4853

Gracias por mantener vivo este espacio en todo momento.


Buenos días hermanos, lo primero, disculpas por ausentarme el viernes, me pilló el toro, el caballo y un desfile militar; de esos días que no cabe ni una paja a martillazos. Lo segundo, ahí ando, dándole vueltas a los del sorteo, me estoy volviendo loco, antes era todo más fácil, hacías lo que te salía de los… y no pasaba nada, ahora, somo una institucuión democrática y me entra el complejo de culpa. Creo que optaré por abrir una ronda de negociaciones con los diferentes agentes implicados para recabar los apoyos necesarios y hacer lo que me salga del forro de las pelotas llegado el momento. lo que se dice, actuar instintivamente, como tiene que ser ostias, tanta corrección nos va a matar.

Elena, ánimo con lo de tu madre

——————————————————————————-

ESTA BASADO EN HECHOS REALES

Por si las moscas

Quiero advertirle, querido lector, que el artículo de hoy es chabacano, lo reconozco; de mal gusto, vulgar, impropio de un colaborador de este insigne medio de comunicación. No creo que llegue a herir la sensibilidad de nadie, porque todos tenemos cierto callo en las entendederas, gracias, en parte, a la “labor social” de la televisión. Ahora bien, si usted está comiendo, embarazada de más de una semana, o tiene las tripas revueltas, no lo lea, pase al sudoku directamente. Bien, hecha la aclaración me meto en harina. Ayer, domingo, estaba comiendo excedente de verdel a la parrilla acompañado de mi familia, la clásica comida que acaba en partida de cartas o en discusión. De repente, y previo zumbido avisador, irrumpió en escena, con su característico vuelo rasante, un moscardón azulado del tamaño de un terrón de azúcar. Para entendernos, un Boeing 747 para una tela de araña. El clásico bicho que, si aparece en agosto, agarras el trapo de cocina y lo persigues para invitarle cordialmente a que abandone la estancia por la ventana, no sin antes haberse dado mil cabezazos contra el cristal. Pero ayer no era verano, y tenemos tan reciente la tiritona de la última nevada, que el moscón de marras se convirtió, sin comerlo ni beberlo, en el pregonero de la primavera, del sol y de las sandalias. Llegó, como caído del cielo, para decirnos que empieza el tiempo de los capullos, de los escotes y de los enamorados. Porque no decirlo, nos hizo tanta ilusión la visita del insecto en cuestión, que le dejamos posarse en los restos del pescado como si fuera un gatito de angora con cascabel y lazito rosa. Y él, claro, ajeno a su simbólica presencia, se vino arriba, se gustó, se regodeo en su casta mosquitera y se dio dos vueltas al ruedo como un torero triunfador. No le invitamos a jugar al mus porque ya estábamos cuatro, y las moscas no dominan el guiño, que es fundamental para las señas. Pasen un buen día. Bzzz.

Un abrazo de osooooooooooooo (es un anasanismo maravilloso)

Esperanza

El Dalai Lama habla en exclusiva para ETB

(Espero que nadie se tome a mal la utiización de la imagen del Dalai Lama, solicito la licencia del humor, que sé que Él tiene. Y por delante mis respetos para los creyentes)

Buenos días hermanos. Sí Manitas, tengo que acabar el libro, me está secando el bolo. Creo que será cuestión de tres semanas, más o menos.

A ver, para el tema del sorteo, tengo dos opciones que dejo a vuestra consideración:

1- Hacerlo como el que hicimos anteriormente, los que entren ese día a comentar, tienen una oportunidad, sea quien sea. (Esta era mi apuesta)

Pero txgiun me abrío otra vía de reflexión: hay gente más fiel que se “merecería” estar en el bombo aunque no comenten ese día (el día que lleguemos a 5000)

Dándole vueltas, e intentando ser justo con los fieles, se me ha ocurrido esto:

2- Dividir 5000 por los post que llevemos el día que lleguemos a la cifra. El resultado será la media de comentarios. Supongamos que sea 20. Bueno, pues yo buscaría, (ardua tarea) los 20 comentaristas que más comentarios han dejado desde el principio, y hacer con ellos el sorteo. ¿Qué opináis?

