Buena cena en Deustoarrak

Ayer tuve cena con la cuadrilla de mi chico en el restaurante Deustoarrak (Deusto, Bilbao). No lo conocía más que de ir a tomar algunas copas y debo reconocer que salí gratamente sorprendida. Me esperaba un lugar pijo con aires de burgués-vasquito de Deusto, pero he de decir que cenamos estupendamente. Me gusta cenar con los amigos de Iker porque suelen elegir buenos sitios. Con mis amigas no suelo a ir a sitios así porque son de las que prefieren pagar menos por la cena y dedicar el presupuesto a cubatas y chupitos (que me parece muy bien ¿eh? otra forma de entender la gastronomía).

No tengo queja alguna del servicio. Para empezar, llegamos bastante tarde, y tuvimos que esperar a los típicos dos tardones de turno antes de pedir. Nadie nos puso mala cara. Una de las camareras nos preguntó amablemente si preferíamos pedir o esperar a los culpables. Elegimos esperar. Tan amable como preguntó, se fue. Yo hubiese pedido sin esperar a los tardones,me parece una vergüenza y una falta de educación tener a quince personas esperando sin un motivo lo suficientemente justificado. ¡¡Anda que no he tenido yo broncas con una amiga que siempre llega a las mil!!

Bueno, que mientras esperamos, fuimos echando un ojo al menú. Los que se habían encargado de reservar, eligieron un menú de dos platos a elegir por 25,50 más IVA. Estas eran las opciones:


De entre los primeros probé un poco de casi todos.
-Los langostinos a la plancha, pues eso. Langostinos a la plancha. Nada que añadir. Bueno sí, que eras seis.
-La ensalada de ventresca, bastante bien. Llevaba cebolla cruda, que a mí no me hace mucho chiste, pero se dejaba comer.
-El revuelto muy bueno. Casi me arrepentí de no haberlo pedido. Llevaba ajetes, delicioso. Lo malo es que tardaron muchísimo en traerlo, y los tres que lo pidieron tuvieron que esperar un buen rato.
-Las pencas tenían un aspecto excelente. Como no como queso, no las pedí, pero me hubiese gustado si fueran sólo rellenas de jamón. En mi casa las preparamos a menudo.
-Yo elegí las alcachofas con almejas y no me arrepiento. Las alcachofas tiernas, tiernas y la salsa, muy rica. Os lo recomiendo.
-Tampoco vi a nadie con hojaldre de bacalao. No tuvo mucho éxito.

De los segundos:
-El confit de pato al oporto fue lo que comí yo. Realmente sabroso. El pato estaba tierno y jugoso, nada seco. La salsa de oporto era ligeramente cremosa y con un tono dulce (como tiene que ser), sin llegar a empalagar tipo salsa kebab. Además,tenía una uvitas confitadas. Muy bueno.
-Iker pidió (cómo no!) solomillos con salsa de queso. Es más, aburrió a la pobre camarera hasta que le trajo un bol con salsa de queso extra. También nos trajeron patatas fritas extra, porque las que venían con los platos eran muy escuetas, y todo el mundo quería mojar en sus salsas. Me pareció todo un detalle, aunque he de decir que las que trajeron como extra eran congeladas. Las que venían con los platos eran naturales. Volviendo al solomillo, se ve que gustó mucho.
-El entrecot a la plancha también estaba bueno. Carne tierna y no demasiado hecho ni crudo. Buena elección si vais.
-Del rodaballo y la merluza no sé nada. Por lo que se ve, en mi zona de la mesa éramos eminentemente carnívoros…
-Una chica pidió la dorada y dijo que muy buena. No me animé a pedirla porque la perspectiva del confit de pato era excelente.

Aún no he llegado a enterarme de sí nos cobraron el lambrusco o entraba en el menú, aunque creo que no lo cobraron.

Como postre, no tenían tarta de queso (craso error), aunque sí «una tarta de frutas del bosque que se parece a la de queso», aseguró la camarera. En el blanco de los ojos, añadí yo. Tarta de chocolate, flan, helado, tarta contesa… Pasé. Me pedí un valenciano. Se supone que no podían cambiarlo por el postre, pero hicieron una excepción. No sé si sumarles medio punto por hacer la excepción, o restarles uno entero por negarse a cambiar las tartas y los helados por un valenciano. ¿Dónde se ha visto? He de decir que el valenciano que me trajeron era de risa. Pequeño, pequeño, pero, al menos, estaba rico.

Lo que sí nos cobraron fueron los cafés y las copas. O eso creo. No tuve oportunidad de ver la nota,vamos que ni la olí. Siento no haber podido traer la foto de la cuenta, que se estaba convirtiendo en un clásico en este blog. Pero pagamos 31 euros por cabeza.

Ayer cuando llegué a casa hice una cuenta mentalmente. Si el menú costaba 25,50 más IVA, (o sea 27,28) y nos cobraron 31 euros, eso quiere decir que pagamos 3,72 euros más de lo debido. Supongo que eso responde a las copas y al café. O bueno, no lo sé. Pero me parece buen precio en relación con la comida.

El local está ambientado en el medievo y la decoración es muy bonita. Todo muy limpio, y eso

Os dejo la ficha del local:

Deustoarrak Restaurante
Avenida Madariaga, 9
Bilbao
Bizkaia 48014
Teléfono:944757154
Web: http://www.deustoarrak.com/
Precio medio: 25-30 euros

Puntuación: En la ‘Escala Diana de valoración (EDV)’, siendo cero lo más bajo, diez lo más alto, y cinco la mitad, le voy a dar un 8 . Al final sólo les he restado medio punto por lo del valenciano…

La web es bastante mala, pero al menos, tiene.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.