Misterios de Fátima

En este artículo, conoceremos unos misterios, que seguramente su nombre nos suene, pero no todos sabemos en qué consisten.

Estos misterios, también conocidos como los Tres Secretos de Fátima, consisten en unas profecías, que la tradición católica afirma que la Virgen de Fátima confió a tres pastores portugueses.

La historia comienza entre la primavera y el verano del año 1.916, cuando tres niños pastores, analfabetos, comenzaron a decir que en la cueva Loca do Cabeço, un Ángel de paz les enseñaba a rezar oraciones para pedir la conversión de los pecadores.

Posteriormente, fue el domingo 13, del mes de mayo del año 1.917, cuando Lucía dos Santos, junto con sus primos Francisco Marto y Jacinta, también conocidos como los tres pastorcillos, afirmaron que habían hablado con la Virgen María, esta aparición es conocida popularmente como Nuestra Señora de Fátima, Nuestra Señora del Rosario de Fátima o Nossa Senhora de Fátima.

También, el día 13 de junio de 1.917, tuvieron otra aparición de la virgen los tres pastorcillos, donde les anunció que próximamente morirían próximamente Jacinta y Francisco.

El día 13 de julio del año 1.917, estos jóvenes pastores contaron que la Virgen María, en la Cueva de Iria, les había contado mediante unas profecías, tres secretos, los que conocemos como los “Secretos de Fátima.”

El día 13 de octubre del año 1.917, durante la última aparición de la Virgen, ocurrió el milagro del sol, visto por 70.000 personas, la cuales pudieron observar como el sol se movía, como si danzara e incluso, cambiaba el color de su luz.

Posteriormente, el investigador Joe Nickell, y el Profesor Auguste Meessen, afirmaron que el “milagro del baile del sol” pudo ser causado por una distorsión temporal de la retina, debida a mirar fijamente la luz intensa que emana del sol.

También en el año 1.989, Steuart Campbell afirmo que nubes de polvo estratosférico, cambiaron la apariencia del sol en el milagro del baile del sol, posibilitando que se pudiera ver de color amarillo, azul y violeta o incluso que pareciera girar.

Jacinta y Francisco, enferman en el mes de diciembre del año 1.918, a causa de una epidemia de gripe que asolo Europa, conocida como la gripe española, causándole la muerte a Francisco el 4 de abril del año 1.919 y aunque Jacinta se recupero, posteriormente padeció una pleuritis purulenta que le produjo la muerte el 20 de febrero del año 1.920.

El día 28 de abril del año 1.919, se comienza la construcción de la Capilla de las apariciones.

13 de octubre del año 1.921, se da el permiso para celebrar la primera misa en la Capilla.

En el año 1.921, con 14 años de edad ingresa Lucía en Pontevedra, con las Hermanas Doroteas, comenzando a profesar en octubre del año 1.928.

En el año 1.928, comenzó la construcción de una basílica en el lugar de la aparición de la virgen, diseñada por el arquitecto holandés G. Van Kriecken, siendo en la actualidad dicha basílica, uno de los lugares de peregrinación más importantes del mundo.

13 de octubre del año 1.930, el Obispo de Leira autoriza el culto a Nuestra Señora de Fátima.

Hasta el año 1.941, no fue revelado ninguno de estos secretos, pero en esta fecha Lucia revelo dos de ellos,  para ayudar a canonizar a sus primos, aunque el obispo de Leiria (Portugal), ordenó a Lucía que los escribiera, para poder mostrárselos al Papa.

El 31 de octubre del año 1.942, Pio XII consagra el mundo al Inmaculado Corazón de María.

El 15 de septiembre del año 1.943, su superior, Monseñor Da Silva ordena a Lucía que escriba el Tercer Secreto debido a su mal estado de salud.

El 2 de enero del año 1.944, se le aparece nuevamente la Virgen a Lucia y le da fuerzas para escribir el tercer secreto, solo teniendo fuerzas para escribir tres páginas de su diario, explicando la visión pero no la explicación de la Virgen.

Seis días después, Lucía tiene fuerzas para escribir en una hoja suelta las explicaciones de la Virgen.

Año 1.948, Lucia Dos Santos ingresa al Carmelo de Santa Teresa de Coimbra, a los 41 años de edad.

Lucía fallece en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra el 31 de mayo del año 1.949.

