Ir al contenido

Escuche la invocación satánica oculta en ‘Stairway to Heaven’, de Led Zeppelin

2010 septiembre 21
¿Cree usted que algunas canciones famosas de la historia del rock ocultan invocaciones satánicas? Hay gente que así lo cree. Una de las composiciones más frecuentemente citadas es Stairway to Heaven (Escalera al Cielo), de Led Zeppelin, de la cual se dice que oculta una invocación satánica en cierto fragmento cuando se reproduce al revés. ¿Le apetece comprobarlo? Si es así, continúe leyendo y siga las instrucciones que le vaya dando. Se sorprenderá y se divertirá.Para empezar, escuche al derecho el fragmento citado, que se encuentra hacia la mitad de la canción:

La letra dice:

“Si hay alboroto en tu cercado, no te inquietes,
sólo es una limpieza general para la reina de mayo.
Sí, hay dos sendas que puedes seguir,
pero, a la larga, aún estarás a tiempo de cambiar de camino.”

A primera vista, no parece que haya nada demoniaco. Sin embargo, al escuchar la parte vocal al revés pueden percibirse claramente dos alusiones a Satán -seitan, fonéticamente hablando- y otra al número de la Bestia, el 666 o “six, six, six” en la voz de Robert Plant. Compruébelo usted mismo:

¿Qué me dice? ¿No ha distinguido claramente el nombre del Maligno y su número? Pruebe a hacerlo viendo el vídeo siguiente, donde he marcado en qué momentos aparecen las diabólicas referencias por si se despista. Véalo un par de veces antes de seguir adelante.

Ahora, no me negará que el Diablo está presente en Stairway to Heaven, ¿verdad? Pues, si está de pie, siéntese porque la presencia de Satán no se limita a un par de palabras, sino que este fragmento, escuchado al revés, es una larga invocación demoniaca, en la que se viene a decir:

“Oh, aquí está mi dulce Satán.
Aquél cuyo camino me pondrá triste, cuyo poder es falso.
Él te da el 666.
Había un pequeño taller en donde nos hacía sufrir, triste Satán.”

No se ría. Yo lo hice la primera vez que me lo contaron porque era incapaz, infeliz, de percibir las palabras ocultas en lo que me parecía un sinsentido hasta que me invitaron a comprobarlo por mí mismo, como va a hacer ahora usted. Vea el siguiente vídeo atentamente, si es necesario un par de veces:

¿Qué me dice ahora? El 9 de octubre de 2004 viví yo esta misma experiencia en Abano Terme, cerca de Venecia, junto a más de 400 colegas durante el Quinto Congreso Escéptico Mundial. Todos nos quedamos con la boca abierta cuando nos sometió a este experimento el psicólogo inglés Christopher French. Desde entonces, lo he puesto en práctica en la televisión y en multitud de charlas, y el efecto es siempre el mismo: el público pasa de la incredulidad a la risa y, finalmente, al asombro. Estamos, como ya habrá deducido, ante una pareidolia sonora, una jugarreta de nuestro cerebro similar a la que hace que veamos caras en la superficie de Marte o al emperador Palpatine en una fuente donde fervorosos católicos ven a la Virgen.

No hay ningún mensaje satánico en Stairway to Heaven, al igual que Juan Pablo II no se apareció entre las llamas de una hoguera a algunos de sus seguidores durante una vigilia conmemorativa del segundo aniversario de su muerte. Usted ha escuchado lo que ha escuchado porque yo le he indicado a través de imágenes qué era lo que tenía que escuchar. Es todo un artificio creado por su cerebro. Lo mismo que pasa con las denominadas psicofonías, donde no distinguimos palabras hasta que el parapsicólogo de turno nos dice qué es lo que tenemos que escuchar.

Estamos ante engaños de nuestro cerebro, que tiende a buscar patrones en el caos, lo que, sin duda, supuso en su día una ventaja evolutiva: la deducción, a partir de información incompleta, de la presencia de un predador hizo que muchos de nuestros antepasados salvaran la vida. Puede que en algunos casos se tratara de falsas alarmas -que el leopardo no fuera tal-, pero lo que está claro es que descendemos de los homínidos que tendían a huir ante la sospecha de una amenaza porque los que no lo hicieron, tarde o temprano, acabaron de almuerzo de alguna fiera.

Una última puntualización: aunque ahora vuelva a oír el fragmento satánico de Stairway to Heaven sin el refuerzo visual, su cerebro escuchará ya el “Oh, here’s my sweet Satan…”.

