Ir al contenido

Europa suspende en biodiversidad

2016 mayo 3
por Francisco Góngora

La Estrategia de Biodiversidad 2020 de la UE establece como objetivo final detener la pérdida de la biodiversidad y revertir la degradación de los ecosistemas para el año 2020 en toda la UE. Sin embargo, el balance intermedio de la estrategia publicado hace unos meses por la Comisión Europea pone al descubierto el fracaso de la Unión Europea en el cumplimiento de sus propios objetivos, con muchas especies de fauna y flora todavía bajo la amenaza de la extinción y grandes deficiencias en la conservación de los hábitats, la restauración de los ecosistemas y la adaptación de las actividades económicas a las necesidades de la biodiversidad.

Las conclusiones de la Comisión coinciden con las advertencias que adelantó BirdLife Europa en su propia valoración “Halfway There?”, publicada en mayo de 2015. En este informe, BirdLife concluía que Europa está muy lejos de detener la pérdida de biodiversidad, con un declive detectado en el 20% de las especies y el 30% de los hábitats protegidos por las directivas de conservación de la naturaleza de la Unión Europea. Ambos informes coinciden al hacer especial hincapié en la crisis ecológica que sufren las zonas agrícolas y constatan que han desaparecido más de la mitad de las aves vinculadas a estos medios. Este fenómeno se detecta también en España, gracias a los programas de seguimiento de avifauna de la organiozación SEO/BirdLife, que confirman como especies asociadas a los medios agrícolas, como la golondrina común, la tórtola europea o el sisón común, sufren acusados declives causados por el deterioro ambiental provocado por la política agrícola europea.

Para Ariel Brunner, director de Políticas de BirdLife Europa, “esta revisión confirma nuestro análisis: la UE está fallando a la hora de conservar la biodiversidad”. Y asegura que “mientras Europa no va por buen camino, con esta revisión se confirma que, aplicadas correctamente, las directivas de Aves y Hábitats favorecen la recuperación de especies amenazadas. Por ello la Comisión, en el análisis de la eficacia de estas directivas, debe mantenerse firme ante las presiones de algunos Estados y lobbies industriales”.

Tendencia similar en España
España es el país más rico de la UE en especies, hábitats y ecosistemas, y el que más superficie protegida aporta a la Red Natura 2000 de espacios protegidos. No obstante, según SEO/BirdLife e incluso la propia Comisión Europea, existen en nuestro país una serie de barreras a la conservación efectiva de este importante patrimonio natural:

- Existen carencias importantes de información básica sobre el estado de conservación de las especies, los hábitats y los ecosistemas protegidos en España.
- En consecuencia, los planes de gestión de nuestras especies y espacios protegidos más emblemáticos no identifican con detalle las medidas necesarias para su adecuada conservación.
- Las administraciones competentes no divulgan adecuadamente los valores de los espacios protegidos y no implican suficientemente a los actores locales en su conservación.
- Por parte de las administraciones no hay un compromiso compartido de acometer cambios profundos en las políticas sectoriales, mejorar la calidad ambiental y restaurar los ecosistemas degradados. No se ha asumido con seriedad la importancia de financiar la conservación y gestión de nuestro patrimonio natural como oportunidad económica, sobre todo en las zonas agrarias y forestales, en la costa y en los ríos y otros humedales.
- Como resultado de esta falta de conocimiento, apoyo y voluntad política, España desaprovecha una gran oportunidad de liderar Europa en la conservación y gestión del medio natural en particular y la sostenibilidad en general.

Asunción Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife, explica: “En España tenemos una gran responsabilidad y una gran oportunidad en materia de conservación de la naturaleza. Hemos avanzado mucho en protección y somos líderes europeos, por ejemplo en protección del medio marino. Pero estamos muy lejos aún de hacer bien los deberes correspondientes, bien sea en los Planes Hidrológicos; los Programas de Desarrollo Rural; los planes urbanísticos o forestales, y en la gestión de los espacios más importantes. Tenemos que subir el listón y ganar ambición y rápidez si de verdad queremos dejar nuestro magnífico patrimonio natural en buen estado para las generaciones venideras”.

El pasado mes de julio, ante la posibilidad de que una revisión de las directivas que protegen la naturaleza europea frenara el progreso en su aplicación, más de medio millón de ciudadanos europeos pidieron a la Comisión Europea que respeten y apliquen las esta normativa. Esta masiva reacción popular se convirtió en la mayor respuesta ciudadana hasta la fecha a una consulta pública lanzada desde la Comisión Europea.

Ruiz concluye: “La ciudadanía está hablando alto y claro a las instituciones europeas y los Estados Miembros: más que menospreciar o revisar estas directivas, hace falta redoblar los esfuerzos en su aplicación, cumplimiento y financiación. En estos momentos de una todavía frágil salida de la crisis económica, es una de las apuestas más acertadas que podemos hacer de cara a nuestro futuro común: la de invertir en nuestra verdadera riqueza”.