El premio no lo diré hasta el día del sorteo, pero creo que merece la pena.

Pasar buen día.

No llegan a 200…

…comentarios los que faltan para lograr la cifra de 5000. Como anuncié en su día, habrá un sorteo con un buen premio para los que dejéis “huella” el día que lo consigamos. Lo anunciaré todos los días. ¡Suerte!

Buenos días hermanos. Llevo dos horas pensando en algo, no me sale nada. Me he probado todas las pelucas que tengo y no me inspiran ninguna historia. Creo que estoy bajo el influjo de la luna llena.


MAÑANA SERÁ OTRO DÍA.

El artículo de hoy

El climático también

Aprovechando que estamos de cambio, deberíamos revisar nuestro compromiso con el planeta de Al Gore. Pienso que con esto del cambio climático nos tenemos que poner todos un poco en serio. Yo, por ejemplo, empecé el lunes, como con la dieta. Y no lo hago por la casa que tengo en Murcia a pie de playa, no; además, el mío es un segundo piso, y dicen que el agua de los polos derretidos va a llegar solo hasta el primero. Que, por cierto, en el primero vive mi cuñada, y conociéndole como le conozco, no le va a hacer ninguna gracia que se le meta el mar mediterráneo el salón, con lo que es ella de ordenada. Reconozco que me cuesta acostumbrarme a lo del reciclaje, es complicado de narices, y hay que dedicarle tiempo. Algunos envases no se sabe si son de papel o de plástico, no sé si tirarlos al contenedor azul, o al amarillo. El otro día estuve una hora con el sobre de Nescafé en la mano, porque es como de papel, pero dentro tiene plástico, cogí un estrés en un momento que creía que me iba a dar algo. Al final, -con perdón- al de residuos orgánicos, al de toda la vida. Y con las latas, a veces, hago lo mismo, si se me queda el clásico berberecho agarrado al fondo de la lata, al de orgánicos y rápido, sin pensar demasiado, como cuando tiras el papel del chicle por la ventanilla del coche. Antes del cambio climático, vivíamos bien; me acuerdo de aquellos bolsones de basura de la época de Franco y después en la transición: con dos botellas de vino asomando, varios vasos de yogurt, el periódico, las zapatillas de tu padre, mondas de patata, un juguete roto, ropa vieja y una percha de madera. Y las sacabas cantando y con la cabeza alta, para que todo el barrio viera el poderío de tu familia generando residuos. Qué maravilla, eso si que era basura, y no como ahora, que sales de casa, con complejo de culpa, cabizbajo, y con tantas bolsas que parece que te vas de viaje. Pasen buen día.

Consecuencias.


Buenos días hermanos. Cris, aquí estaremos siempre con la mesa puesta y los mejores manjares para cuando vuelvas. De momento, gracias por tu generosidad.

Pasar buen día.

Vaya semanita 1

Buenos días hermanos. Hoy la cosa va de discos dedicados con cariño. Isabel 75, he encontrado el sketch que quería ver tu hermano. Está en el primner “vaya semanita” de la historia, el que se emitió el 11 de septiembre del 2003. Yo lo tengo grabado en DVD sin demasiada calidad, lo he grabado con la cámara de la televisión, este es el resultado:

La actriz, Irene, grabó un capítulo solamente -un abrazo si me estás leyendo-.

Bueno, hasta aquí puedo colaborar con tus recuerdos; no sé si estará por ahí colgado con mejor calidad.

Os cuelgo también el artículo de hoy

Los lunes sin sal.

