Cabeza

Buenos días hermanos.

Cabeza

No podemos mirar para otro lado, el alud se nos viene encima irremediablemente; en poco más de una semana estamos rodeados de espíritu navideño por todas partes. Ese parque temático de la fe y los buenos sentimientos nos espera con sus luces parpadeantes y sus sombras inherentes. ¡Es Navidad! Y ya que estamos abocados al encuentro fraterno en torno a la mesa, este año más que nunca, debemos vivirlas con cabeza. Sí, porque quiero recordarles, queridos cómplices, que las gambas y los langostinos tienen cabeza. No sólo la tienen, algo evidente si atendemos a su desproporcionada anatomía, sino que, chupando con ganas y con fe, de ella se puede extraer algo de sustancia. En ediciones anteriores, cuando la crisis era solo un presagio, todos hemos obviado la testa del marisco, fuera de gambón, de gamba, de langostino o de camarón, pero, ahora, toca aspirar con fuerza porque no estamos en condiciones de desaprovechar parte alguna de los frutos del mar. Efectivamente, en esas montoneras de cabezas que acostumbramos a crear en nuestros platos de los días señalados, está la solución a la crisis. Si hasta el rabo todo es toro, como reza el dicho popular, hasta la cabeza todo es gamba. A nadie escapa que la cola es la parte más atractiva, esto ocurre en alguna otra especie animal, por su generosidad cárnica más que nada, pero eso lo dejaremos para los tiempos de esplendor, que llegarán si hacemos bien los deberes. Es momento de regocijarnos con el chupeteo, de rebañar el plato hasta sacarle brillo, de honrar a la miga del pan y de apurar hasta la última gota de la copa. Si viviéramos la vida como si estuviéramos en una posguerra, probablemente, nunca más habría una guerra. ¡Ah! Por descontado, este año, nada de meternos un polvorón en la boca con el simple propósito de intentar pronunciar el nombre de la capital de Aragón para regocijo de nuestros compañeros de mantel. Un polvorón, hoy más que nunca, es un manjar, puede que harinoso y previsible, no lo niego, ahora bien, cumple como postre y es de agradecer. Si aprovechamos lo que hay en las cabezas, saldremos de la cola. Pasen buen día.

Un abrazo de osoooooooooooooooooo

Fósiles

A ver, paleontólogos y sus defensores. No me toméis tan en serio, no me halaguéis con vuestra atención. Yo soy un cómico con derecho a réplica (la que parece que no aceptáis, ni siquiera irónicamente, muchos doctores de las diferentes iglesias). Os cuento cómo vivimos algunos gremios menores, los payasos, por ejemplo. Hacemos libros, canciones, programas, películas, obras de teatro, etc., después, muchas veces, escuchamos: <<qué tontería mas grande>> Esto es el pan nuestro de cada día. No tenemos derecho, ni siquiera, a que se sospeche que pueda haber un trabajo previo de investigación o estudio para llegar a nuestras conclusiones. Que sepáis que nosotros, al igual que todo hijo de vecina, tenemos nuestros yacimientos y nuestras horas de brocha antes de llegar a los tres huesos que vender. Somo parecidos.

Yo personalmente nunca he recibido una beca, una subvención ni una ayuda institucional; vivo gracias a que hay gente que me quiere escuchar y paga por ello. Sin red ni padrinos, ni ciencia que me ampare ni defienda, a pelo. Lo que se conoce como la trinchera. Os animo a probar, es excitante, aquí me encontraréis, como un vendedor de crecepelo en el lejano Oeste, dando gritos para vender agua embotellada. Bajad a la arena y veréis que, aquí abajo, mis palabras suenan diferentes; incluso os parecerán cercanas. Yo soy un dinosaurio vivo. Y, en unos añitos, que pueden ser miles, todos seremos fósiles descubiertos por paleontólogos. No somos mas que un segundo de cosmos, no merece la pena creerse la razón de uno. Pase buen día.

