Ir al contenido

La monja antivacunas compartirá congreso en Barcelona con exopolíticos y negadores del sida

2009 noviembre 6
por Luis Alfonso Gámez
La monja benedictina Teresa Forcades.Teresa Forcades, la monja antivacunas catalana, compartirá dentro de tres semanas un foro en Barcelona con negadores del sida, exopolíticos, defensores de que el 11-S fue un autoatentado de Estados Unidos, creyentes en la Tierra hueca y otros conspiranoicos. No, no es el 28 de diciembre ni me he vuelto loco. El hotel Princesa Sofía de Barcelona acogerá el 21 y 22 de noviembre el II Congreso de Ciencia y Espíritu, en el que se hablará de los temas citados y también de la contaminación electromagnética, los chemtrails, las casas piramidales con efectos terapéuticos, el alma grupal y otras chaladuras. Toda esa ignorancia está al alcance de cualquiera al módico precio de 80 euros los dos días o 50 euros un día.

Por si alguien dudaba todavía de la racionalidad de la monja del monasterio de Sant Benet de Montserrat, ahí la tienen en el programa del congreso junto a, entre otros, Lluís Botinas, un clásico negador de que el VIH provoque el sida, y Alfred L. Webre, inventor de la expolítica, “el estudio de los procesos políticos y de gobierno en la sociedad interestelar”. La organización del encuentro ha corrido a cargo de otro gran pensador contemporáneo: Miguel Celades, director de la Cumbre Europea de Exopolítica celebrada en Sitges en julio. Celades está convencido de que los seres humanos fuimos creados mediante ingeniería genética por alienígenas, según declaró hace unas semanas en un delirante reportaje sobre ovnis de Callejeros. La monja benedictina, médica de formación, mezcla en su discurso verdades con medias verdades y mentiras al mejor estilo conspiranoico y alimenta, entre otras cosas, la idea que la gripe A puede formar parte de una operación de exterminio. Otros participantes en el encuentro, como los miembros de la llamada Red Jedi Española, comparten con ella esa visión de la realidad: “No podemos permitir que nos quieran introducir un microchip a través de la vacuna [contra la gripe A], a fin de controlar a la Humanidad y con el firme propósito de exterminar paulatinamente a una gran parte de la población mundial. Esto es un hecho”, dicen en su web.

Da miedo que individuos como éstos anden por ahí sueltos difundiendo falsedades tan peligrosas como que no hay que vacunarse -en general- y que el VIH no existe. Lluís Botinas, por ejemplo, sostiene que “el sida no es una enfermedad a tratar (ni siquiera alternativamente), sino un engranaje destructivo a desmontar”. Al negar la demostrada conexión entre el VIH y el sida, está animando a quienes le creen a que dejen de lado la prevención, se contagien y hasta mueran.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.