Isla de Oak

Con este artículo nos marcharemos de viaje a una misteriosa isla, la isla de Oak (isla del Roble).

Para conocer esta isla deberemos viajar por el océano Atlántico, llegar a Canadá, adentrarnos en el condado de Lunenburg, llegar hasta la pequeña isla de Oak, una más de las cerca de 400 islas que existe en la bahía de Mahone.

Realmente esta isla, la isla de Oak no es conocida por ella misma, es conocida por un misterioso pozo, un pozo llamado el “Pozo del Dinero”.

A pesar de haberse realizado diversas excavaciones, para recuperar el tesoro supuestamente escondido en este pozo, nadie ha sido capaz de llegar al fondo del pozo.

La isla de Oak es una isla de propiedad privada, por lo cual es necesario pedir permiso para visitarla.

Conozcamos la historia de este misterioso pozo…

Año 1.795, un día de verano, un adolescente con 16 años de edad, Daniel McGinnis, descubrió una hondonada en la isla donde un árbol tenia marcas de haber tenido un polipasto (una especie de polea, o ternal de cadenas), en una de sus ramas.

McGinnis, junto con sus amigos, Jhon Smith (otras fuentes dicen que era Samuel Ball) y Anthony Vauhan, excavaron bajo las señales del polipasto y a 30 centímetros de profundidad encontraron una capa de lajas (piedra o roca plana, lisa y poco gruesa), tras retirar estas lajas y continuaron la excavación donde a los tres 3 metros de profundidad encontraron una capa de troncos, continuaron excavando, encontrando en su excavación varias capas de troncos, a los 10 metros de profundidad abandonan la excavación.

Año 1.803 la compañía Onslow Company continuo la anterior excavación hasta superar las 27 metros de profundidad, donde también fueron encontrando capas de troncos a diversas alturas con en el caso de la excavación anterior.

Cabe destacar que a los 27 metros de profundidad encontraron una curiosa piedra con una inscripción que más tarde fue traducida como “14 pies (4,2672 metros) abajo, 2.000.000 de libras están escondidas.

El pozo posteriormente se inundo de agua hasta los 10 metros de profundidad por lo cual fue abandonada la excavación nuevamente.

Año 1.849, miembros de la antigua Truro Company excavaron hasta los 26 metros, sufriendo una nueva inundación, cuando alcanzaron los 30 metros de profundidad, donde encontraron diversas capas de materiales varios (picea, fragmento metálicos, roble y arcilla).

Año 1.861, la Oak Island Associaton intento una nueva excavación, empresa que agoto sus fondos en el año 1.864 por lo cual abandono la excavación.

Se continuaron varios nuevos intentos fracasados durante los años 1.866, 1.893.

Año 1.909, la Old Gold Salvage group, compañía que contaba con el mismísimo Franklin Delano Rooselvert, también fracaso en el intento.

Año 1.912 se pierde la pista la piedra encontrada por la Onslow Company, piedra de la cual no se conserva ninguna fotografía, ni dibujo.

Año 1.928, un periódico de Nueva York publica un relato sobre el pozo, relato que intrigo a un acerero, Gilbert Hedden, el cual recopilo todos los datos que pudo sobre el tema y viajo en seis ocasiones a la isla de Oak.

Hedden, llego a viajar a Inglaterra para hablar en persona con Harold Tom Wilkins que escribió “Captain Kidd and His Skeleton Island” donde ambos pensaron que el mapa del libro de Wilkins y la isla de Oak estaban relacionados.

Año 1.931 William Cappell excavo un poco más al sur del pozo, encontrando un hacha, un ancla y un zapapico, pero como la zona estaba llena de escombros es cuestionable la procedencia de los objetos encontrados.

Año 1.935, Gilbert Hedden compra la parte sur de la isla de Oak, comenzando a excavar el pozo.

Año 1.936, Erwing Hamilton, un cazador de tesoros también lo intento.

