Para(d) el mundo…

¿Quién no ha escrito nunca una carta de motivación? A ver… sí, me refiero a ese horrendo momento en el que hemos de presentarnos a personas que nos van a prejuzgar aunque no nos conocen de nada, tratando de convencerles de que somos lo más mejor del mundo mundial desde la invención del pan de molde. Creo que hemos pringado todos.

Pues bien, he aquí la mía. Harta de escribir chorradas y retahílas laudatorias hacia mi persona que no necesariamente casan con mi carácter con el único propósito de masajear el ego de personas aleatorias a las que, reconozcámoslo, les importo un carajo, redacté esta carta de motivación describiendo mi verdadera personalidad. Y ya que ésta es la primera entrada de mi blog (se oyen vítores en la lejanía) ¿qué mejor que explicar un poco quién soy?

Ahí va:

“A quien corresponda:

Si lee mi CV, verá que mi nombre es Silvia Perdiguero. Tendrá mi fotografía, mis detalles, diferentes formas de contactarme. Seré un montón de letras en su pantalla, o en un papel; algunas fechas, una cara sonriente.

Pero soy más que eso.
Leerá: “Excelentes habilidades comunicativas en Español, Inglés y Euskera, desarrolladas durante años de trayectoria profesional en medios de comunicación internacionales (BBC en Irlanda del Norte, TeleMedia en Hungría, EuroParlTV en Bruselas, etc). Grandes dotes para trabajar en equipo con probadas capacidades organizativas realzadas a través de trabajo voluntario (FairTrade) y diferentes proyectos de acción social en Irlanda del Norte con, entre otros, el programa Active Citizens”

Pero soy mucho más que eso.

Disfruto leyendo un buen libro y tratando de escribir uno yo misma. Creo que los cómics son el summon del arte narrativo. Tengo mis propias creencias religiosas. Considero que reírse es el mejor deporte del mundo. Añoro a mi familia y a mis amigos porque están esparcidos por todo el globo. Me encanta cantar y soy artista callejera a tiempo parcial. Me gustan los arcoíris porque, como todas las cosas buenas de la vida, no los puedes tener sin un poco de lluvia. Cocinar me relaja. Leo el tarot. Mis películas favoritas son las de terror, especialmente las japonesas, y odio las comedias románticas – aun habiendo sido capaz de cambiarme de país por amor.

…soy una persona real. Existo. Y realmente quiero que mi existencia tenga sentido.

Estoy llena de sueños, de esperanzas, de heridas por cicatrizar – muchas provocadas por las aristas de mi imperfecta personalidad, aún por pulir. Deseo trabajar duro en la creación de miles de recuerdos que compartir con mis nietos en el futuro. Soy apasionada, trabajadora, abierta de mente, creativa, extrovertida. Activa, versátil y deseosa de experimentar todas las cosas que la vida me pueda ofrecer. En cualquier lugar, en cualquier momento.
Me convertí en educadora y trabajadora social porque resulta que nací en País Vasco y durante tres años viví en Irlanda del Norte. He visto a demasiada gente odiarse porque sí, he recibido abuso racial porque mi inglés no es aún prístino, y estoy harta de todo eso. Quiero aportar mi granito de arena a la titánica lucha que supone cambiar todo eso. Quiero ayudar a la gente a entender que, bajo nuestra piel, todos tenemos un corazón del mismo color.

Me he dado cuenta de que he aprendido muchísimo más viajando e interactuando con gente que en la Universidad. Poseo una licenciatura en Comunicación Audiovisual, pero siempre he encontrado mucho más interesante escuchar las historias de las personas que se cruzan en mi camino que oír disertar a profesores arrogantes que nunca han salido del país. Deslizarme por el mundo, observando, me ha vuelto más comprensiva, paciente, útil y sabia.

A este proyecto puedo aportar mi sonrisa y mi trabajo duro, mi afable personalidad, mi falta de prejuicios, mi sensible y sensata mente y mi extrañísimo sentido del humor.

Así que, si eso es suficiente, me encantaría colaborar en su proyecto.

Atentamente,

Silvia”

 

…así que, si eso es suficiente, bienvenido a mi blog :)

 

En próximas entradas… la “teoría del embudo”, o cómo conseguir verte envuelta en las situaciones más surrealistas. Esta vez desde Beijing.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.