¡Por favor, que alguien acelere este proceso post electoral! Estamos aburridos de ver la cara de circunstancia de Urkullu hablando por teléfono estilo Gila, y la sonrisa de monaguillo pícaro que luce Patxi en los diarios. Si el pescado está vendido, que lo quiten del escaparate, aunque solo sea por decencia. Que venga lo que tenga que venir, a los humanos sin coche oficial nos quedará la vida de siempre, en castellano, en euskera, en ingles, o con el lenguaje de los signos el que lo necesite. Y hablando de cosas realmente importantes; este lunes, hoy, viene con una sentencia implícita que afectará a muchas personas. Hay algo en el ambiente que indica que este puede ser el primer día de las famosas operaciones destinadas a despojarse del sobrante adiposo, que se engloban dentro de una franquicia regentada por Satanás y de nombre “operación bikini”. Sí, es el día propicio, el lunes anterior había que celebrar la victoria, o administrarse un consuelo de chocolate quitapenas vía oral. También había que vivir el miércoles de resurrección y sus felices consecuencias. Así que es este, sin duda, el día uno, el felpudo de la versión light de nuestra existencia. Nadie lo ha señalado en el calendario, ningún colectivo lo ha reivindicado, pero es evidente que huele a primavera en el ambiente, y aunque nos queden dos o tres nevadas más, ya estamos en fase del brote del capullo que, en unas semanas, será follaje. A partir de ahora, los que creemos tener más presencia física que la que puede soportar nuestro espíritu, tendremos que empezar a conjugar palabras tan crueles como: <pescado, hervido, brócoli, vapor, sin, menos, basta, quítame, cocidito, verdura, fruta, chándal, etc.>. Siempre nos quedará el comodín de empezar el lunes dieciséis, que todavía estaremos en los plazos que permite la OMU, Organización Mundial de Utopías, allá cada cual. Hoy es mi investidura como lehendakari de mi dieta particular, habrá que celebrarlo. Pasen buen día.

GURUTZE, gracias por tus palabras de ayer. Joder, hasta me voy a pintar la mancha en la frente como el Gorbachov. Tú también das un “golpe de estado” a la tristeza y al paisaje gris cada vez que sales a un escenario. Un abrazo.

Humildad


Puede ser que ande un poco atorado ultimamente en el “nuestro blog”, me confieso: Lirvanna Ferosante, mi musa de oficio, de la corte de las Fasileas Etereas del Océano Imaginario Norte, -una crack-, tiene que repartir su fértil cascada sutil entre el blog y un libro que tengo que acabar este mes. Sí, os estoy siendo infiel con un tratado sobre la mujer vasca que saldrá a la venta en septiembre. (Para más información a cerca de las musas, quedarse quieto mirando al techo y rascándose la barriga, al rato, aparecen. Hay varias compañías, como los móviles, algunas te dan más información, otras poca pero buena, no sé, es cuestión de gustos)

(Yo creo que con esto ya les he robado la cartera hoy también a los del GRUPO CORREO, y sin despeinarme)

Pasar buen día hermanos.

Un vasco en un bufet

Buenos días hermanos. Aquí estoy todavía, en la 202 del hotel, acabo de subir del desayuno.

¡Qué peligro tiene un vasco en un bufet!

Ves tanta oferta gratis que se te bloquea el sistema nervioso, y el ansia se apodera de ti. Me teníais que haber visto hace un rato. Parecía yo un disjokey en la tostadora;la mano izquierda controlaba dos tostadas y tres panecillos que giraban buscando bronceado, mientras la mano derecha hacía acopio de bollería fina. En la boca, un churro vivía sus últimos segundos como tal, y con la mirada de cazador de lípidos, había localizado unas palmeritas adolescentes con gabardina de chocolate que iba a ser mis próximas víctimas.

Al ir a sentarme, todos los ejecutivos de hotel, hipócritas del kiwi y el zumito, me miraban de reojo; mi plato parecía la escultura de la torre de babel hecha con masa de pan.

Me lo he metido todo en el organismo, porque para tragar todo eso, necesitas al organismo, el cuerpo se queda corto.

Y aquí estoy ahora, en la habitación del hotel, como el lobo que se comió a las cabritillas, arrepentido, hecho una bola. Le acabo dre llamar a Calvin Klein para preguntar por la capacidad elastica de la goma del calzoncillo, y me ha dicho que con un bollo más, la cedo para siempre.

En fin, que paséis buen día, yo me quedo un rato a ver si aligero el vientre antes de partir.

¡Felicidades a los leones por el triunfo de ayer!

4708

Buenos días hermanos y hermanas (joder con la campaña, ha dejado secuelas en mis meninges)

El cerebro se queda tocado después de unas elecciones, espero recuperar las neuronas prestadas. Yo aquí, como un campeón dando argumentos a mister P. En fin, que todos tenemos que comer, el alimento no se le puede negar a nadie.