Año 1.949, unos trabajadores cavan un pozo de abastecimiento en la playa de la bahía Mahone conde encuentran a intervalos regulares troncos de picea y de roble…

Año 1.951, el explorador Edward Rowe Snow en su libro “True Tales of Buried Treasure” nos muestra los símbolos que se supone que coinciden con la tradición de la piedra encontrada por la Onslow Company, datos entregados por el reverendo A. T. Kempton.

Ano 1.953, en el libro “The Oak Island Enigma: A History and Inquiry Into the Origin of the Money Pit” Penn Leary afirma que el filósofo inglés Francia Bacon utilizo el pozo para esconder los documentos que lo avalan como autor de las obras de William Shakespeare.

Año 1.959, la familia Restall también intento conseguir el tesoro del pozo, pero solo consiguieron que murieran por asfixia cuatro de sus hombres.

Año 1.965, Robert Dunfield llego a llevar al pozo una enorme grúa de 70 toneladas al pozo para llegar a la profundidad de 41 metros, hasta fue necesario hacer un camino, que aún existe, para poder transportar la grúa.

Año 1.967 se crea la Triton Alliance, Ltd, sociedad formada por Daniel C. Blankenship y David Tobias, empresa que compro casi la totalidad de la isla.

Año 1.970, los trabajadores de la Triton Alliance, Ltd llegaron a los 72 metros de profundidad.

Año 1.976, según Blankenship y Tobias una cámaras que fueron introducidas en el pozo mostraban restos humanos unas cunas y herramientas, aunque las imágenes no eran claras, también encontraron varias estructuras de madera con números romanos tallados en ellas y unos clavos de hierro forjado, la perforación acabo por ser abandonada por falta de fondos.

Años 90, por pleitos legales entre los socios de la Triton Alliance Ltd, se pospusieron nuevas excavaciones.

Año 2.005, es vendida por 7.000.000 $ una parte de la isla a un grupo de hombres pertenecientes a la industria de la perforación de Estados Unidos.

Año 2.006 accionistas de Michigan compran el 50% de los intereses de la Oak Island Tours Inc por una cantidad no revelada.

Ahora toca especular y razonar el tema…

Los relatos antiguos hablan de encontrarse con plataformas de roble cada 3 metros, relatos más recientes hablan de “marcas”.

Se habla de marcas en las paredes del pozo de zapapicos (en teoría de cuando el pozo de construyo) que el suelo estaba flojo y no sólido con las paredes supuestamente originales del pozo.

Se habla de un túnel inundado a la altura de las piedras planas encontradas en a unos 30 metros de profundidad, en cambio Robret Dunfield, geólogo, al examinar las paredes del pozo no encontró dicho túnel.

La piedra grabada con el mensaje “14 pies abajo 2.000.000 de libras están sepultadas” cuentan que Smith la utilizó en su chimenea, otros cuentan que termino formando parte de la decoración de la entrada de un taller de un librero de Halifax.

Las estructuras enterradas, se duda si estaban ahí o fueron colocadas por algunos exploradores, lo que cuentan documentos posteriores a 1.860 es que las excavaciones para buscar el tesoro siempre terminan en derrumbes e inundaciones.

Algunos creen que el capitán William Kidd o Edward Teach (Barbanegra) sepultaron ahí sus tesoros.

Otros creen que igual se esconde en el pozo el tesoro de algún galeón español, o tal vez de las tropas británicas de la Revolución estadounidense.

Jhon Godwin afirma que el pozo fue realizado por ingenieros navales franceses para ocultar los tesoros de la Fortaleza de Luisburgo tras la Guerra Franco-india.

Otros cuentan que pueden ser joyas de María Antonieta llevadas por su doncella, bajo las órdenes de María Antoñeta.

Ahora os recomiendo ver el video de Mundo Desconocido que trata sobre este pozo “El misterio de la isla Oak”.

 

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More

Comments are closed.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.