Cinco aves a las que seguir en 2016

2016 abril 18
por Francisco Góngora

Aunque SEO/BirdLife vela por la totalidad de nuestras aves, para el año recién inaugurado destaca cinco especies necesitadas de una atención especial: sisón común, cernícalo primilla, lechuza común, gorrión común y halcón peregrino

En España podemos encontrar más de 500 especies de aves en todo tipo de hábitats (humedales, montaña, agrícolas, marinas, forestales….) y todas necesitan un seguimiento constante para no perder de vista la evolución de sus poblaciones o la conservación óptima de sus hábitats. De todas ellas, el área de Seguimiento de SEO/BirdLife destaca a cinco, cercanas pero en franca regresión o con una tenue recuperación, que requerirán una atención especial durante 2016. Por estas cinco y por todas las aves en su conjunto, la organización trabajará a lo largo del año que acabamos de inaugurar.

Sisón común
El sisón común (Tetrax tetrax) es un ave esteparia de plumaje críptico, gregaria y muy terrestre. Antaño más extendida por amplias regiones de la geografía peninsular, ha sufrido un gran declive como consecuencia de las profundas transformaciones experimentadas por los paisajes agrícolas, en particular en las zonas cerealistas de secano. En 2016 se realizará por segunda vez un censo nacional de esta especie, con el fin de actualizar su población, distribución y estado de conservación. En él participarán cientos de voluntarios por toda España. Todo un ejemplo de ciencia ciudadana.

Cernícalo primilla
Se trata de una de las rapaces más pequeñas de España. El cernícalo primilla (Falco naumanni) es un habitante frecuente de torres, cortijos, casonas, palacios y castillos situados en regiones dedicadas a la agricultura y ganadería extensivas. Las transformaciones sufridas en el campo durante las últimas décadas mermaron su hábitat y le ocasionaron un acusado declive, aunque en los últimos años su situación parece haberse estabilizado gracias a las numerosas iniciativas y planes de conservación. En 2016 se llevará a cabo por primera vez en España un censo nacional de la especie, gracias al cual se conocerá con detalle su población, distribución y estado de conservación, en el que participarán cientos de voluntarios. Además, dentro del programa Migra de SEO/BirdLife, se marcarán varias aves por primera vez con dispositivos con GPS por toda la geografía española para conocer sus movimientos y rutas migratorias con detalle.

Lechuza común
La lechuza común (Tyto alba) es una rapaz nocturna de pequeño tamaño, de colores claros y con un inconfundible rostro con forma de corazón donde destacan los ojos negros. Su apariencia, acompañada de sus voces chirriantes y estridentes, la han convertido en protagonista de escabrosas historias relacionadas con la muerte y el mundo de las tinieblas, a pesar de su beneficiosa labor como depredadora de roedores. Es una de las rapaces nocturnas de España cuya población se encuentra en declive, y por ello se monitoriza año tras año a través del programa Noctua de SEO/BirdLife.

Gorrión común
El conocido y familiar gorrión común (Passer domesticus) es, tal vez, el ave más extendida de todo el planeta y, sin duda, una de las más exitosas. De tamaño pequeño y colores parduzcos se trata de la especie urbana más cercana, aunque también ocupa otros tipos de hábitats. No obstante, en los últimos años el gorrión común presenta un grave declive tanto en España como en Europa, como se está detectando a través del programa Sacre de SEO/BirdLife. Para dar a conocer la preocupante situación de esta especie se ha declarado del Día Mundial del Gorrión Común, pues además es una especie bioindicadora del entorno más próximo al ser humano: el medio urbano. Ha sido declarada Ave del Año 2016 por SEO/BirdLife.

Halcón peregrino
Una de las rapaces diurnas más conocidas desde la antigüedad es el halcón peregrino (Falco peregrinus), ya ensalzado en el Antiguo Egipto, con el que se representaba al dios celeste Horus. Es un habitante habitual de cortados y cantiles, donde realiza impresionantes caídas en picado a toda velocidad mientras caza. Cada vez ocupa más hábitats, incluidos los urbanos, aunque en algunas zonas sus poblaciones se han reducido a consecuencia de la escasez de presas y de la intoxicación con plaguicidas y otros venenos agrícolas.
En la gran urbe de Madrid, la población de halcón peregrino está en aumento desde que comenzaron a criar en 1994. Desde principios de siglo se está siguiendo la población de forma voluntaria. En el año 2016 se quiere realizar por primera vez este seguimiento como parte de un proyecto de SEO/BirdLife, además de la colocación de cámaras web, y difundir la situación actual de esta especie en las ciudades.

Imágenes de las distintas especies, disponibles aquí

La utilidad de seguir aves en primavera

2016 abril 11
por Francisco Góngora

El seguimiento de las poblaciones comunes en primavera es un proyecto de ciencia ciudadana que ha permitido obtener información inédita hasta ahora en nuestro país y que puede determinar, gracias a estos 20 años de funcionamiento, el conocimiento del estado de conservación de casi todas nuestras especies de aves; especialmente de aquellas de las que hasta ahora no conocíamos el único factor clave que puede establecer su estado de conservación: la evolución de su población.
La organización SEO/BirdLife inicia una nueva temporada del programa de seguimiento de aves en primavera conocido como Sacre. Como novedad para este año, una app (Android – IOS) facilitará a los cerca de 1.000 voluntarios que participan en el programa registrar los datos de campo en tiempo real. Los resultados obtenidos con este programa son la base de estudios de tal importancia como el impacto del cambio climático sobre la biodiversidad o indicadores para evaluar la calidad de vida.

Como es conocido las aves son excelentes indicadores del estado de la biodiversidad, no sólo porque las tendencias de sus poblaciones integran muchos factores ecológicos sino también porque están presentes en todos los hábitats, son muy sensibles a los cambios ambientales y son, generalmente, fáciles de muestrear.

