Ir al contenido

Angelo Branduardi – La pulce d’acqua (La pulga de agua)

2013 enero 25
por Anje Ribera

Este genio italiano llegó a mí de rebote. Oí esta canción en un viejo cassette. Me sorprendió y me encantó en grados iguales. Hoy, muchos años después de aquello, mi memoria me la ha devuelto no sé gracias a que extraño procedimiento mental.

‘La pulce d’acqua’ arribó al mercado discográfico italiano en 1977, aunque en España desembarcó algo más tarde. Esta muestra de virtuosismo vocal e instrumental, alegre y trovadoresca, que nos deparó Angelo Branduardi hace más de tres décadas es, aunque no lo parezca, una canción de amor perdido. Amor es una palabra que, pese a ser dulce en cualquier idioma, es especialmente sabrosa en italiano.

Branduardi, simpatizante de los franciscanos, se inspiró para escribir esta bonita fábula en una antigua leyenda de los indios norteamericanos acerca de un hombre que cae enfermo porque su sombra ha sido robada por una pulga de agua y la dotó de musicalidad recurriendo a melodías medievales del norte de Italia.

‘La pulga de agua’, barroca y clasicista, tuvo mucho éxito en la península de la bota y permitió a Branduardi cruzar las fronteras para adentrarse en Europa. Incluso hoy es quizá su creación más conocida y somos muchos los que identificamos al creador transalpino casi únicamente con este tema con letra algo triste, pero bonita sin duda.

Y la pulga de agua
la sombra te robó 
y tú ahora estás enfermo
y la mosca de otoño
que has pisado
no te perdonará.

Sobre el agua del arroyo
te has caído,
tú llamas a tu sombra,
pero ella no regresará.

Y la pulga de agua
la sombra te robó
y tú ahora estás enfermo
y la serpiente verde
que has pisado
no te perdonará.

Y entonces debes cantar mucho
para hacerte perdonar
y la pulga de agua que lo sabe
la sombra te devolverá.

VERSIONES

En España tuvo también un gran éxito con su traducción al CASTELLANO.

Branduardi asimismo la grabó en FRANCÉS con el título de ‘La demoiselle’.

Una versión más lenta de lo habitual y acompañándose A LA GUITARRA, en vez de al violín, se pudo ver en la televisión alemana en 1989.

Un buen DIRECTO lo ofreció en Roma en 1983.

El bardo medieval ANGELO BRANDUARDI realmente se debería apellidar Sensibilidad. Pocos artistas mundiales atesoran más que él esa virtud. El músico y poeta italiano se caracteriza por una carrera muy prolífica a lo largo de cuatro décadas.

Durante ese tiempo ha incursionado por el rock, el barroco, el folk celta o la progresión musical, siempre acompañado por excelentes músicos. Su obra se caracteriza por un cromatismo más natural en la pintura que dibuja la realidad italiana a lo largo de la dilatada historia transalpina.

Suaves melodías y arreglos muy cuidados han llevado a este trovador a conseguir un merecidísimo prestigio que le hace imprescindible en los principales festivales de música folk europeos. Gusto, percepción y sensibilidad son tres condiciones que pocas veces se reúnen en una misma persona. Branduardi las atesora gracias a su carácter de judío errante que le ha llevado en toda su andadura a combinar gran variedad de elementos musicales.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.