  • itanimulli

    Como ya te a dicho otro, solamente la vida que an tenido rodeada de ciencias ocultas, seguro que no, lo mismo son seguidores de cristo, Listillo, ¿Quieres comprobar por ti mismo que estas cosas no son invenciones? Lee esto de principio a fin (Y sin miedo, S.r inteligente): In nomine Dei nostri Satanas Luciferi excelsi!
    ¡En el nombre de Satán, Señor de la Tierra, Rey
    del Mundo, ordeno a las fuerzas de la Oscuridad que
    viertan sobre Mí su poder Infernal!
    ¡Abran de par en par las Puertas del Infierno y
    salgan del Abismo para saludarme como su hermano
    y amigo!
    ¡Concededme las indulgencias de las que hablo!
    ¡He tomado vuestros nombres como míos! ¡Vivo
    como las bestias del campo, regocijándome en la vida
    carnal! ¡Favorezco al justo y maldigo lo podrido!
    ¡Por todos los Dioses del Averno, ordeno que todo
    lo que diga suceda!
    ¡Avanzad y responded a vuestros nombres
    manifestando mis deseos!
    ¡OH, ESCUCHAD LOS NOMBRES!
    Abadón, Arimán, Astarot, Azazel, Bafomet, Coyote, Ishtar, Kali, Loki, Marduk, Pan, Plutón, Sammael, Shaitan, Shiva, Set, Lucifer, Que la desgracia caiga sobre mi, QUE ASI SEA.

  • peluda

    Me interesa el argumento, Tu dices que através de un patrón de miedo universal la mente de cada uno nos engaña , por la ansiedades, por las preocupaciones por el caos. – Hoy sabemos que ciertos artistas pueden ser catalogados por su éxito, como almas que se vedieron al maligno a cambio de la fama, Por ejemplo, Michel Jackson o Jhon Lenon, si alguien les atribuyera una amistad con Satán, habría quien lo podría creer.
    Pero que tal si te propongo un Artista que sea muy dificl asociarlo con el maligo y una canción que nada que ver con este concepto satánico podrías hacer el mismo impacto.
    Obvio sin truquear en postproducción digital el audio.
    Que tal si Digo, Smooth Operator, Sade. Crees que podrías darle una conotación satánica????

  • Hitler_bien_sexon

    ajskasjkajjajskajskajsk

  • tragapito

    no tenes ni la mas puta idea, de hablar ingles no?…autoconvencimiento de que algo no es dañino. si dice, lo que parece, solo ay que escucharla mas despacio, tampoco sabes de por que coño le dice el mago a jimmy page?.

  • tragapito

    jimmy page, fanatico del ocultismo y de ailester crowlin, el mago de los estudios,pues sabia todo sobre consolas mescladoras de sonidos.es muy inteligente.habla al derecho como tambien puede cambiar el curso y hablar alreves. robert tambien canta alreves con una facilidad impresionante.el 90 porciente de los artistas en inglaterra tienen inclinaciones por ailester crowlin, com tambien en estados unidos lo idolatran. fue un brujo satanico, due

  • tragapito

    la cansion entera , presenta este fenomeno. busquenla…es muy imnotica y suena mejor alreves..pero lo que dice la letra , no va con mi crencia. hasta esta particularidad tiene , y el solo de page, suena bien. pero nada los afectara, si no juegan con esta informacion. son consientes ahora de lo que dice… no la canten…ya que son consientes de que es una invocacion a xd y fragmentos de la biblia ocultista.
    15 años siguiendo a zeppelin y nunca quise creer, ahora lo se

  • color2mustaine

    escuché el ‘oh, here´s my sweet satan’ cómo 90 veces, y el diablo no salió¿¿?? so. AGUANTE LED ZEPPELIN. ☺

  • Dspierta!

    son una bola de ignorantes, q su puto pastor les dyerme la mente porq no tienen identidad, hay o no hay no es el problema , el problema radica en que haces en tu pinche dia a dia con respecto a la humanidad , la fauna y la flora de el unico! lugar que tienes para vivir …. engañate diciendo q haces algo en una lglesia , convento , culto o como quieras llamarlo… la solucion esta en q haces cada minuto y cada segundo de tu patetica vida por tu entorno , no en el diesmo q te estafa tu iglesia , por el cual te sientes “salvo”…

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.