Ciencia ciudadana
“Actualmente participan cerca de 1.000 voluntarios en este programa de seguimiento, y como todo programa a largo plazo es mejor cuanto mayor es el número, pues una mayor cobertura refuerza la información y sus resultados”, asegura Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de estudio y Seguimiento de Aves de SEO/BirdLife.

Se trata de un programa que funciona incluso en otros continentes. A escala europea cada país aporta el indicador para cada especie o grupo de especies y con ello se obtiene un índice europeo de cambio para cada una. El cambio ocurrido en las aves ligadas a medios agrícolas es reconocido por Eurostat como uno de los indicadores de calidad de vida.

A escala internacional ha permitido realizar estudios como el último publicado por la revista Science y en el que ha participado SEO/BirdLife en el que se demuestra que el impacto del cambio climático es similar en las poblaciones de aves en lugares tan separados del mundo como Europa y EEUU.

¿Quién puede participar?
Para participar es necesario reconocer las especies de aves más comunes tanto vistas como oídas, así como comprometerse a realizar este trabajo durante varios años.

Con el fin de facilitar la participación de un mayor número de colaboradores, durante el mes de abril y mayo tendrán lugar en Asturias, Ávila, Cáceres, Madrid, Navarra y Zaragoza cursos gratuitos de identificación de aves por sus cantos y de metodología de censos.

El cambio climático ya afecta a las aves

2016 abril 2
por Francisco Góngora

Existen múltiples evidencias que señalan al cambio climático como la principal amenaza para la biodiversidad. Diversas investigaciones han demostrado que el calentamiento global está modificando los lugares de distribución de las aves o en qué momento regresan de su migración en el sur. Incluso se han sugerido posibles cambios morfológicos frente a climas alterados. Sin embargo, hasta el momento, no existían demasiados estudios que abordasen el impacto del cambio climático sobre las poblaciones a gran escala. Ahora, un trabajo científico publicado por la revista Science y que cuenta con la participación de SEO/BirdLife plantea un sistema de predicción de este impacto y divide a las aves en dos grupos: las que saldrán perjudicadas por el calentamiento global y las que, por el contrario, verán sus poblaciones aumentadas con la subida de las temperaturas.

Los resultados demuestran, por primera vez y de forma real, que el clima está teniendo un efecto similar a gran escala en la abundancia de las aves comunes en amplias zonas separadas del mundo.

El equipo científico, dirigido por el investigador de la universidad de Durham (Reino Unido) Phillip A. Stevens, estima que su sistema predictivo es aplicable, al menos, en el hemisferio norte. “Para trazar el modelo hemos obtenido índices de tendencias de grupos de especies desde 1980 a 2010 a partir de programas de seguimiento. Se han analizado 380 aves comunes reproductoras de Estados Unidos y 145 de Europa, lo que supone el 89% de las aves nidificantes en nuestro continente. En España, por ejemplo, hemos empleado los indicadores de especies tan habituales como el herrerillo, el carbonero o los gorriones”, explica la técnico de SEO/BirdLife y coautora de la investigación, Virginia Escandell.

En concreto, el estudio toma en consideración 96 especies presentes en España. A partir de tendencias poblacionales y modelos climáticos, 59 de ellas se incluyeron en el grupo cuyas poblaciones pueden verse afectadas negativamente por el cambio climático. Las 37 restantes podrían resultar favorecidas.

Entre las que se verían favorecidas se encuentran especies que ya son comunes en nuestro entorno como el agateador europeo, frecuente en bosques e incluso parques, el petirrojo europeo o el pico picapinos, uno de los pájaros carpinteros más extendidos. En el otro extremo, entre las que se verían desfavorecidas, se hallan aves como el escribano cerillo, propio de las campiñas atlánticas -más frías-, que ya está experimentando un declive poblacional. Similar fenómeno viven los ejemplares de collalba gris, más presente en la mitad norte del país. La curruca rabilarga, habitual de los grandes jarales de muchas zonas del centro y oeste peninsular, también experimenta declive en España y, sin embargo, crece en Reino Unido, dado que prefiere climas más fríos.

La investigación parte de la premisa de que el cambio climático no afecta por igual a todas las especies. “Mientras algunas se ven favorecidas, sus poblaciones aumentan y amplían su distribución geográfica, otras se ven perjudicadas: sus poblaciones se ven reducidas y su área de distribución mengua. A partir de las tendencias obtenidas en cada uno de estos dos grupos de especies, las favorecidas y las perjudicadas, se obtiene el índice de impacto climático (CII), que es la proporción entre ambas”, añade Escandell.

Este indicador ecológico, el CII, ha sido admitido como medida del impacto del cambio climático para evaluar el progreso hacia el logro de la meta de Aichi de Diversidad Biológica de la Convención de Naciones Unidas.

Una vez calculado el índice sobre todas las especies analizadas, los investigadores comprobaron que va en ascenso, lo que sugiere un efecto del cambio climático en las poblaciones de aves: aumentan o disminuyen más de lo que cabría esperar en condiciones normales. “El fenómeno ocurre de manera similar tanto en Europa como en Estados Unidos, algo que permite afirmar que las poblaciones de aves comunes de ambos continentes se han visto afectadas de forma similar por el cambio climático en los últimos 30 años”, abunda la técnico de SEO/BirdLife.

