Ir al contenido

Me encanta la nueva imagen de Esther Cañadas

2013 enero 16

Guapísima. Así es como veo a la nueva Esther Cañadas. La albaceteña acudió ayer a unos juzgados de Barcelona para prestar declaración en un proceso abierto contra su exmarido; y la noticia del día fueron las nuevas curvas que luce la exmodelo. La reina de las pasarelas de los años noventa, o al menos una de ellas, ha ganado peso, no sé si tanto como para decir que está irreconocible, pero sí el suficiente como para que su nueva figura se convierta en una de las noticias más leídas del día en Internet. En nuestra web, elcorreo.com, a primera hora, era lo más buscado por los internautas, por encima del temporal de lluvia en Euskadi, y el último fichaje del Athletic, el portero del Laudio Hodei Oleaga. Y me encanta.

Me encanta comprobar como una de nuestras musas de la belleza puede estar mucho más guapa rellenando con un poco de grasa natural los espacios entre el hueso y la piel que le vaciaron las pasarelas. Estas navidades, mi hija, de seis años, encontró en sus zapatitos un disfraz de princesa de talla 8 (A las princesas les gusta ser ellas mismas). El Olentzero debió pensar que dejándole una medida más evitaría que le quedara pequeño, pero se equivocó. Tuvimos que ir a cambiarlo (en su nombre) y pedir una 10. Está alta, sí, pero no es un problema de altura, sino de que las empresas de la moda siguen sin dar la talla.

Siguen pensando, al parecer, en fabricar niñas escuálidas, por no decir anoréxicas, que les permitan tener dónde elegir modelos cuando los maniquíes que tienen ahora se rompan y, como a Esther Cañadas, les dé por ganar peso. Más de 300.000 personas, la mayoría de ellas mujeres, sufren en España anorexia y bulimia, dos trastornos cuya incidencia se ha multiplicado por diez desde 1980, según explicaron el especialista en Medicina Interna Ricardo Franco y la psicóloga Pilar Puertas en una reciente sesión de Encuentros con la Salud de EL CORREO. Resulta cuando menos curioso que suceda todo esto en un país donde, al mismo tiempo, la obesidad infantil llega al 19,1% de los niños y el 26,1% se ve aquejado de sobrepeso. Son datos oficiales, los más recientes sobre la cuestión, que difundió hace sólo unos días la ministra de Sanidad, Ana Mato.

Como en los foros de Internet cualquiera puede decir lo que le de la gana, oculto bajo la seguridad cobarde que da el anonimato, los usuarios se han dividido entre los que creen que a Esther Cañadas se le ha pasado el arroz y los que pensamos (y lo decimos mostrando nuestra verdadera identidad) que está guapísima, que es ahora cuando realmente comienza su momento. Lo digo no por hacer campaña contra los trastornos alimentarios, sino porque realmente lo pienso así. Ahora, bien, aprovecho las circunstancias y digo lo que estoy diciendo. A comer, como a todo, también se aprende. Y se enseña.

 

 

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.