Carta a un amor desconocido


 

Procura cuando vengas, cerrar la puerta y descalzarte, para que yo, no tenga que pedírtelo. Intenta, traer tu corazón limpio de otros amores, porque ya no tengo ganas, de acarrear latidos que no sean míos, cuando yo te mire y te reconozca…
 
También te pediría altura, no de talla ni de centímetros, pero sí de alma y espíritu, más que nada, para que podamos caminar a la par, sin que ninguna de las dos se adelante en el camino; dicen que la igualdad en los pasos, termina posándose en el corazón. No sé, si cuando tú vengas, yo estaré cansada de esperarte, pero desearía, que no te demoraras mucho y que fueras consciente de que llevo tiempo asomada a la ventana.
 
Otras manos, que rozaron las mías, dejaron también rosas en la puerta…
 
Me gustaría, que te gustara mi vida, porque es la única que tengo, que comprendieras las formas de mis sueños, cuando intente describírtelos con toda la pasión que he ido acumulando en tu ausencia. Pero, tengo que advertirte también, de mis defectos, tantos como pecas tengo en la espalda:
 
Me gusta estar despierta, mientras oigo los ruidos de la calle…
me delatan mis ganas de vivir atropelladamente…y me preocupo cuando veo a alguien a quien quiero, triste; tampoco podré soportar, que tu piel esté lejos de la mía durante mucho tiempo….en fin, ya ves…pequeñas cosas sin importancia…
 
No me gustaría nada volver a equivocarme. No quisiera sacarme el corazón del pecho si tú no tienes intención de abrazarlo…
 
Esta carta, que hoy te escribo, como una niña a los Reyes Magos, va dirigida sola y exclusivamente a ti, a tu existencia en algún lugar del mundo, muy cerca del mío; ese mundo que llevo dentro y sólo algunos ven.

 

 
 
 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.