“La respuestas detalladas en el estudio pueden ayudarnos a entender los cambios poblacionales de las aves, que también pueden verse afectados por otros factores como pérdida de hábitat e intensificación agrícola”, añade.

Masacre de aves

2016 marzo 10
por Francisco Góngora

 

 

Un estudio científico de BirdLife International ha sacado a la luz una dramática realidad: la muerte o captura de manera ilegal cada año de 25 millones de aves en la cuenca mediterránea, de las cuales ocho millones sucumben en 20 localidades muy concretas. El trabajo,Valoración preliminar del enfoque y escala de la matanza y la captura ilegal de aves en el Mediterráneo, ha sido publicado en la revista científica Bird Conservation International, y ha contado con la colaboración de un elenco de expertos pertenecientes a diversos países y organizaciones de BirdLife, entre ellas SEO/BirdLife. El estudio muestra un análisis detallado del número de ejemplares y de especies de aves afectadas, la localización de los 20 puntos negros donde se realizan estas prácticas ilegales y los motivos que llevan a los delincuentes e infractores a perseguir especies concretas en cada país. Basándose en este estudio científico, BirdLife publicó en agosto de 2015 un informe disponible en la revista The Killing.

Nos quedamos impactados al descubrir que 25 millones de ejemplares de 450 especies se estima que son masacrados o capturados de manera ilegal en la región mediterránea cada año, principalmente por motivos gastronómicos (por considerarse un manjar o para vender como alimento gourmet), pero también por deporte, para enjaular o como señuelos de caza”, explica Anne-Laure Brochet, coordinadora del estudio. “Hay que destacar que ocho millones de éstas aves se matan o capturan en tan solo 20 localidades, y dada la dificultad de prospectar todas las actividades ilegales, se podría estimar que el total podría incluso ascender hasta los once millones”, recalca.

 

Puntos negros de la caza ilegal

Estas 20 áreas se localizan en solo cuatro países: Chipre, Egipto, Líbano y Siria. Destaca la región de Famagusta en Chipre, donde entre 400.000 y un millón de individuos se cazan o se sustraen ilegalmente cada año; y la zona de El Manzala, en Egipto, donde entre 30.000 y 1,1 millón de individuos se cazan o capturan de forma ilegal, cada año, con variaciones dependiendo de la temporada.

Por países, las mayores estimas de aves cazadas o capturadas en le región mediterránea se han localizado en Italia (3-8 millones), Egipto (300.000-11 millones) y Siria (3-5 millones). En el caso de España, según el estudio, se estiman entre 103.000 y 405.000 los ejemplares muertos o capturados de manera ilegal cada año. Mientras que la mayor densidad de aves cazadas/capturadas ilegalmente se produjo en Malta (18-667 aves al año por kilómetro cuadrado), Chipre (146-351 aves/km2) y Líbano (161-335 aves/km2).

A pesar del impacto positivo que la puesta en marcha de la legislación de la Unión Europea en muchos de los recientes Estados miembros, con una cierta reducción de las cifras de aves muertas ilegalmente, según BirdLife, existe una manifiesta necesidad de realizar un mayor esfuerzo por asegurar que la Directiva de Aves se implemente completamente en cada Estado y se cumple de manera efectiva.

Las aves más afectadas por estas prácticas ilegales incluyen a la curruca capirotada (1,2-2,4 millones de ejemplares al año), la tórtola europea (300.000-900.000 ejemplares al año) y al zorzal común (700.000-1,8 millones), entre muchas otras.

Los datos han sido recopilados por las organizaciones que integran BirdLife International en los países ribereños del Mediterráneo, entre ellas SEO/BirdLife que aportó los datos de España, usando una gran variedad de fuentes, que incluyen registros de seguimiento de especies, archivos policiales, publicaciones, informes, opiniones de expertos y los valiosísimos datos aportados por un gran número de centros de recuperación de fauna de todo el Estado, tanto públicos como privados. En muchos casos, los cálculos se extrapolaron de las cifras que se obtuvieron a partir de los datos del número de ejemplares que ingresaban en los centros de recuperación a causa de métodos ilegales de caza o captura de aves, como redes ilegales de captura, disparos, ligas o pegamentos, cepos, trampas, lazos, etc.

El estudio demuestra que la matanza y captura ilegal de aves es un grave y complejo problema de conservación para la avifauna de estos países, practicada con métodos específicos para capturar a estas especies, muy especialmente centrados en un grupo de especies concretas que son el objetivo principal de estas prácticas, aunque colateralmente afectan a muchas otras, y con motivaciones que varían según los países. Por ello, para abordar esta cuestión se requiere una acción a nivel local, regional, nacional e internacional que involucre a las fuerzas del orden, fiscalías, asociaciones de cazadores, autoridades gubernamentales nacionales, las ONG y los instrumentos políticos internacionales.

En este sentido, recientemente se han desarrollado planes de acción nacionales para atajar la matanza y captura ilegal de aves en países interesados como Egipto, Libia y Chipre, con el objetivo de reforzar la legislación y su aplicación, mejorar el seguimiento y apoyar los esfuerzos de conservación sobre especies concretas.

