Fire D’Antoni!!!

Mi paciencia ha llegado a un límite con este señor llamado Mike D’Antoni, entrenador de Los Angeles Lakers. Me voy a explicar. Los Lakers son uno de los equipos que sigo enla NBA, no es al que más apoyo, pero siempre me alegra que ganen, en gran medida por que allí juega Pau Gasol. Siempre lo he dicho, mi equipo favorito de la NBA, son los New York Knicks, pero la historia de los Lakers, unido a que en mi familia, los que han seguidola NBA, ha sido gracias a aquellos maravillosos años 80 y 90 conocidos como la época del “Showtime”.

Los que no seáis fieles seguidores de la NBA, os preguntareis el porqué de este título. Bueno la cosa es muy simple. La directiva de los Lakers, trato de reventar el mercado este verano, formando el quinteto titular más caro de la liga. A jugadores de la talla de Kobe Bryant, Pau Gasol y Metta World Peace, anteriormente conocido como Ron Artest, este verano se unieron dos nuevas estrellas, o mejor dicho “superestrellas”. Steve Nash, dos veces elegido mejor jugador de la NBAy uno de los mejores bases de la historia de este deporte. Y Dwight Howard, uno de los pivots más dominantes, se unieron a la franquicia angelina. Se trataba de un equipo muy veterano, donde cuatro de los cinco jugadores del cinco titular superaban los treinta años, algo que podría resultar negativo, y que a la postre lo ha sido.

Pau Gasol y Mike D'Antoni / Photo by Andrew D. Bernstein

La temporada la comenzó con Mike Brown de entrenador, su predilección por un equipo defensivo, algo que no es propio de esta histórica franquicia. Brown, ya había fracasado el año anterior cayendo eliminado en los play-offs dando una mala imagen. La directiva aposto por su continuidad, confecciono un equipos veterano, que no encajó, y que a la postra acabo con la destitución del entrenador.

En este momento entró en escena Mike D’Antoni. Un entrenador, que plantea los partidos al ataque, hasta ahí todo bien. Un juego más acorde con la historia de la franquicia, y con el estilo de juego de la conferencia Oeste. También hay que decir, que D’Antoni había sido destituido el año anterior, de mis queridos Knicks. Y otra cosa que no debemos de olvidar, es que no fue la primera opción de los dueños de los Lakers. Trataron que volviese de su retiro Phil Jackson, el entrenado más laureado de la NBA, y que había entrenado a los Lakers dos años atrás. Jackson se negó, o mejor dicho la directiva no acepto sus condiciones, error.

Llego D’Antoni, y la dinámica del equipo siguió siendo la misma, derrotas y más derrotas. El sistema del entrenador no encajaba con el estilo de juego de los jugadores. Tomó extrañas decisiones, como dejar a Gasol sin jugar los minutos decisivos de varios partidos. Ha esto hay que sumarle las lesiones, primero cayó Nash, después Gasol, incluso Howard, de esto no se le puede decir nada a D’Antoni.

La calidad de los jugadores, fue lo que hizo que los Lakers estén en play-offs, objetivo que la directiva le había marcado a D’Antoni para su renovación. Pues bien, el objetivo se cumplió. En el ultimo partido de la temporada regular, pero dejando por el camino a la estrella del equipo. Kobe Bryant se rompió. La carga de partidos, promedio durante la última semana de la temporada más 44 minutos por partido, un jugador que supera los 34 años, y los más de 25.000 minutos de juego a lo largo de su carrera.

Los Lakers están en play-off, finalizaron en séptima posición en la conferencia Oeste, y se están enfrentado a los San Antonio Spurs en primera ronda. Los Spurs ganan 3-0, en una serie al mejor de siete partidos.

La pasada madrugada se disputo el tercer partido, el primero en el Staples Center, hogar de los Lakers. El resultado 89-120, la mayor derrota del conjunto angelino como local en el siglo XXI. Es cierto que faltaban, Bryant (rotura del tendón de Aquiles), Nash (desgarro en el muslo), Blake (rotura de fibras) y Meeks (esguince de tobillo). Fueron titulares Goudelock y Morris, jugadores que apenas han contado en un equipo en el que la rotación era corta, y que semana tras semana cambiaba.

Todo parece asegurar que D’Antoni seguirá, ha logrado el objetivo impuesto por la directiva para su continuación. Otra cosa es saber que pasará con Dwight Howard, será agente libre este verano, por lo que podrá firmar con el equipo que quiera. Y también este en el aire el futuro de Pau Gasol. Sus discrepancias con el entrenador, son bien conocidas por la prensa, ya que ambos han mostrado sus diferencias públicamente, con diversos intercambios de declaraciones.

Mi único deseo para la temporada que viene, en esta los Lakers no tienen nada que hacer, es que haya un gran cambio. Empezando por el banquillo, y continuando por la remodelación de la segunda unidad del equipo, que no esta acorde con la historia de una de las franquicias con más renombre en el deporte mundial.

Por eso uno de mís lemas de aquí ha que se conozca al nuevo campeón de la NBA, va a ser: “Fire D’Antoni”

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.