Ir al contenido

Spargo – You and me (Tú y yo)

2017 noviembre 7

Tú y yo, seamos quienes seamos, constituimos el binomio perfecto, piedras preciosas que se combinan para crear una joya inigualable. Una pareja indisoluble amparada en la fortaleza de dos monosílabos. Sin duda somos encantadores y, representantes genuinos del romanticismo, estamos locamente enamorados. Esto que reflejo en esta concatenación de palabras podría constituir el argumento de una novela o el guión de una película, pero en esta ocasión conforma la letra de una canción.

Cuatro minutos y nueve segundos deliciosos nos devuelven al mejor pop europeo que pudimos disfrutar en los ochenta. Concretamente con lábel de la música funk-disco holandesa. Al margen del cariño con que degustamos todo lo que nos recuerda a nuestra juventud –casi siempre unida a los momentos más felices de nuestra existencia, aunque todavía hay que confiar que estén por llegar otros que superen la alegría que nos deparó el pasado–, ‘You and me’ es indudablemente una obra que desborda calidad.

Este tema se nos dio a conocer enfundado en el mejor frac de vinilo, pero los que no pudieron vivir la época de su génesis pueden encontrarlo en cualquier recopilación reciente que reúna lo mejor de lo que se ha publicado en nuestro continente para llenar las pistas de baile. De hecho, acabo de comprobar que esta obra compuesta por Ellert Driessen ha sido elegida para formar parte de la selección de las mejores composiciones del pasado siglo.

spargo-2

Es de esas canciones que emocionan, por su música, ya que por aquel entonces mi inglés sólo alcanzaba para traducir su título. Corrían los finales de 1980-principios de 1981 cuando llegó a España. Para entonces había recorrido media Europa tras su grabación un año antes. Su viaje en el tiempo certifica la certeza del buen disco que hicieron. Sus toques funk en la guitarra, su batería atenta al cambio el ritmo y ese gran acierto de contar con dos cantantes que se complementan con armonía.

Todo ello bajo la producción de Martin van Os, quien derramó su genialidad en The Rockaway Organization y las discográficas I-Scream Music, Hilversum Music y Lark Records. Él fue el alma matter de ese sonido que las radios de la época pincharon con incontable cadencia. La melodía de ‘You and me’ invitaba a bailar, lanzándote a la pista. Impedía el sedentarismo.

Aquel final de 1980 y principio de 1981 por poco más de veinte duros (100 pesetas, o sea las dos terceras partes de un euro) te comprabas el single y lo pinchabas en tu equipo, donde daba vueltas constantes hasta que el surco acusaba ya el fricción que provocaba la aguja. Previamente a estos cinco chicos holandeses los descubrimos en el mítico programa ‘Aplauso’, escaparate por aquella época de la vanguardia pop-rock.

Desde ese momento el éxito en España fue imparable, como ocurrió en el resto del Viejo Continente. No obstante, en nuestro país, por una mala visión de la discográfica que distribuyó el disco, se perdió la promoción durante todo el verano de 1980, período del año en que tradicionalmente se incrementaba la venta de discos y se designa la famosa canción del estío.

 

LETRA

La letra –quizás en ello algo tenga algo que ver el hecho de que no está pensada para ser trascendental– es bastante superficial, pero el fondo invita a debatir sobre algo sempiterno, la relación entre el tú y el yo, los dos personajes irrenunciables del romanticismo, de los amores que, como en este caso, nacen, se desarrollan, mueren y, en pocos casos, resucitan.

Cualquier proyecto integrador entre dos personas gravita sobre un tú y un yo. Porque, como cantara Imanol Larzabal en diferentes composiciones, «¿qué soy yo sin ti? Un simple corazón de madera, un triste reloj parado, sólo miedo y frío». «Amo al mundo gracias a ti, todo lo veo a través de tu luz, el manantial sólo brota de tu caño, sólo leo las estrellas por ti, sólo sé vivir gracias a ti. Si la vida me diese un deseo, desearía conocerte de nuevo. Eres el porqué de mi vida». O mejor aún, en palabras de Cecilia, «Tú y yo fuimos trigo fuimos tierra, tú y yo fuimos luz en las tinieblas, tú y yo fuimos sol de madrugada».

Cariño, ¿no ves que quiero hablar de ello?

Tú y yo encontraremos un trébol de cuatro hojas

Cariño, ¿no puedes ver que quiero hablar de ello?

