Ir al contenido

La mancha milagrosa de Joe Montana

2013 febrero 22
Las andanzas de un seguidor de los San Francisco 49ers tras mancharse la camiseta de su equipo con tomate mientras come patatas fritas viendo la tele protagonizaron uno de los mejores anuncios de la pasada final de la Super Bowl, jugada el 4 de febrero. En un minuto, el fanático identifica en el lamparón al quarterback Joe Montana, los medios difunden la noticia y medio mundo acaba peregrinando a la casa hasta que su esposa lava la camiseta a propósito porque es seguidora del equipo rival, los Baltimore Ravens, que en el mundo real acabaron ganando el partido. Es un anuncio del detergente Tide, para el cual “ninguna mancha es sagrada”.

Mientras tanto, en España, la Diputación de Jaén y el Ayuntamiento de Bélmez de la Moraleda inauguraban seis días después un museo para mayor gloria de uno de los grandes timos de la parapsicología mundial, el de las caras de Bélmez, que empezaron en 1971 siendo manchas de grasa como la del anuncio de Tide. El presidente de la Diputación de Jaén, el socialista Francisco Reyes, dijo en la apertura del centro que las caras de Bélmez son “el mayor fenómeno paranormal del siglo XX”. Sí, equiparable a la visión de Joe Montana en una mancha de tomate. La del museo de Bélmez sería una historia divertida si Reyes y el alcalde de la localidad, el también socialista Pedro Justicia, no hubieran gastado 850.000 euros de dinero público -parte procedente de la UE- en ese insulto a la inteligencia.

Bélmez de la Moraleda es ya nuestro Montanaland, un motivo más de vergüenza nacional y una prueba más de la mala gestión del dinero de todos.

No hay comentarios aún

Los comentarios están cerrados

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.