Vamos a ver, llevamos 4708 comentarios, en el cinco mil, habrá sorpresa, lo prometo.

Esta tarde salgo para Madrid, me han vuelto a llamar del concurso Pasword, grabo mañana durante todo el día, no sé si podré publicar desde allí, así que os doy también los buenos días para mañana:

——————————————————————————-

Buenos días hermanos, hoy miercoles…. (Esto es para mañana, si lo lees hoy, luego no te quejes de que la vida se te hace corta, leches) …me acuerdo de vosotros, allí en las verdes praderas vascas, mientras me doy un baño de espuma de gel de botecito en una bañera larga que se me acopla al cuerpo como un guante de latex. Bajaré ahora al bufé, paraíso de mi gula, y me pondré hasta las cartolas de curasancitos con mantequilla y mermelada de albaricoque. Me costará abrir un poco el envase de la mantequilla, pero gracias a mis putas uñas, lo lograré. Así es la vida del viajante; añoranzas, hoteles, soledades, tickets, espumas, uñas y dientes. Pasar buen día.

Desfragmentación

Mi ordenador se está desfragmentando, que es como si uno de nosotros fuera al psicoanalista. Os escribo desde la lavadora, que tiene conexión a internet y TDT, no sé si os llegará el texto. No puedo envíar ni fotos ni videos, y os libráis del artículo.

Un saludo hermanos, luego, a primera hora de la tarde, creo que accederé a mi disco duro. De momento, a gozarla, que es viernes, hace sol y… eso, que es viernes y hace sol; joder, ¿qué más queremos?

Otra vez, no.

Uve

Uve dijo

Pues nada, AINS si, que sigo apostando a que Terol…

…y Pepepotamo…

…son la misma…

…persona…


Vamos que por pura proyección saco la deducción (me ha salido pareado). Es lo que haria yo (esto no rima), chimpón (ahora si).

Muxus castos.

Uve

TENDRÉ QUE IR A LA NORIA A CORTARME LAS VENAS DELANTE DE JORDI GONZÁLEZ, ES MI ÚLTIMA OPORTUNIDAD.
EL ARTICULO

La menopausia vasca

Estaba yo tan fértil intelectualmente, con las neuronas al pil-pil, y de repente, me ha venido la menopausia vasca, así, sin avisar. He sentido como un mazazo en la cabeza. Me he quedado fuera del mercado de la razón, ahora tendré que conformarme con mirar sin tocar, y sin que me toquen. Según los expertos, no hay una edad estipulada para la menopausia vasca, te puede llegar en cualquier momento de la vida. También puede ser que nunca te enfrentes a tan delicado momento; hay muchos que tendrán una existencia plagada de discusiones ideológicas apasionadas, y morirán con las botas puestas, orgullosos de haber servido toda una vida a una idea. Yo me apeo del ring, y ni siquiera me voy a quedar en la grada, me da tristeza ver a dos hermanos pegarse; porque yo soy uno de esos ilusos agilipollados que cree que todos somos hermanos. Sí, el de la maza y el de la bomba también, mal avenidos, demasiado informados, pero hermanos a fin de cuentas. ¿Qué como se come eso? Pues hay días en los que cuesta tragar, la verdad. Recuerdo, en mi niñez de patio de colegio y bocadillo de chorizo, o de Nocilla, que casi todos los días había una pelea, dos aspirantes a gallitos se retaban a empujones y a tortazos hasta que se les separaba. Después, llegaba el profesor, les agarraba de la oreja a cada uno y les invitaba a darse la mano en señal de paz. Generalmente funcionaba, y al instante, los dos niños comenzaban a jugar juntos al fútbol o a las canicas, como si nada hubiera ocurrido. En el fondo, creo que todos necesitamos perdonar, porque es la única manera de ser libres, pero no nos atrevemos porque es el acto más valiente y desnudo al que nos podemos enfrentar. Eso es de gudaris auténticos, de los que merecen la pena, de los que necesita cualquier pueblo para avanzar, lo demás es interpretar milongas compuestas por analfabetos del lenguaje del corazón. Vale ya de mártires, que se nos va a caer el retablo de tanto peso que tiene. Pasen todos un buen día.


elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.