Oído tirón

Sí, Mari Luz, me ha llegado el tirón de orejas, de moral, de conciencia y de todo lo que se me remueve por dentro. Este blog fósil revive cada vez que lo regáis con comentarios, yo, no soy más que un arqueólogo sin fronteras, y sin mucho tiempo todo hay que decirlo. Te mando un beso grande y te dejo el artículo de mañana como primicia, con perdón de mis jefes. Hoy manda Mari Luz. (Esto del emoticono es un intento de agradar con lo primero que tengo a mano)

Parte

-Doctor “Ilusión”, ¿cómo me ve? – Mire, no le quiero engañar, usted no está para tirar cohetes, la cosa se le está complicando de mala manera. –Me da usted un disgusto. –Bueno, se lo venimos anunciando a través de las noticias día sí, día también, no creo que el asunto le pille desprevenido. Y si le sirve de consuelo, le diré que el desastre es general, vamos que estamos hablando de pandemia. – ¿O sea que me he contagiado? –Sí, lo podríamos explicar de esa manera, una especie de contagio; para ser más exactos, le diría que todos somos portadores de la crisis y, ahora, la estamos desarrollando plenamente. –Pero yo tengo unos ahorrillos en el banco y un plan de pensiones, ¿no es suficiente para estar tranquilo? –No hijo, no, eso es papel mojado, es el sistema el que está agonizante, usted no tiene nada, son dígitos sin más. – Bueno, le confieso que, debajo del colchón guardo un fajo de billetes de quinientos. –En dos telediarios se devalúan, como ocurrió en Argentina, ya puede ir tirándolos a la basura. –Leches, pues tendré que comprar oro, que parece que es el único valor seguro de cara al futuro, eso nunca fallará. –No se fíe de los anuncios. ¿Qué oro se cree que le van a vender a usted, alma de cántaro? Casi sin quilates, cuando lo quiera vender se lo van a pagar a precio de chatarra. Con esto del oro ocurre lo mismo que con las drogas, las de buena calidad están reservadas para las clases influyentes. –Me deja de piedra doctor, no pensaba yo que estuviéramos tan desprotegidos. –Fíjese, si ha habito que salir al rescate de un país entero como Irlanda, con sus recursos y sus gaitas, ¿cómo van a pretender salir adelante los ciudadanos? – Por lo menos, nos podrán rescatar algún día. –No, no se haga ilusiones, primero están los bancos, que serían como los hospitales de la economía, ahí se va a ir todo el presupuesto. –Prefiero morirme. –No se lo aconsejo, sale caro, piense en sus familiares. Aguante y colabore con las indicaciones de las autoridades. Y no se me queje, que esta semana no es de las peores, le recuerdo que tenemos un Barsa- Real Madrid que llevarnos a la boca. Pasen buen día.


Aceptamos pulpo como…

Paul

Vayan por delante mis condolencias para toda la familia de cefalópodos que pueblan los océanos y las peceras del mundo. Ayer falleció el pulpo Paul, el animal al que le atribuimos poderes adivinatorios, durante el mundial de Sudáfrica, porque la casualidad se alió con su existencia cefalópoda. De acuerdo, vamos a dejar abierta la puerta del misterio y no descartemos la posibilidad de que el pulpo tuviera parentesco con Rappel, sea como fuere, la noticia es que ayer murió un pulpo. Para ser exactos, habría que decir que ayer fallecieron, tentáculo arriba tentáculo abajo, millones de pulpos en todo el mundo, como ocurre todos los días, y nadie se acuerda de ellos, salvo en el momento de metérnoslos a la boca y saborear su carne gelatinosa acompañada de un ribeiro. La grandeza de este animal acuático, de Paul, es que yo, ahora, esté escribiendo un artículo sobre él, y que usted lo esté degustando con sumo interés, detalle que agradezco. Porque, fíjense, si ya es difícil para un ser humano, que no esté relacionado con Belén Esteban o con la alcaldía de Valladolid, destacar y brillar con luz propia en la maraña de nombres y datos que nos trae la actualidad; imagínense para un simple pulpo en cautiverio. Hay que ser justos y reconocer que el bicho tuvo mérito, mucho más que la oveja Dolly, que Copito de Nieve, Lasie, Imperioso, Moby Dick, o cualquiera de los animales a los que los humanos hemos ido bautizando a lo largo de la historia. De todas formas, admitiendo lo singular del caso y teniendo en cuenta su aportación al surrealismo, yo dejaría descansar en paz a Paul y no me plantearía la película con su vida, ni pondría su nombre a ninguna calle de Fuentealbilla, el pueblo en el que nació Iniesta, ese chico que logró materializar la predicción del difunto de ocho patas. Como mucho, y en señal de duelo, hoy 27 de Octubre (día en el que nació su siervo escribiente hace cuarenta y un años) quitaría el pulpo de los menús de los colegios. Más que nada porque a los niños les podría causar un trauma, habiendo berberechos en lata, no es necesario arriesgar. Pasen buen día, yo también.