“El estudio de BirdLife International, en el que ha participado SEO/BirdLife aportando los datos del Estado español, es el primero en aglutinar estimas cuantitativas detalladas del problema en el Mediterráneo. Y la identificación de los puntos negros ayudará a priorizar los esfuerzos sobre el terreno para atajar este grave problema que está poniendo en riesgo la supervivencia de cientos de especies de aves”, afirma Nicolás López-Jiménez, responsable de especies amenazadas de SEO/BirdLife.

 

Red Europea contra los Delitos Ambientales

SEO/BirdLife coordina la Red Europea contra los Delitos Ambientales (ENEC en sus siglas en inglés). El pasado año la ENEC presentó una serie de recomendaciones legales para reducir la caza y la captura ilegal de aves acordadas por sus miembros durante el I Taller Europeo contra el Crimen Ambiental. Entre las acciones que se proponen destacan algunas como la necesidad de evaluar la manera en que la legislación penal nacional está sirviendo en la UE para proteger las diferentes especies de aves y de armonizar las sanciones penales en los distintos estados miembros. En este sentido se han detectado las diferentes penas que se aplican a la hora de juzgar un delito contra la fauna en la UE. Otras recomendaciones se refieren a la importancia de mejorar la aplicación de las Directivas de Aves y Hábitats en los diferentes Estados miembros de la UE y de crear redes de intercambio de información entre los diferentes actores implicados en la protección de la fauna.

La Red Natura 2000 estrena serie de televisión

2016 marzo 2
por Francisco Góngora

La Red Natura 2000 estrena serie de televisión 

En España, hay más de 20 millones de hectáreas de suelo protegido por su alto valor medioambiental dentro de la Red Natura 2000. Más de 1.800 espacios, distribuidos por todo el territorio, que son el hogar de buena parte de la biodiversidad del país. También son el lugar de residencia de miles de personas, que trabajan día a día por preservar el patrimonio natural que acoge sus casas y les ofrece una forma de vida. Son resineros, agricultores, bodegueros, hosteleros, promotores de deporte de aventura, arquitectos o chefs con estrella Michelín. Ellos son los protagonistas de la serie documental ‘Red Natura 2000’, producida por SEO/BirdLife para RTVE, que se estrena el próximo sábado, 5 de marzo.
“Pretendemos abrir una ventana a la Red Natura 2000 a través de los ojos de quienes viven en, por y para estos espacios protegidos.  La riqueza de nuestro patrimonio natural no sería posible sin ellos. Con su labor, contribuyen a preservar, en el largo plazo, las especies y hábitats europeos más valiosos y amenazados. Nuestros protagonistas son el ejemplo más ilustrativo de que la conservación de la naturaleza puede ir de la mano del desarrollo socioeconómico”, explica la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.
De hecho, se calcula que la Red Natura 2000 proporciona empleo directo a 12 millones de europeos cada año, además de ofrecer a la ciudadanía servicios vitales -almacenamiento de carbono, calidad de agua y protección frente a inundaciones o sequías, entre otros-, por valor de unos 300.000 millones de euros anuales.
La serie, titulada Red Natura 2000, la vida en los espacios protegidos de España, se compone de 28 capítulos que RTVE emitirá los sábados a las 13:30 en La 2 y cada domingo, a las 9:05, en Radio 5. Posteriormente, estarán disponibles tanto en RTVE.es como en la web del proyecto, natura2000.seo.org. La primera entrega, en la que se entrevista a técnicos y expertos, permitirá que el espectador conozca los beneficios de esta red europea que, solo en España, ocupa el 30% del territorio nacional.
En los siguientes capítulos, los seguidores de la serie se adentrarán en 27 espacios  españoles de la Red Natura 2000, desde las marismas de Urdaibai a la Sierra Norte de Sevilla. Lo harán junto a sus protagonistas, vecinos de estos espacios en los que, además, ejercen sus respectivas profesiones. Los televidentes conocerán a Javier, que logra impresionar a los visitantes de su hotel con el vuelo de las grullas; a Anna, que ha revolucionado la bodega familiar con su apuesta por los vinos ecológicos; o a Rubén, que divide su tiempo entre su trabajo como guarda de la zona y su pasión por la apicultura.
“Hemos buscado a aquellas personas que con su manera de vivir y con su trabajo constituyen el germen de una sociedad nueva, donde todos los elementos que conforman los ecosistemas son capaces de encontrar los equilibrios necesarios para la supervivencia y para la vida que hoy conocemos sobre el planeta”, apunta el director de la serie, Miguel Llorens.
Algunos de estos personajes son conocidos por la audiencia. Es el caso, por ejemplo, del chef Andoni Luis Aduriz, abanderado de la cocina natural desde su restaurante de Errentería. Tampoco pasa desapercibida la voz de la periodista y presentadora de La 2 Noticias, Mara Torres, que ha colaborado desinteresadamente con el proyecto como narradora.
Otros, la mayoría, son personajes anónimos que como miles de personas son los protagonistas directos de la Red Natura 2000, personas que viven y trabajan en el territorio, y que constituyen la primera línea en la conservación de la auténtica riqueza de España.
“Los españoles merecen saber que somos ricos en biodiversidad. Con esta serie, podemos contribuir a que esta idea llegue al salón de nuestras casas. Lo demás vendrá hecho, ya que los beneficios de la Red Natura 2000 hablan por sí mismos. En este caso con más fuerza, si cabe, porque lo hacen a través de la voz de quienes logran que la red sea posible. A ellos va dedicada esta serie y todo nuestro agradecimiento: sin ellos, esta impresionante fuente de riqueza natural no sería posible. Hagamos famosa a la Red Natura 2000: conocerla es querer conservarla”, concluye Asunción Ruiz.
Un proyecto de cinco años
La idea de esta serie se gestó hace cinco años y su producción ha llevado casi 24 meses, en los que el equipo ha viajado de por todo el país para retratar las mejores historias y captar en imágenes la riqueza de la Red Natura 2000 sin que, en ningún momento, se haya producido alteración alguna en el medio.
La serie se ha producido en el marco del proyecto Life+ Activa tu auténtica riqueza. Red Natura 2000, una iniciativa que desarrollan SEO/BirdLife y la Agencia EFE con el apoyo de la Comisión Europea. Cuenta además con la financiación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Fundación Biodiversidad, Red Eléctrica de España y las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla y León, País Vasco, Islas Baleares, Navarra, Castilla-La Mancha, Madrid y Cantabria
Sobre la Red Natura 2000
La Red Natura 2000 es la red de espacios protegidos más importante del mundo. En concreto, abarca más de 27.000 espacios naturales de alto valor ecológico que se extienden por más de un millón de kilómetros cuadrados dentro de la UE.

