Grândola, vila morena


Un día como hoy, 23 de febrero de 1987, muere el cantautor portugués José Afonso, a la edad de 58 años. Retirado y olvidado por las autoridades lusitanas que lo encumbraron, para abandonarlo más tarde.
Nació en Aveiro, y se crió con sus tíos, aunque a la temprana edad de 3 años, marchó a Angola, donde le esperaban sus padres y hermanos, que llevaban allí dos años.
José Afonso, sintió toda la fuerza del continente africano, y cuando volvió a Aveiro, años más tarde, depositó en las letras de sus canciones todo el amor que sentía por Africa.
 
En 1958, graba su primer disco “ Baladas de Coimbra”, en la que se encuentra “ Niño del barrio negro” canción inspirada en la pobreza de un barrio de Oporto.
Luchó contra la dictadura de Salazar, y en el año 1971, edita “Cantigas de maio” , en la que incluye “ Grândola, vila morena” que se convirtió en uno de los himnos de la Revolución de los Claveles.
La sencillez y calidez de José Afonso, no fue olvidada por el pueblo, pero sí por los que permanecieron a su lado en los momentos álgidos de su vida, y más tarde desaparecieron dejándolo solo con sus recuerdos…
En sus últimos años, José Afonso se retiró a un pueblecito llamado Azeitao (entre Lisboa y Setúbal) y allí, aquejado ya de una atrofia muscular, pasa encamado la mayor parte del tiempo. Sólo le visitan algunos amigos.
 
Actuó José Afonso, por última vez en directo en el año 1983 (Coliseo de los Recreos) en la ciudad lisboeta donde 9 años antes, “ Grândola” se convirtiera en historia para el pueblo portugués.
 
En el funeral de Afonso, se vivieron momentos muy emotivos; detrás del féretro, caminaba el pueblo anónimo, cantando sus canciones y portando banderas y claveles rojos. Pasos más atrás, entre la gente, enmascarados iban algunos políticos que en vida, no se acercaron a José Afonso…
A pesar, de que manifestó su deseo, porque nadie llevara luto tras su muerte, muchas personas vistieron de negro en su despedida.
 
José Afonso, fue un hombre comprometido con su tiempo, íntegro y honesto hasta sus últimas consecuencias.

 
 

 
 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.