Buenos días hermanos. Hoy es mi compleaños, lo quiero compartir con vosotros también, porque os considero parte de mis buenos sueños. Gracias por las muestras de cariño. Abrazo de osoooooooooooooooooooooooooooooo

Aupa!

Buenos días hermanos, aquí dejo el artículo de hoy, calentito. Yo me meto a la cama que mañana tengo tute. Asomaremos la cabeza y a ver si no nos la cortan. Antonia 3 con la Hispania de los cojones, y Tele Esteban 5 con los morreos del principito y la del telediario, nosotros al contrataque con un balón y tres pelucas. En fin, que lucharemos hasta el pitido final.

Wikileaks

Si al leer esta palabra “Wikileaks” ha sentido usted palpitaciones, sudoración fría, o ha corrido hacia su caja fuerte para ver si alguien la hubiera forzado, es señal de que tiene algo que ocular – algo gordo, se entiende, de interés general, de amorío prohibido para arriba-. O lo que es lo mismo, está usted en el punto de mira del citado portal. Para que lo entiendan todos los lectores, Wikileaks es un portal de Internet a donde llegan documentos secretos para que dejen de serlo. Es decir, que si alguien tiene algún secreto que no quiere llevarse a la tumba, lo mejor que puede hacer es enviarlo allí; tarde o temprano, cuando más escueza al sistema, lo airearán a los cuatro vientos. Antiguamente, la tierra de la tumba tapaba la verdad y la mentira seguía viviendo hasta que le llegara “su tierra”; los papeles se quemaban y las pistas se borraban con incendios o bombazos. Se suponía que Dios o similar se encargaría de juzgar el caso y decidiría sobre la pena o la gloria del difunto. Hoy en día, tenemos Internet, una posibilidad para que los espíritus hablen a los vivos y nos recuerden que el mundo lo controlan cuatro magnates despiadados que serían capaces de cualquier barbaridad con tal de que sus fortunas sigan expandiéndose. En otras palabras, que nos han pasado el marrón a nosotros los simples peatones; ahora, Dios somos todos, eso sí, sin superpoderes ni licencia de milagro. Tenemos la información, la oficial que pagamos con el precio del periódico, y la secreta que mana de Internet, pero claro, no sabemos que hacer con tanta verdad. Me llamarán romántico, pero me parece más efectiva la revelación que llega vía aparición mariana. Sí, porque añade el componente de la fe y del misterio; necesidades básicas de nuestra existencia. Porque esa es la pregunta que todos nos estamos haciendo: Si todo está podrido y no somos mas que unas simples cobayas de un gran laboratorio de avariciosos, ¿en qué y en quién creer? La respuesta la iré desgranando a lo largo de los miles de artículos que nos quedan por compartir. Pasen buen día. Ah, el bueno de esta película es usted.

NOS SEGUIMOS ENCONTRANDO POR AQUÍ. UN ABRAZO DE OSOOOOOOOOOOO

Vivo

Bueno, no es mucho, pero un saludito no puedo racanear.

Holaaaaaaaaaaaaaaaaaa hermanooooooooos

Aquí estoy encarcelado por mi agenda y mis obsesiones que confundo con obligaciones. Yo era libreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

La niña

Buenos días hermanos. Aquí me hallo, tecleando, empujando el lunes. A mi huella digital, hoy le aportaré este articulillo, no es mucho, pero es algo. Me voy a concentrar para la embestida nocturna. Abrazos y besos por doquier

La niña

Desde aquel febrero del año dos mil ocho, en el que Mariano Rajoy, en un alarde poético sin precedentes en su dialéctica, nos hablara de “su niña”, miles han sido las interpretaciones y lecturas del mensaje. No contentos con la posibilidad de que solamente estuviéramos ante una metáfora más o menos oportuna, los cazadores de tesoros y los buscadores del Santo Grial en paro desempolvaron sus hábitos aventureros y emprendieron la búsqueda de la persona que encarnara a la famosa infanta. Se recorrieron bosques, valles y terrenos cultivados; se indagó en poblados, ciudades y caseríos, hasta que la fatiga y la falta de señales hicieron mella, provocando el abandono de la noble causa de los caballeros y los caza recompensas. No tardó mucho la historia en convertir el caso de la niña en una de las miles leyendas que se quedan atrapadas en el tiempo al igual que le ocurriera a la espada Excalibur, presa de la piedra. Ni siquiera la tradición oral más chismosa y nostálgica se hacía ya eco de la niñería de Mariano, hasta que llegó ella, cual reina artúrica, a desentrañar el misterio. Yo era la niña de Rajoy, he nacido, me llamo Belén Esteban y votaré al PP. Se cierra el círculo y todo cobra sentido, el cosmos vuelve a ordenarse y la parodia se postula como una nueva religión. Lo más curioso, por no decir bochornoso, de la trama Esteban es que se le ha dado tratamiento de “tema” en algunas tertulias de afamados comentaristas políticos con aspiración a sentar cátedra los sábados por la noche. Para sonrojo de la audiencia, por mi representada, se contemplaba la posibilidad de que la “princesa del pueblo” pudiera ocupar cargo público, incluso, se le llegó a sentar en el congreso de los diputados, entre risas y suposiciones banales. Sí, rían, rían, sus señorías, que se empieza por darle alas al cuto y acaba por volar. Déjenme jugar al disparate a mi también: ¿se imaginan a Belén Esteban negociando con la banda terrorista o decidiendo si hay que permitir el trasvase del Ebro? ¿Se imaginan a Berlusconi presidiendo un país de la Unión Europea? Bueno, pues no tentemos a la suerte. Pasen buen día.

