Todos los días

La teoría del embudo y la inesperada catársis

Ayer tuve una sensación muy extraña. Estaba sentada en las escaleras que dan acceso a la cafetería del Instituto Afiliado a la Universidad de Pekín (donde actualmente trabajo dando clases de Literatura, Comunicación y Español), tomando el sol y un café, saboreando ambos a partes iguales, cuando, de repente, me sentí en paz. Ocurrió así,

Para(d) el mundo…

¿Quién no ha escrito nunca una carta de motivación? A ver… sí, me refiero a ese horrendo momento en el que hemos de presentarnos a personas que nos van a prejuzgar aunque no nos conocen de nada, tratando de convencerles de que somos lo más mejor del mundo mundial desde la invención del pan de

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.