Archivado en noviembre, 2011

El que espera…

¡No me lo puede creer! Estoy sentado esperando mi turno pero parece que va para largo. Hay otras siete personas en la sala de espera. Todos con una revista en la mano. Cuando se abre la puerta, una doctora que parece haber terminado la carrera antes de cumplir la mayoría de edad, aparece con un

Serendipia: la casualidad del esfuerzo.

Perdone a quien casualmente haya posado los ojos sobre estas líneas. O quien accidentalmente llegó a la página en busca de respuestas. Tal vez las encuentre, aunque es seguro que el camino no acaba aquí abajo. Por lo tanto, ruego, a quien busque exclusivamente una respuesta científica, o una solución, que abandone inmediatamente; ya que

Todos juegan.

Comento a mi amigo la noticia del periódico. Comienzo por releerle el encabezamiento a modo de advertencia, “El timo del collar cuántico”. De inmediato, la palabra-cepo “timo” pica la curiosidad de mi amigo y yo rasco leyendo. Se trata, resumiendo, de un colgante que se ha vendido como perlas, gracias, sobre todo, a sus efectos

El olor de la libertad.

La libertad de expresión, más empática y prostituta que nunca, parece ser el último trampolín de supervivencia que les queda a algunos para defender lo indefendible. El ejemplo, en esta ocasión, lo patrocina la señora Mercedes Milá, futura presentadora de otro Gran Hermano, y ya van trece. Con esa actitud suya de bucanero indignado ha

¡Indignaos!

Dice así: conjunto de reglas y normas que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones. Una explicación que se explica sin palabras y que se deshace en papel mojado. Porque vuelve a sonar la misma canción. Esta vez

Las estrategias de la publicidad.

En los últimos años ha surgido un código de Conducta Publicitaria basado en el Código Internacional de Prácticas Publicitarias de la Cámara Internacional de Comercio (ICC International Code of Advertising Practice) y en sus principios básicos de veracidad, legalidad, honestidad y lealtad de las comunicaciones comerciales. Hay un anuncio sobre ello. Decía: “la publicidad nos

Yo sólo lo hago ocho.

Hay que agarrarse a un clavo ardiendo. Y con dos dedos. Lo que sea para salir adelante. Y si buscas empleo no hay más que preguntarle a Google. Te lo encuentra en cero coma cero segundos. Con aproximadamente unos 36 millones de resultados. Pero mostrados de diez en diez, para que no te agobies. Más

Soñar que no ha pasado.

Son las cuatro de la mañana y aún no he pegado ojo. Maldita la bicha que arruga la nuca, ni con puñetazos en la almohada consigo hallar una postura. Así que me levanto y me voy hasta el salón. De frente, la pantalla de 32´´ duerme como una bendita. Demasiado profundo diría yo. Pues qué

El senado: reformas o despilfarro.

Hoy por hoy, hablar de cifras extraordinarias, números que se disfrazan en cantidades ingentes de dinero, resulta ya tan común y estresante como romperse la cabeza ante un sudoku. Ya no hablo de que un 27% de todo un año del PIB mundial se haya destinado en salvar el sistema financiero. Ni si quiera de

No es nada, tan sólo unas décimas…

Realmente todo va bien. Resulta que hay empresas que logran más de diez mil (lo escribo para quien esté empezando a odiar los números) millones de euros de beneficio en un año. Resulta que ciertos directivos políticos han de acudir a reuniones con homólogos extranjeros y para hacerlo se traen a gasto pagado suntuosas comitivas

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.