Ir al contenido

James Randi en Bilbao: el vídeo de la conferencia en la Universidad de Deusto y la trastienda de la visita

2012 septiembre 25
por Luis Alfonso Gámez

Hay cosas que, cuando te las proponen, decides hacerlas sin pararte a pensar ni un segundo. Es lo que me pasó cuando D.J. Grothe, presidente de la Fundación Educativa James Randi (JREF), me dijo que él y el famoso ilusionista pensaban visitar España en mayo y que, si quería, podían hacer un alto en Bilbao. Respondí inmeditamente que sí y que me gustaría organizar una conferencia abierta al público, además de un posible encuentro con los escépticos locales. Así empezó a gestarse la visita a la capital vizcaína del ilusionista que desenmascaró a Uri Geller, cuyo momento cumbre fue la charla “La ciencia y lo paranormal: un mago en el laboratorio”. Unas 300 personas en la sala y más de 600 por streaming asistieron en directo a la intervención de James Randi en la Universidad de Deusto el 14 de mayo.

Quienes primero supieron del proyecto fueron dos amigos del Círculo Escéptico, Ibon Basterretxea y César Higuero. Me dieron la mejor respuesta posible: estaban dispuestos a poner su propio dinero si la organización a la que pertenecemos no podía asumir los gastos. Consideraban, como yo, que se trataba de una oportunidad que no podíamos desperdiciar. En el peor de los casos, los tres tiraríamos de nuestras cuentas corrientes -engordadas por la CIA, las famacéuticas, las petroleras, las eléctricas, las operadoras de móviles y demás- para cubrir lo que considerábamos que era un presupuesto mínimo. Al final, no hizo falta porque la respuesta de aquéllos a quienes sondeé como posibles colaboradores institucionales fue extraordinaria, al igual que las facilidades de Randi y Grothe.

Desde el primer momento tuve claro que, si algún científico tenía que estar vinculado a la visita, era Helena Matute, directora del Laboratorio de Psicología Experimental (Labpsico) de la Universidad de Deusto. Su equipo investiga los mecanismos mentales del pensamiento mágico y cuenta entre sus colaboradores con un ilusionista, David Blanco. Ambos son, además, miembros del CE. Si Matute era la anfitriona ideal, Deusto era el mejor lugar para la conferencia. En cuanto le propuse ambas cosas, Matute empezó a hacer gestiones. Poco después, teníamos la confirmación de que mi antigua universidad se sumaba a la iniciativa con el auditorio y la traducción simultánea. i2basque y Josu Arambarri hicieron lo mismo, encargándose de la emisión de la conferencia por streaming y su grabación; El Correo, insertando anuncios durante tres días; el CE, costeando el viaje y la estancia; y otras instituciones, con aportaciones imprescindibles.

James Randi, en el centro, y D.J. Grothe, a la derecha, tras la cena en la que fueron nombrados socios de honor del Círculo Escéptico, en Bilbao. Foto: Justin Weinstein.

Dicho así parece que fue fácil y, en parte, es verdad. Pero las piezas tardaron semanas en encajar porque había que cuadrarlo todo y preparar también un programa interesante y, a su vez, no muy apretado para los visitantes. Marga Meoro y María Bidaurreta, del Guggenheim, facilitaron una visita privada de nuestros invitados al museo bilbaíno, con permiso incluido para que Justin Weinstein y Yana Zeltser grabaran imágenes para An honest liar (Un honesto mentiroso), el documental biográfico sobre Randi que llegará a los cines dentro de dos años. Marino Montero, del Grupo Iruña, cerró una parte del emblemático café bilbaíno del mismo nombre para el encuentro-cena con miembros del CE y de la Tertulia Bilbaína de Fantasía y Ciencia Ficción (Terbi). Y nada hubiera sido posible sin Saioa Palacios, secretaria de Labpsico, y Luis Miguel Ortega, del CE, que se encargaron de la logística, de que todo estuviera preparado en todo momento, algo que no se nota cuando las cosas salen bien, pero que exige muchísimo tiempo y trabajo.

James Randi y D.J. Grothe, nuevos socios de honor de Círculo Escéptico.Randi, Grothe, Weinstein y Zelster llegaron a Bilbao el sábado, 12 de febrero, a última hora de la tarde y se fueron el martes siguiente a primera hora. Fueron dos días y medio muy intensos para ellos y para nosotros. No sé cómo lo hicimos; pero hubo tiempo para todo y, desde el principio, quedó claro que, a sus 83 años, The Amazing Randi está en plena forma mental. Disfruté como un enano hablando -en mi penoso inglés- con él y con Grothe, pero también cuando acompañé a Justin y Yana a grabar vistas de Bilbao desde Artxanda, y, sobre todo, durante las dos cenas con escépticos y amigos. Ver a queridos viejos amigos junto a Randi, al que nunca habían soñado en conocer en persona, me hizo feliz. Como también me hizo feliz ver a nuevos amigos disfrutar de la estancia del mago en nuestra ciudad.

A todos los implicados, y en especial a Randi y Grothe, nuevos socios del Círculo Escéptico, gracias por su confianza. Espero que sigamos haciendo cosas juntos. Aunque arriba tienen la conferencia en español, si prefieren verla en versión original también es posible en el vídeo insertado al final de esta entrada. Lamentablemente, hay un fallo de grabación de ocho minutos en los que sólo existe audio en inglés, pero lo hemos subsanado entre Mauricio-José Schwarz y yo insertando subtítulos. La conferencia merece la pena. Por cierto, si quieren fomentar el pensamiento crítico, únanse al Círculo Escéptico. Como dijo Randi en Deusto, hay que enseñar a los niños a pensar críticamente desde que son muy pequeños, desde la escuela: “Necesitamos aprender a usar el pensamiento crítico. Lo necesitamos mucho. Y eso es algo por lo que el movimiento escéptico trabaja desde hace años. Queremos que la gente se una para juntos influir en políticos y educadores para convencerles de que el pensamiento crítico es muy importante”. ¿A qué esperan?

No hay comentarios aún

Los comentarios están cerrados

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.