Fondo

Hola hermanos. Lo primero que quiero hacer es agradecer a Mikel su presencia en nuestro primer programa de UYYYYY. Gracias hermano, no fue un buen programa – así lo entiendo yo – los inicios no son fáciles, las buenas intenciones están ahí, pero cuesta materializarlas. Estoy convencido de que el siguiente será mucho mejor. Nos visitan Javi Martínez y Fernando Llorente, dos monstruos.

Volveré a parecer un gnomo, porque estos dos son unas torres de aupa. En fin, el buen perfume siempre se a servido en frasco pequeño ¿no? El que no se consuela es porque no quiere.

Os dejo el artículo de hoy.

Fondo

Dice el presidente Zapatero que <<el precio de la vivienda ha tocado fondo>>; lo afirmó en una entrevista concedida a la CNBC, uno de esos canales que están en el número ciento y pico del zapeo de la TDT. Por si le he pillado falto de reflejos mentales, le recuerdo que el “presi” nos estaba diciendo que los pisos no van a bajar más, o sea, que van a empezar a subir a partir de ya. Una declaración de guerra en toda regla a la esperanza de los mileuristas y demás ciudadanos de esos que todavía se agachan cuando ven un céntimo de euro. Por lo visto, los bancos ya se han recuperado del susto y, ahora, nos toca asustarnos a nosotros. No se preocupen señores banqueros, la inversión en urbanizaciones de lujo y ladrillos a pie de costa, la van a recuperar sí o sí. El “Homo Hipotecantis” es incauto y olvidadizo, en cuanto escuche dos o tres declaraciones de José Luis a la CNBC o la BBC, en tono triunfalista, saca el dinero del colchón y arrima el hocico al cepo de la segunda vivienda. No sabemos cuanto tiempo pasará hasta que la vivienda vuelva a tocar techo, o <<las narices>> -por no mencionar coloquialmente otra zona del cuerpo- pero no hay duda de que lo hará. Y ya sabemos que dentro de todos nosotros habita un especulador despiadado que está esperando salir a la luz bajo el nombre de inversor, por supuesto, que suena más amable. Así que, si es su caso, enhorabuena, ya puede ir limpiando y ventilando los pisos para enseñárselos a esas parejitas de recién ilusionados que van a desfilar por su felpudo con cara de corderitos llevados al matadero. Por fin todo vuelve a ser como antes de la crisis, los pisos se vuelven inaccesibles para la mayoría de peatones. Ya hemos salvado la economía, ahora nos tenemos que poner manos a la obra para salvar el planeta entre todos. A un servidor no se le ocurre otra cosa que recordar que las navidades están a la vuelta de la esquina, para que las desgracias estén todas juntas en el mismo artículo. Otro día ya hablaremos de los peces de colores o de los dinosaurios de Teruel, que no se si existe, pero sí que existió hace millones de años. Pasen buen día.

A gozarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Tu mochila

Tu mochila

De todas las mochilas que han dado que hablar, en los medios de comunicación, sin lugar a dudas, ha sido la más entrañable. Las ha habido macabras, golfas, histéricas, aventureras y, la tuya, capaz de portar en sus adentros mochileros una visión romántica de un tiempo que siempre se está acabando. Completaste magistralmente la labor que empezara el amigo Félix con la fauna, incluyendo en el paisaje documental a nuestros parientes más cercanos, los del pueblo, a los que siempre recurrimos cuando la humanidad se prostituye y nos da miedo. Has sido una persona que ha caído bien, o simpático, como se prefiera; cercano, familiar. Son virtudes que pasan desapercibidas en los tribunales intelectuales, que no cotizan a la alta en el mercado de valores, pudiendo incluso ser objeto de la burla de los agresivos y prepotentes. Es el precio de tener un gran corazón y no blindarlo ni si quiera ante las miradas más miserables. Has encarnado esa cualidad que a todos nos gustaría llevar por bandera, la nobleza, un aroma que se va perdiendo y que, conforme pasa el tiempo, cuesta más reconocer a nuestro alrededor. Has pertenecido a esa generación, y por qué no decirlo, a esa tropa que luchó por algo que, ahora, muchos disfrutamos sin valorarlo en su justa medida; la libertad y los derechos. En ocasiones, parecemos “pijos” de la democracia, podemos malgastarla porque la vemos inagotable por muy agotada que esté. Sin darnos cuenta, en esta huida hacia adelante en busca del bienestar, nos hemos concentrado solamente en las facturas, olvidando los valores y el sentido del viaje. Acumulamos tickets y fotos de posado obligado, pero no recordamos los momentos vividos. Paramos para comer, para mear, o para dormir, nunca para parar, simplemente, sin más objetivo que detenerse a la espera de que nada ocurra. Siempre conviven dos tiempos en conflicto, todos somos los mayores de los de abajo, y los menores de los de arriba, no creo que hay un tiempo mejor que otro, sería injusta esa apreciación. Ahora, hay personas que recordáis que otra manera de vivir es posible. Habrá un día en que todos levantaremos la vista. Pasen buen día.

Angeles y dominios

Buenos días hermandad, aquí respiro. Estoy cogiendo aire y fuerza para emprender la jornada. Me encomiendo a mis santos y me pongo la armadura. Estamos preparando la nueva temporada de UYYYYY con un objetivo: que sea atractivo hasta para las personas que no siguen el deporte. Empezamos el lunes que viene.

Este año, además de la la tele, colaboraré los fines de semana en el programa de Amudena Cacho en radio Euskadi, los sábados y los domingos, de once y media a dce de la mañana. Empecé el sábado pasado.

Y después de este telegrama biográfico carente de ornamentos literarios, os dejo el arftículo de hoy para que salgáis del armario celestial o encendáis la hoguera en la plaza del pueblo.

Marta

En este caso, no tiene un marcapasos como la protagonista de la canción de los Hombres G, la Marta que nos ocupa -para más señas diré que es noruega y princesa- tiene un don. Se trata del siempre polémico don de la comunicación con el más allá. No es el día, ni soy la persona indicada para servir un debate sobre la posibilidad de realizar este tipo de “conferencias”. Les propongo que demos por hecho que Marta Luisa de Noruega, tal y como afirma, es capaz de entrar en contacto con las ánimas y, como también ha revelado, con los ángeles de la guarda. ¿Qué hay de malo en ello? Bueno, pues los obispos noruegos han salido de las sacristías con los megáfonos en pie de guerra y le han puesto a la princesa vidente en su sitio, o por lo menos, en el sitio que a ellos les gustaría que estuviera, en tierra firme y sorda, sin Wi-Fi celestial. Dice “la curia de los hielos” que los muertos son propiedad de Dios y hay que dejar que descansen en paz. Dios no ha dicho nada al respecto, o si lo ha hecho, no nos hemos enterado. Porque claro, hay quien pensará que “el barbas” habla por la boca de los obispos, pero ¿por qué no pensar que su mensaje nos llega a través de la princesa? El que lo tenga claro que tire la primera piedra (es una metáfora). Hay que añadir, en la exposición de este juicio sumarial, que la princesa cuestionada es cristiana, y ya se sabe, que un “soldado raso” de la cristiandad tenga acceso al otro lado, sin la supervisión de la jerarquía que tiene por encima, no está bien visto. A la tropa de los bancos de las iglesias, por muy real que sea, le corresponde rezar, pedir y esperar el turno de milagro. A lo sumo, unos pocos elegidos pueden ser agraciados con una aparición, pero será la propia imagen aparecida la que se reserve el derecho de poner fecha y hora a la cita luminosa. La gestión del mundo intangible es propiedad exclusiva de la Iglesia profesional, el que pretenda saltarse las normas será considerado un “in-cómodo fiel”, y de ahí a “in-fiel” hay un pasito. Este empeño en que la religión sea una ciencia exacta va a acabar por vaciar “las aulas”. Pasen buen día

A gozarlaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.