Ir al contenido

turismo de pantano

2013 enero 21
por francisco gongora camacho-

Más de 40 coches aparcaban como podían a las once de la mañana del domingo en la carretera de la presa de Ullíbarri-Gamboa. Jarreaba a ratos y no estaba el día para paseos. La tierra está empapada y los caminos se convierten en pequeños riachuelos. No importa. Ahí vamos, a ver nuestro pequeño Niagara. Desde que la Diputación instaló la pasarela sobre el Zadorra para completar la ruta verde perimetral del embalse se ha convertido en un mirador privilegiado y seguro para observar el vertido de 60 metros cúbicos por segundo por 5 de las 7 compuertas abiertas en todo su apogeo. El ruido es ensordecedor, nubes de gotas de agua se elevan hacia el cielo, como nos imaginamos que puede ocurrir en las cataratas de Iguazú. Un verdadero espectáculo gratis total. Si a alguien se le ocurre poner perritos calientes o talos con chorizo en algún aparcamiento, éxito seguro. La romería de gente no paró en todo el día.
La presa de Ullíbarri, como su gemela de Urrunaga es una virguería técnica. Un buen trabajo de ingenería en pleno franquismo –la concesión se hizo en tiempos de la República-que costó muchas vidas, mucho dolor y la desaparición de un paisaje y de ocho pueblos. En su construcción trabajaron 3.500 obreros –se crearon cuatro campamentos-. La mayoría de fuera del País Vasco. Fue el principio de un gran flujo de inmigración. Tiene ya 55 años. Hoy es impensable. No soportaría un análisis de sostenibilidad y menos de seguridad. ¡Está a 7 kilómetros de una ciudad de 240.000 habitantes¡ ¿Se imaginan lo que ocurriría si revienta? Alguien lo ha calculado en menos de 20 minutos anegaría las zonas bajas de Vitoria. Sería una catástrofe.
El agua pone la belleza por fuera y el aire la pone por dentro. Está hueca. Consta de bóvedas y contrafuertes con muros de 3 metros de espesor. Si no hubiera problemas de seguridad, porque es como una fábrica en marcha, sería interesante y muy turístico mostrarla porque los que hemos podido entrar hemos coincidido en que es una maravilla. Tiene 147 metros de largo por 36 de altura

  • trulli

    Muy bonito pero los agentes de la ley denunciando a los que estaban aparcados en la orilla de la carretera yo creo que sobraban, que poca consideración!!!

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.