Ir al contenido

Penélope Cruz y la auriculoterapia: ¿cree que lleva un feto en la oreja?

2013 enero 21
por Luis Alfonso Gámez

Penélope Cruz quiere adelgazar mediante magia. Se ve gorda y ha optado por ponerse una bolitas doradas en la oreja. Lo llaman auriculoterapia y es un cuento chino que parte de la idea de que la oreja es una representación de un feto invertido y que, al actuar sobre puntos de ese hombrecillo o mujercilla -no seamos sexistas-, lo hacemos sobre el órgano correspondiente de nuestro cuerpo. “El lóbulo representa la cabeza, el interior de la oreja el abdomen y la parte o reborde externo se relaciona con la columna vertebral”, explican en una web especializada, en la que la recomiendan para dejar de fumar, adelgazar -”ya que ayuda mucho a reducir los niveles de ansiedad”-, lumbalgias, ciáticas, hemorroides, alergias, anginas, migrañas… Un chollo, vamos.

Penelope Cruz, con la oreja izquierda perforada según la auriculoterapia. Foto: Efe.Los auriculoterapeutas sostienen que cualquier disfunción orgánica tiene su reflejo en un aumento de tensión en el punto correspondiente de la oreja, y que la estimulación de ese punto mediante acupuntura puede aliviar y hasta eliminar el dolor. Como indica Stephen Barrett, doctor en medicina, la idea de que en la oreja tenemos un mapa del cuerpo es totalmente disparatada y, además, no se conoce ningún canal de comunicación entre el pabellón auditivo y todos los demás órganos del cuerpo. Por si eso fuera poco, a pesar de que la auriculoterapia se suele presentar como una práctica ancestral china, sus principios los formuló un médico francés, Paul Nogier, en los años 50 del siglo pasado. Asi que no es ni centenaria.

Como en el caso de otras pseudomedicinas, ésta tampoco ha demostrado efectividad alguna en condiciones controladas, a pesar de lo cual se vende como terapia complementaria. Así, en el caso de Pe y sus kilos de más, no le bastará con las bolitas doradas de la oreja, sino que, además, deberá seguir una dieta y hacer deporte. Si adelgaza, será por la auriculoterapia; si no, porque ha comido demasiado y ha holgazaneado. Es el truco de siempre de los timadores: cara, gano yo; cruz, pierdes tú.

Si la auriculoterapia tuviera algún fundamento, deberíamos tener mucho cuidado a la hora de felicitar los años a alguien con un tirón de orejas, no fuera a ser que las agarráramos por un punto inapropiado y, por ejemplo, nos acusaran de tocamientos.

No hay comentarios aún

Los comentarios están cerrados

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.