Evolucionamos

Platón, tomó influencias de los modelos mentales que había en oriente, de ahí la novedad de todo su pensamiento y la transcendencia que tiene en el mundo occidental. Si partimos de esta visión, será necesario ponerse en contacto con las culturas orientales para conocer sus esquemas mentales, su cultura y las líneas que trazan su manera de ser. Una vez informados sobre las líneas de pensamiento orientales podremos comprender mejor, el método que Bono deja entrever en su libro `Seis Sombreros para Pensar´.

 

Ahora, y tras hacer el esfuerzo de comprender, en mayor profundidad, la mente que tienen los seres humanos de otras regiones del mundo, podemos volver a meternos en nuestra piel. Mirar hacia adentro. Respirar y ver qué y cómo es la fuerza que nos domina y tenemos más presente. Afortunadamente, está cambiando gracias al paso del tiempo y el cambio de aires que comenzamos a vivir tras la unión que ha traído el desarrollo de la globalización, en el mejor de los sentidos.

 

Si observamos, no con mucho esfuerzo, la televisión y, por casualidad, entre toda la basura que se emite en nuestro país encontramos un debate político o vemos una de las sesiones que son retransmitidas, sobre el teatro que tiene lugar en el Congreso, veremos cómo debatimos. Bueno y digo debatir porque hay que llamarlo de alguna manera. Somos seres que aprendemos, en cierta medida, por imitación. Así, tras ver a nuestros políticos o grabarnos en una discusión podemos ser algo más conscientes de que, gracias a nuestra tradición, en general, no dominamos el arte del diálogo, el debate, la conversación ni el pensamiento conjunto. Más bien, en general, se tiende a lanzarse cuchillos entre las personas que “dialogan”. Además, suele predominar el ego cuando se “dialoga”, la prepotencia, la superioridad, el regocijo de mostrar todo lo sabios que somos y ya, por sumar algo más, en estos ejercicios suele reinar la banalidad y el arte de obligar e imponer, en vez de persuadir.

 

Es de esta premisa donde nace, en Bono, la curiosidad por desarraigarse de estas prácticas para estudiar la posibilidad de instaurar nuevos métodos de pensamiento, diálogo y desarrollo de ideas en el mundo occidental. Y es, a través de su libro ‘Los Seis Sombreros de Pensar’, dotados de diferentes colores, donde trata de explicar la importancia que tiene el poder pensar, de manera lateral, fijándose en modelos orientales.

 

Todo ser humano tiene capacidades creativas y debe de saber desconectar de los prejuicios y del ego, para poder ponerse en papeles diferentes, ante diversas situaciones. Debe de trabajar su mente para llegar a conseguir resultados geniales. Así, cuando las personas son flexibles y están dispuestas a plantearse emociones, informaciones, positivismos, aspectos negativos, nuevas ideas y toma de decisiones, resulta más fácil avanzar. Porque las barreras deben de ser saltadas, para dar paso a la mente abierta y libre, entrenada en el esfuerzo de la ruptura de esquemas mentales rígidos que, no conducen sino al entorpecimiento del desarrollo intelectual y creativo. Así se avanza.

 

La esencia para Bono, a la hora de desarrollar la eficiencia en reuniones y llegar a encontrar soluciones dentro del mundo de la empresa, no reside tanto en mentes muy brillantes, sino en la manera en que esas mentes se conectan, en sintonía y frecuencia, para avanzar de la mano. El secreto reside en dotar a lo das las mentes de una especie de unidad que las hace avanzar y respetarse, en vez de destruirse. Al menos esto es lo que he sacado en claro. El respeto mutuo es fundamental y es triste que a estas alturas de la vida haya que andar estudiando estos métodos, que deberían de estar más que aceptados e incluidos en la forma del Ser. Claro que, supongo que ha sido más provechoso entrenar a los individuos occidentales en el amor a los bienes materiales y físicos para así, poder tratarlos como números desprovistos de herramientas para desarrollarse plenamente. Vamos crear ciudadanos útiles para el sistema, rentables y casi incapaces de revelarse, con mentes cuadradas que no ven más allá de lo que tienen delante. Y aquí podemos mirar mejor la manipulación que generan los medios de comunicación en Estados Unidos.

 

Por ello, me alegra ver que hay escuelas de pensamiento que sí tratan de educar a las mentes y tengo especial cariño al método Bono. No hay duda de que 10 mentes avanzando en la misma línea, resultan a la par, más efectivas que 10 mentes tratando matarse las unas a las otras.

 

Siempre es mejor sumar que restarse y saber combinar las maneras de pensar para construir, en vez de destruir.

Que tengan un buen día …

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.