Al parecer, se coloco una Lucía impostora en su lugar, para evitar tener que publicar el tercer misterio, puesto que la Virgen dijo que se diera a conocer tras la muerte de Lucía

13 de mayo del año 1.946, el cardenal de Marsella corona a la estatua de Nuestra Señora de Fátima con una corona ofrecida por las mujeres portuguesas a causa de haber librado a Portugal de la Segunda Guerra Mundial.

Otras fuentes nos cuentan, que el 31 de mayo del año 1.949 fallece Lucía y la Lucía que fallece en el año 2.005 es una impostora, como también se afirma que existe una parte del tercer secreto que no ha sido publicada oficialmente.

Hasta el año 1.960, Lucía no quiso revelar el tercero de los secretos, afirmando que en esas fechas sería mejor comprendido.

Primer misterio:

Nuestra Señora nos mostró un gran mar de fuego que parecía estar debajo de la tierra.

Hundidos en este fuego estaban los demonios y almas como si fuesen brasas transparentes y negras o bronceadas con forma humana, que flotaban en el incendio llevadas por las llamas que de ellas misma salían, juntamente con nubes de humo, cayendo para todos los lados, semejantes al caer de las chispas en los grandes incendios, sin peso ni equilibrio, entre gritos y gemidos de dolor y desesperación, que horrorizaba y hacía temblar de pavor.

Los demonios se distinguían por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes y negros.

Esta visión duró un momento, y gracias a nuestra buena Madre del Cielo, que en una aparición anterior nos había prevenido con la promesa de llevarnos para el cielo.

Si así no fuese, creo que habríamos muerto de susto y pavor.

Este primer misterio, fue simplemente una visión del infierno.

Segundo misterio:

En seguida levantamos los ojos hacia nuestra Señora, que nos dijo con bondad y tristeza:

“Visteis el infierno, para donde van las almas de los pobres pecadores.

Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón.

Si hicieran lo que digo, se salvaran muchas almas y tendrán paz.

La guerra va a acabar, pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pio XI comenzará otra peor.

Cuando vean una noche alumbrada por una luz desconocida, sepan que es la gran señal que les da Dios de que él va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, el hambre y las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre.

Para impedirla, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, y a la comunión reparadora en los primeros sábados.

Si atendieran a mis pedidos, la Rusia se convertirá y tendrán paz.

Si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia, los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones deberán ser aniquiladas, por fin mi Corazón Inmaculado triunfará.

El Santo Padre me consagrará la Rusia, que se convertirá, y será concedido al mundo algún tiempo de paz.”

En este segundo misterio cuenta como salvar las almas castigadas tan cruentamente en los infiernos, convertir al mundo al cristianismo, junto con Rusia.

Pablo VI, viaja a Fátima el día 13 de mayo del año 1.967, en el cincuentenario de la primera aparición para pedir la paz del mundo y la unidad de la Iglesia.

En el año 1.980, nos explicó Juan Pablo II, que sus antecesores no revelaron el tercer secreto, para no alentar a los países comunistas a realizar ciertos movimientos, criticando a las personas que deseaban conocer el contenido del tercer secreto por curiosidad y sensacionalismo, recomendando que para evitar ese mal orásemos, orásemos y no pidiéramos nada más.

Juan Pablo II viaja a Fátima como peregrino los días 12 y 13 de mayo del año 1.982, para agradecer haber sobrevivido a un atentado sufrido en la plaza de San Pedro el año anterior.

El cardenal Joseph Ratzinger, anteriormente Papa Benedicto XVI, en el año 1.984, afirmo que el tercer misterio muestra los peligros que amenazan la fe y la vida del cristiano y del mundo.

También en el año 1.984, Cosme do Amaral, obispo de Fátima afirmó que el tercer misterio se refiere solo a la fe.

Regresa a Fátima como peregrino por segunda vez Juan Pablo II los días 12 y 13 de mayo del año 1.991, en el décimo aniversario de haber sufrido un atentado.

Día 13 de mayo del año 2.000, Juan Pablo II regresa a Fátima por tercera vez, beatificando a Francisco y Jacinta.

Hasta el día 13 de mayo del año 2.000 no fue revelado este tercer secreto, siendo revelado por el papa Juan Pablo II, por boca de su secretario de Estado, cardenal Ángelo Sodano.