El declive de la perdiz roja

2016 febrero 15
por Francisco Góngora

Un equipo de investigadores españoles concluyen que la alta densidad de ungulados (ciervos, corzos, jabalíes) en las fincas de caza mayor contribuye al declive de la perdiz roja (Alectoris rufa), una especie que ha perdido un 33% de su población en las últimas décadas. Las conclusiones de su investigación aparecen en el último número de la revista científica de SEO/BirdLife, Ardeola, incluida en la plataforma BioOne y en el top 20 del índice de citación ISI en su especialidad.

El estudio, liderado por José Guerrero-Casado, cuenta con la participación de investigadores de la Universidades de Córdoba y Munich, el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC-CSIC-UCLM-JCCM) y el Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC). Seha desarrollado en nueve fincas dedicadas a la caza en Córdoba, con una extensión media de 2.470 hectáreas. Entre otros factores, los científicos hananalizado la abundancia de carnívoros, de ciervo, de jabalí, las características de la vegetación, la proporción de nidos depredados y la disponibilidad de invertebrados como fuente de alimento.

Según las conclusiones del estudio, la abundancia de ciervos mostró una relación negativa con la abundancia de perdiz en primavera, es decir, a mayor densidad de ciervos menor densidad de perdices. Al contrario, en las fincas donde la perdiz disponía de alimento –hierba, insectos hemípteros…-, las poblaciones del ave mostraron tendencias positivas.

Los investigadores estudiaron las mismas variables en otoño. En esta estación, la alta densidad de ciervos y carnívoros se asoció negativamente con la presencia de perdiz; es decir, cuantos más ciervos y carnívoros hay, y mayor es la tasa de depredación de nidos, menor es la abundancia de perdices en otoño.

Analizando todos estos datos, los autores concluyen que “los resultados muestran que las altas densidades de ungulados podrían afectar negativamente a la abundancia de perdiz debido a una reducción de la disponibilidad de alimento (invertebrados y biomasa de herbáceas)”. Así mismo, el equipo de científicos destaca que “esta investigación ha puesto de manifiesto que los actuales sistemas intensivos de gestión de la caza mayor en el centro-sur de España no son compatibles con la conservación de la perdiz roja, y que por lo tanto, estos efectos deben ser considerados a la hora de definir las políticas para la gestión de la caza mayor y la conservación”.

 

Una especie común en regresión

Según el programa SACRE de SEO/BirdLife, las poblaciones de perdiz roja han disminuido significativamente en las últimas décadas (un 33% entre 1998 y 2013), principalmente, y según diversos estudios, como resultado de la transformación e intensificación agrícola que ha deteriorado sus lugares de cría, reducido su alimento e incrementado la posibilidad de depredación por simplificación del paisaje, así como por la exposición a biocidas, como por ejemplo las llamadas “semillas blindadas”.

A todo esto, se suma un descenso significativo de las poblaciones de esta especie en zonas forestales durante los últimos decenios donde la gestión de ungulados silvestres y su abundancia se han incrementado. La caza excesiva en algunos lugares y la suelta de perdices de granja han sido identificados como otros factores dañinos para la conservación de la especie. 

Mejorar la gestión de hábitats y especies

En la península Ibérica, y particularmente en las sierras del centro y sur, se alcanzan altas densidades de ciervos (por encima de 50 individuos/km2) y de jabalí (hasta los 90 individuos/km2), lo que está provocando un claro impacto en los ecosistemas mediterráneos. Según los autores, “este estudio demuestra la alta sensibilidad de la perdiz roja a estas superpoblaciones de ungulados”.

Otros factores demostrados que explican el descenso de las poblaciones de perdiz es el empobrecimiento de la calidad del hábitat como consecuencia de los cambios de uso del suelo, que incluyen el incremento y homogeneización de amplias y densas manchas de matorral, las reforestaciones con coníferas en altas densidades que impiden el desarrollo de matorrales y pastos, y la carencia de “setos refugio” en las dehesas como consecuencia en ocasiones de una alta presión ganadera.