Tú y yo, encontraremos un trébol de cuatro hojas pronto

Caminando bajo la lluvia, sintiéndome mucho mejor

se me va el dolor tratando de olvidarla

cariño, ¿no ves que somos buenos el uno para el otro?

Cariño tú y yo no podemos jugar a papás y mamás

No puede sentirme libre cada vez que preguntas ¿qué te pasa?

Cariño tú y yo simplemente no podemos estar juntos

Cariño, ¿es que no te das cuenta de que quiero hablar de ello?

Tú y yo encontraremos un trébol de cuatro hojas pronto

Caminando bajo la lluvia, sintiendo que lo extraño

(sabía que me echarías de menos)

Tengo mucho dolor porque no puedo estar con él

(pero tú sí que puedes estar conmigo)

Un día te darás cuenta de que tienes que mostrar tus emociones

dame tu corazón, nos amaremos con devoción

Cariño, ¿no ves que quiero hablar de ello?

tú y yo encontraremos un trébol de cuatro hojas

Ahora te das cuenta de que estábamos hechos el uno para el otro

cariño, ahora veo (ahora ves) que somos almas gemelas

y que tenemos que estar juntos

Cariño tú y yo podemos jugar a papás y mamás

ahora ves que estamos hechos el uno para el otro

juntos de nuevo… Estoy loco por ti

VERSIONES

Extrañamente han sido pocos los grupos o solistas que se fijaron en ‘You and me’ para ofrecernos su punta de vista. En 1990 el grupo alemán SECRET PARADISE, liderado por Milou (Michaela Schulz) realizó una reainterpretación peculiar. Más tecno que disco.

 

He aquí una interpretación EN DIRECTO que Spargo realizó el pasado verano en Utrecht durante un festival destinado a nostálgicos. Su imagen no es la misma, pero las voces, sí.

También existe un REMIX, más discotequero si cabe, obra de un DJ.

 

Ha sido precisamente este campo el que más ha recurrido a ‘You and me’. Esta es la aportación, creo que escasa, de INNOCENT AGE.

 

Y para terminar la indiscriptible NEW ART DISCO REMIX RETRO KALEIDOSCOPE

SPARGO se fundó en Amsterdam en 1975 con la intención de caminar por la senda del Disco & Funky de inspiración norteamericana. El quinteto inicial lo integraron Jeff Nassenstein (bajo y voz), Ruud Mulder (guitarra y voz), Linda Day-Jackson(voz principal y percusión), Ellert Driessen (voz principal yteclados) y Leander Lammertink (batería).

Tras buscar fortuna por circuitos locales durante sus primeros años de andadura, toparon con la fortuna de que la cantante estadounidense Linda Day-Jackson –hija del prestigioso batería de jazz Art Blakey– se incorporara al grupo en 1979. Su voz alta contrastó de inmediato con la del otro vocalista, Jeff Nassenstein. Sus diferentes tonos permitían dar mayor dinamismo a sus canciones a dúo y un sonido que les distinguía. Lo demostraron en ‘You and me’, que les llevó a conocer el éxito, tanto nacional como internacional. Se editó en enero de 1980 y en tres semanas logró el disco de oro en su país. Luego también hizo lo propio en Alemania. Lógicamente, alcanzó el número uno del hit parade, como también ocurrió en Bélgica, Islandia, Perú y la colonia holandesa de Surinam.

spargo

A continuación llegaron otros temas como ‘Head up to the sky’ (1980), ‘Sometimes’ (1980), ‘Worry’ (1980), ‘Back in my arms again’, (1980)’, ‘Inside your heart’ (1980), Just for you’ (1981), ‘Hey you! (1981)’, ‘One night affair’ (1981), ‘Hip hap hop’ (1982), ‘So funny’ (1982), ‘Goodbye’ (1982), ‘Do you like me’ (1983). ‘Running from your lovin’, que les permitieron llegar, cabalgado sobre los hombros de la voz femenina, hasta el tercer año de la década.

Fue entonces cuando se marcharon Day Jackson y Leander Lammertink, entrando Doe But, René van Collem y una nueva cantante. La nueva formación debutó con ‘Lady’, pero no funcionó. Su período de esplendor (marzo de 1980 – marzo de 1982) había terminado hacía tiempo. Todo acabó en 1985, tras una corta carrera en la que grabaron cuatro álbumes. Con el boom de la nostalgia de los ochenta regresaron para hacer algunas giras de conciertos, en las que incluso se incorporaron hijos de los fundadores.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.