Ir al contenido

Manolo García – Pájaros de barro (instrumental)

2017 marzo 12

Manolo García está considerado, también por mí, como uno de los inmaculados poetas de la canción española. Hay quien estima que sus letras son espejos del alma o naturalezas muertas, hasta deliciosas mezclas que fluyen del interior de su alma al mundo y que regresan a su mente para convertirse en nuevas creaciones. Nadie parece dudarlo, pero paradójicamente me quedo con una versión instrumental de una de su obras.

Cuando conocí esta variedad de ‘Pájaros de barro’ no sabía de la existencia de la original, la cantada. Tiempo más tarde oí ambas y pude comparar. La primera me emociona cada vez que la oigo, la segunda me deja indiferente. Es más, creo que la voz, en esta ocasión, estropea la música.

Siempre me he imaginado esta obra interpretada en un escenario en principio totalmente a oscuras y que luego, paulatinamente y por partes, se va iluminado de forma paralela a que se incorporan los distintos instrumentos.

Pero es evidente que mucha gente no estará de acuerdo conmigo e incluso aludirá a mi demencia. Para ellos está la VERSIÓN CANTADA. ‘Pajaros de barro’ aparece en el álbum ‘Arena en los bolsillos’.

LETRA

Por si el tiempo me arrastra

a playas desiertas,

hoy cierro yo el libro

de las horas muertas

Hago pájaros de barro

Hago pájaros de barro y los echo a volar

Por si el tiempo me arrastra

a playas desiertas,

hoy rechazo la bajeza

del abandono y la pena

ni una página en blanco más

Siento el asombro de un transeúnte solitario

wn los mapas me pierdo

por sus hojas navego

Ahora sopla el viento,

cuando el mar quedó lejos hace tiempo

Ya no subo la cuesta

que me lleva a tu casa

ya no duerme mi perro junto a tu candela

En los vértices del tiempo anidan los sentimientos

hoy son pájaros de barro que quieren volar

en los valles me pierdo,

en las carreteras duermo.

Ahora sopla el viento

cuando el mar quedó lejos hace tiempo

cuando no tengo barca, remos ni guitarra

cuando ya no canta el ruiseñor de la mañana

Ahora sopla el viento.

cuando el mar quedó lejos hace tiempo

en los valles me pierdo,

en las carreteras duermo

MANOLO GARCÍA pasa por ser catalán y muchas de sus biografías dicen que nació en el Poble Nou barcelonés, pero realmente donde vio por primera vez la luz fue en el pueblo albaceteño de Férez. Es por tanto, como el mismo reconoce, un charnego. Creció en Cataluña, donde su primera pasión se la produjo la pintura, disciplina que aún labra, aunque con menos éxito que la música.

Comenzó tocando la batería en un grupo de su barrio. Pero cuando realmente dio el salto fue cuando, en 1982, conoció a Quimi Portet, guitarrista de Los Rápidos. De esa fusión de talentos alumbró Los Burros, el germen de lo que finalmente sería El Último de la Fila, con el que Manolo cosecha sus mayores éxitos con discos como ‘Como la cabeza al sombrero’, ‘Astronomía razonable’ y varios más’.

En 1998 deciden separarse y continuar sus caminares en solitario. Ese mismo año, Manolo García anuncia la publicación de su primer álbum en solitario ‘Arena en los bolsillos’, que obtuvo un rotundo éxito de ventas y propició una gran gira por toda España. Allí empezó una carrera bien dirigida, pausada, que con calma sólo ofrece al público lo que el realmente el artista cree tiene calidad suficiente.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.