 

CARPIO, A. J., OTEROS, J., VICENTE, J., TORTOSA, F. S.  y GUERRERO-CASADO, J. 2015. Factores que afectan a la abundancia de la perdiz roja (Alectoris rufa) en cotos de caza mayor: implicaciones para la gestión y conservación. Ardeola, 62(2): 283-297..

El Medio Ambiente, a primera plana

2016 febrero 9
por Francisco Góngora

Las organizaciones ecologistas piden que el Medio Ambiente se sitúe en el centro de las negociaciones para formar Gobierno

Para las organizaciones ambientales y ecologistas Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF las negociaciones para la formación del nuevo Gobierno, encomendadas al líder socialista Pedro Sánchez, deben considerar la justicia social y ambiental en el centro de un potencial acuerdo de gobernabilidad.

Hacia una economía sostenible
Las organizaciones estiman fundamental que el próximo Ejecutivo cuente con una vicepresidencia de Sostenibilidad e incorpore un ministerio específico dedicado al Medio Ambiente. Así, sería posible coordinar todas las políticas con impacto ambiental -desde la industria o el transporte al turismo, pasando por la pesca o la agricultura-, con las medidas que se adopten en materia de Economía y Empleo. Es la única vía para promover un modelo de desarrollo económico sostenible que tenga en cuenta los límites del planeta.

Este cambio de paradigma también debería abordarse con una nueva Ley de Fiscalidad Ambiental que redistribuya la carga de impuestos primando las buenas prácticas que promuevan el ahorro, la restauración ambiental y la creación de empleo ligado al Medio Ambiente. La nueva norma desplazaría la carga fiscal desde el trabajo hacia la contaminación y el consumo no responsable de recursos, y eliminaría todos los subsidios que van en contra de la conservación del Medio Ambiente.

El impulso, a escala europea, de la economía circular y una gestión que tienda a los residuos cero son otros de los puntos que las organizaciones ecologistas apuntan como elementos claves para un futuro pacto.

Hacia un nuevo modelo energético
El potencial acuerdo debería afrontar el giro de las políticas energéticas hacia un modelo que impulse el ahorro, la eficiencia energética y la producción descentralizada de energías renovables, al tiempo que apoya a la ciudadanía en situación de pobreza energética. En este contexto, no hay cabida para subvenciones a combustibles fósiles y es necesario acometer el cierre de las centrales nucleares, tras 30 años de funcionamiento.

El calentamiento global tampoco puede dejarse de lado. Para las organizaciones, el marco idóneo sería una Ley de Cambio Climático que regule de forma estable, previsible y coherente las políticas que afectan al clima e incorpore objetivos ambiciosos para 2030, con una reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de un mínimo del 55%, una generación con renovables de al menos un 45% y un objetivo de reducción en el consumo de energía respecto a 1990 del 40%.

La apuesta por una economía sostenible y por un nuevo modelo energético abriría un nicho de empleo de calidad que hasta ahora no ha sido aprovechado por España.

La tórtola, en picado

2016 enero 28
por Francisco Góngora

 

La tórtola europea (Streptopelia turtur) ha sido la protagonista de 2015 en la organización SEO/BirdLife. Sin embargo, el ave del año que ahora termina tendrá tareas pendientes en 2016: su conservación precisa de un plan de acción que mejore su delicado estado poblacional. En concreto, el número de ejemplares en Europa cayó en un 70% entre 1980 y 2014. En España, donde se analiza su evolución desde 1996, se ha detectado un descenso del 30%. Este declive ha convertido a la especie, que solía ser muy habitual en los paisajes agrarios y forestales de la península, en casi una rareza en algunas zonas de España. El próximo año, SEO/BirdLife presentará una hoja de ruta para la tórtola europea en las primeras jornadas sobre su conservación que se celebran en España, en la que se reunirán todos los sectores implicados.

A lo largo de 2015, y como parte de la campaña Ave del Año de SEO/BirdLife, la tórtola europea ha centrado diferentes acciones de conservación y seguimiento con el objetivo de frenar la pérdida de ejemplares en nuestros hábitats. Entre otras, la organización solicitó al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) su inclusión como “especie vulnerable” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. A  pesar de reconocer el delicado estado, el ministerio rechazó la petición por tratarse de “una especie cinegética”. No obstante, SEO/BirdLife no se da por vencida y su Junta Directiva estudia las vías para recurrir esta decisión.

La precaria situación de la tórtola europea no es una novedad. Desde 2004, figura en Libro Rojo de las Aves de España –elaborado por SEO/BirdLife–  como especie vulnerable. Además, la nueva Lista Roja Mundial de las Aves, publicada el pasado mes de noviembre por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ha reconocido su alto riesgo de extinción y ha elevado su categoría de amenaza, que pasa de “preocupación menor” a “vulnerable”.

El declive se debe a numerosos factores aunque destaca la destrucción y alteración de sus hábitats debido a la intensificación y abandono del medio agrícola. La presión cinegética sobre la especie –se llega a superar el millón de ejemplares cazados al año- también tiene un impacto significativo. Por ello,  SEO/BirdLife ha solicitado una moratoria en los consejos autonómicos de caza en los que participa como representante de las organizaciones ambientales.  Hasta el momento, solo Canarias ha aprobado la propuesta y se suma a Cantabria y a Asturias, comunidades en las que su caza no estaba autorizada.