Tercer misterio:

Escribo, en acto de obediencia a ti mi Dios, que me mandas por medio de su excelencia reverendísima, el señor obispo de Leiria y de vuestra y mi Santísima Madre.

Después de las dos partes que ya expuse, vimos al lado de Nuestra Señora, un poco más alto, un ángel con una espada de fuego en la mano izquierda.

Al centellear despedía llamas que parecía iban a incendiar el mundo.

Pero, se apagaban con el contacto del brillo que de la mano derecha expedía Nuestra Señora a su encuentro.

El ángel, apuntando con su mano derecha hacia la tierra, con voz fuerte decía:

“Penitencia, penitencia, penitencia.”

Y vimos una luz inmensa que es Dios, algo semejante a como se ven las personas en el espejo, cuando delante pasó un obispo vestido de blanco.

Tuvimos el presentimiento de que era el Santo Padre.

Vimos varios otros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una escabrosa montaña, encima de la cual estaba una gran cruz, de tronco tosco, como si fuera de alcornoque como la corteza.

El Santo Padre, antes de llegar allí, atravesó una gran ciudad, medio en ruinas y medio trémulo, con andar vacilante, apesadumbrado de dolor y pena.

Iba orando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino.

Llegando a la cima del monte, postrado, de rodillas a los pies de la cruz, fue muerto por un grupo de soldados que le disparaban varios tiros y flechas, y así mismo fueron muriendo unos tras otros los obispos, los sacerdotes, religiosos, religiosas y varias personas seglares.

Caballeros y señoras de varias clases y posiciones.

Bajo los dos brazos de la cruz estaban dos ángeles.

Cada una con una jarra de cristal en las manos, recogiendo en ellas la sangre de los mártires y con ellas irrigando las almas que se aproximaban a Dios.

Existen varias hipótesis sobre este tercer misterio, unas nos dicen que se refiere a la guerra nuclear, la deposición de algún papa, el asesinato de un papa o la sustitución de un papa por un impostor.

13 de febrero del año 2.005 fallece la impostora de Lucía, aunque en el listado oficial de las monjas fallecidas de los Carmelitas Descalzos, la inscribieron como Lucia Dos Santos, aun que curiosamente se inscribió su muerte con fecha del 31 de mayo de 1.949, sin que nadie se diera cuenta durante más de un año, actualmente la fecha esta corregida.

Benedicto XVI en una visita pastoral a Portugal, el día 11 de mayo del año 2.010, afirmó que los abusos sexuales de la Iglesia contra niños, realizados por sacerdotes formaban parte de lo que anunció el tercer secreto, visitando también personalmente Fátima los días 12 y 13 de mayo del año 2.010.

Pero la cosa no termina aquí… este podría ser el autentico tercer secreto de Fátima o quizás no…

Nuestra Señora nos mostró una visión de un individuo que yo describo como el “santo Padre” frente a una multitud que lo vitoreaba.

Pero había una diferencia con un verdadero santo Padre, la mirada del demonio, éste tenía los ojos del mal.

Entonces, después de algunos momentos vimos al mismo Papa entrando en una iglesia, pero esta Iglesia era la iglesia del infierno; no hay manera de describir la fealdad de ese lugar. Parecía como una fortaleza hecha de cemento gris con ángulos quebrados y ventanas similares a ojos; tenía un pico (bico, en portugués) en el tejado del edificio.

Enseguida levantamos la vista hacia Nuestra Señora que nos dijo: Visteis la apostasía en la Iglesia; esta carta puede ser abierta por el Santo Padre, pero debe ser publicada después de Pío XII y antes de 1960.

En el reinado de Juan Pablo II la piedra angular de la tumba de Pedro debe ser removida y llevada a Fátima. Porque el dogma de la fe no ha sido conservado en Roma, su autoridad será removida y entregada a Fátima. La catedral de Roma debe ser destruida y una nueva construida en Fátima.

Si 69 semanas después de que esta orden se publique, Roma sigue su abominación, la ciudad será destruida. Nuestra Señora nos dijo que esto está escrito, en Daniel 9:24-25 y Mateo 21:42-44

 

 

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Virgen_de_F%C3%A1tima

https://es.wikipedia.org/wiki/Misterios_de_F%C3%A1tima

http://www.ultimostiempos.org/7-noticias/159-lucia

https://moimunanblog.wordpress.com/el-autentico-tercer-secreto-de-fatimafinalmente-revelado/

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.