Ir al contenido

Los ictus de Silvia Abascal y María Escario

2012 marzo 2
por Fermín Apezteguia

 

Me encanta Silvia Abascal. Me emociona escucharla. La última vez que lo consiguió fue con apenas un puñado de palabras, en la gala de los premios Goya. Caminó despacio, de la mano del actor Miguel Ángel Silvestre, y en medio de una lluvia de aplausos, conteniendo las lágrimas dijo: “¡Que alegría estar! Poder estar hoy aquí, de pie, escuchándome fuerte el corazón, poder miraros a los ojos y poder decir gracias. ¡Gracias!”. Si no lo vieron, pinchen el vídeo. ¡Cuántos sentimientos expresados en tan pocas palabras! Días después, tuvimos la suerte de poder escuchar un mensaje similar de la voz de otra superviviente: “He salido sin secuelas del derrame cerebral”, informó la presentadora de Deportes de TVE María Escario, que sufrió un accidente cardiovascular del que todavía está recuperándose.

Vivimos días de ictus. No han sido sólo Silvia Abascal y María Escario. También se han salvado Carlos Larrañaga y Juan Luis Galiardo y ahí anda luchando por la vida, recuperándose según dicen, Miguel Boyer, de quien se cuenta que cuida mucho su vida y hace ejercicio diario, lo que se supone que es el mejor seguro de vida contra el derrame y el infarto cerebrales. Cada día se dan más en nuestro país. La Sociedad Española de Neurología afirma que son unos 120.000 al año, lo que representa uno cada seis minutos. En el tiempo en que esté usted leyendo esto, es posible que alguien en España se haya desvanecido como consecuencia de la enfermedad.

Un tercio de ellos fallece. En total 40.000, pero especialistas como José Álvarez-Sabín, coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN), aseguran que el tratamiento precoz y una atención neurológica especializada permitirían salvar aún otras 6.000 vidas más al año. En el País Vasco, los profesionales siempre se han quejado de que debe mejorarse la atención al ictus, pero han suplido las carencias con mayor dedicación y entrega personal. Faltan recursos, pero la buena noticia es que cada vez se salvan más vidas gracias a los fármacos y a las manos de nuestros especialistas. Si quiere prevenirlo, es fácil. Ya sabe:  no fume, haga ejercicio, coma de una manera sana, controle su tensión arterial… no deje que le amargue ni la crisis.

Un derrame cerebral se ha llevado hoy a Quique Camoiras. Nos deja su grato recuerdo, pero si toca hablar de la enfermedad, prefiero quedarme con lo positivo.

Gracias Silvia, María y todos los demás por sobrevivir al ictus y abrirnos la puerta a la esperanza.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.