Ein Prosit Bilbao: el reino culinario de Tathe


Alize y yo fuimos hace como un mes al Ein Prosit, el restaurante alemán de la Plaza del Ensanche de Bilbao. Sacamos algunas fotos, así que os las muestro.

Es el restaurante de la familia Tathe, los que tienen la charcutería alemana La Moderna. Eso se nota en calidad de las salchichas, que están de rechupete. El restaurante se inauguró en 1999 y desde entonces es todo un referente en Bilbao.

El local está genial, es super animado. Puedes ir a tomarte una cerveza (o una coca cola, que aquí nadie incita al alcoholismo) y pasar un buen rato. Es la sede de la Peña Alemana del Athletic de Bilbao ‘Müller Dani’, así que os recomiendo ver allí los partidos del Mundial mientras picáis algunas de sus raciones en la barra (pedid la bratwurst). Además, si vais a ver alguno de los partidos de Alemania con su camiseta puesta, os darán una cerveza gratis.

Si lo que queréis es cenar sentados, es mejor que reservéis, porque siempre está hasta la bandera. A mí se me olvidó reservar, pero como sólo éramos dos, nos hicieron un huequito.

De primero pedimos una Kartoffesalat (ensalada de patata), que llevaba patata cocida, pepinillo, txalotas y su salsa especial. Parecía una salsa de yogur o una mayonesa muy ligera. Estaba muy buena.

Después, como plato fuerte, Ali se decantó por el surtido de salchichas. Venían tres salchichones, con un poco de chucrut y más Kartoffesalat (no sabíamos que el plato venía con más ensalada de patata, la pobre comió tubérculo para un mes). Una de ellas era una salchicha roja normal Frankfurt, había otra de curry y una Alfred, que no sé lo que es pero que estaba muy rica. Ya me informaré.


Si vais a Alemania, no pidáis chucrut. Es posible que no os entiendan. Por lo que sé (más que nada, por lo que pone en la Wikipedia ), la palabra chucrut deriva de la voz francesa choucrute. Sin embargo, en Alemán (y en mi casa también) a este plato siempre se le ha llamado sauerkraut (pronunciado ‘savacrau’), que significa col agria. En alsaciano se dice sürkrüt; de ahí que la voz francesa haya evolucionada a choucrute y haya llegado a nosotros así. A lo que iba, si vais a Alemania, hacedme caso y pedid Sauerkraut, por si las moscas.

A mí me gusta mucho. Mi abuela y bisabuela emigraron a Alemania a trabajar y estuvieron allí más de 20 años. Mi madre y todos mis tíos nacieron en un pueblo que se llama Mettlach. Mi ama pisó España con 15 años y sus compañeras de clase, aquí en Bilbao, se reían de ella porque no sabía pronunciar la r fuerte. ¡Angelicos!

Bueno, que me enrollo como las persianas. A Alize no le gustó el Sauerkraut. Es algo que si no se ha comido nunca es duro de tragar. ¡Hay que educar al paladar! Yo, encantada, así me lo comí yo.

Yo pedí lomo de ciervo con salsa de setas y pasta. Estaba genial, el ciervo tierno, rosadito por dentro. Quería pedir codillo (¡uuum!) pero era muy grande sólo para mí.

No pedimos postre ni nada, acabamos llenísima. Os dejo la nota:

Somos un poco tristes porque ninguna pidió cervza. Una Paulaner de trigo hubiese regado el conjunto muy bien, pero Alice tenía que conducir y yo me solidaricé con ella.

En la ‘Escala Diana de valoración’ le voy a poner un 8. Muy buen servicio, precio ok y buena comida.

Os dejo la ficha técnica de local:

Ein Prosit
Plaza del Ensanche, 7
94.424.13.11 (Bilbao)
Web:
www.einprosit.es o www.thate.com (gran web)
Precio medio: 20/25 euros.
EDV: 8

P.D. Ahora invito a Alize a que se manifieste por aquí y nos deje un comentario con su opinión y su puntuación en la ‘EAV’: Escala Alize de Valoración.

¡Ah! Se me olvidaba, o enlazo la reseña que podéis leer en elcorreo.com, escrita por Txema Soria. Aquí.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.