Archivado en octubre, 2012

Faja

    A pesar de los pesares y de las restricciones que impone la penosa situación económica, sigue habiendo cuerpos rebosantes, indomables, con tendencia a la expansión cárnica. La chicha, la molla, el michelín, la celulitis y las pieles de naranja no sólo se resisten a desaparecer, sino que siguen decorando nuestros cuerpos con absoluta

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.