 Viajeras nocturnas

Su designación como ave del año ha permitido conocer detalles sobre los hábitos migratorios de la tórtola europea. Con el apoyo del Magrama, SEO/BirdLife marcó en 2015 a tres ejemplares adultos con dispositivos de seguimiento de apenas cinco gramos. De esta manera, la organización pudo conocer en tiempo real el viaje anual del ave hasta África, un proceso que ha podido seguirse a través de la web del programa Migra de la entidad.

El seguimiento durante más de 2.300 kilómetros de estos tres ejemplares ha evidenciado, entre otros datos, que las tórtolas europeas se detienen de forma prolongada en algunos puntos de Marruecos que podrían ser de gran importancia para su conservación. Asimismo, se ha descubierto que prefieren las noches para viajar hacia su destino invernal, ubicado en El Sahel.

¿Cómo se elige al Ave del Año?

Desde 1988, SEO/BirdLife distingue al Ave del Año para alertar a la sociedad sobre la situación comprometida de determinadas especies y poner en marcha medidas que reviertan la tendencia. La tórtola europea fue elegida en una votación popular realizada a finales de 2014. Obtuvo el 52% de los votos frente al 28% del alcaudón real (Lanius meridionalis) y el 20% de la perdiz roja (Alectoris rufa).

El gorrión común (Passer domesticus) será el Ave del Año 2016 tras vencer al sisón común (Tetrax tetrax) y al alimoche común (Neophron percnopterus) en una consulta popular que contó con la participación de más de 2.000 personas.

De ‘al gorrión perdigón’ a su necesaria protección

2016 enero 26
por Francisco Góngora

Hace tiempo que no se ven sobre los cielos de Vitoria volar a tanto gorrión. Cada vez hay menos. La organización SEO/Birdlife ya llamó la atención sobre el declive de esta especie tan abundanteantaño  en nuestros pueblos y ciudades que se consideraba plaga y que dio pie al famoso dicho ‘al gorrión, perdigón’. En un artículo publicado en la revista Ardeola  (www.ardeola.org) se cuenta que hubo un tiempo en que los gorriones eran una verdadera plaga y ponían en aprietos a los agricultores.

Concretamente, Luis Miguel Torres-Vila, junto a un equipo de otros siete investigadores de la Universidad de Extremadura y del Gobierno extremeño, ha llevado a cabo un extraordinario trabajo de documentación y análisis de datos históricos a lo largo de cuatro siglos para conocer en qué lugares de Extremadura (según las fuentes oficiales de esa época) se produjeron las “plagas de gorriones(común Passer domesticus, moruno P. hispaniolensis y molinero P. Montanus). El análisis abarca concretamente desde el año 1501 hasta 1900 teniendo como fuente de documentación 12.000 Libros de Acuerdos de 203 archivos municipales. Se encontraron 251 acuerdos sobre “plagas de gorriones” repartidos en 336 años e implicando a 47 municipios. “La mayoría de esos acuerdos (97,2%) fueron repartimientos a los vecinos imponiendo la entrega obligatoria de un número de gorriones muertos en un periodo determinado, bajo pena de multa o cárcel”, cuentan los autores.

Además, los resultados mostraron una variación significativa tanto a escala espacial como temporal en las “plagas de gorriones”, la cual se relacionó con factores ambientales y agroecológicos. El índice espacial mostró valores altos en algunas zonas cerealistas, destacando la Raya, al oeste de Badajoz. Por su parte, el índice temporal alcanzó valores máximos a mediados del siglo XVIII (1741-1779), según los autores “probablemente por ser un período más templado (dentro de la llamada Pequeña Edad de Hielo) junto con una mayor disponibilidad de alimento para las aves relacionado con el aumento de la temperatura. También se examinaron algunos factores sociopolíticos, económicos e históricos que podían haber influido en los índices de plaga”.

El trabajo, además ofrece un análisis histórico que saca a la luz interesantes datos de cómo la Administración autorizaba la caza de especies, que ahora están protegidas, sin ningún tipo de estudio (ni legislación al respecto) sino más bien por considerarlas competidoras directas del hombre en algún aspecto; en el caso de los gorriones porque el cereal forma parte de su dieta. No sería, según los autores, hasta finales del siglo XIX, con la Ley de Caza de 1879, que establecía algunas medidas generales de protección, y sobre todo con el Convenio Internacional de Aves Útiles para la Agricultura de 1902, suscrito por España, cuando la Administración mostrara más sensibilidad en la protección de las aves. Desde esta perspectiva histórica, no hay que olvidar que la lucha orquestada contra los gorriones por el gobierno chino de Mao a mediados del siglo XX por considerarlos perjudiciales para la agricultura desembocó en un problema aún mayor de hambruna ya que la drástica disminución de esta especie en los campos desembocó en la proliferación de plagas de insectos que arrasaron las cosechas.

Actualmente, los estudios de seguimiento de aves realizados por SEO/BirdLife corroboran un declive generalizado de los gorriones en España, muy particularmente del gorrión molinero (con un descenso del 31%) y del gorrión común (-11%), pero también en toda Europa, donde en ciudades como Londres ha desaparecido. No en vano, cada 20 de marzo se celebra el Día Mundial del Gorrión para recordarnos la importancia de esta ave tan cercana al ser humano, indicador de la salud de nuestro entorno, y cada vez más necesitada de medidas de conservación que garanticen la continuidad de sus poblaciones.

 

 
 
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.