Racionalizacón

Según cuentan, los humanos somos seres racionales.

¿Por qué somos racionales?

Somos racionales porque se “supone” que sabemos utilizar nuestra mente, cosa que realmente la mayoría de nosotros, es la mente, a través que las emociones quien nos domina a nosotros.

Nuestra mente se encarga de recibir datos de nuestro entorno, lo cuales cataloga, mide, calcula, analiza, valora y después según estos datos, nosotros (o el automático) de nuestra mente actuamos.

El pensar y razonar es un acto que nos proporciona sabiduría y entendimiento, pero la racionalización es una vía de escape de la mente, para no ver las cosas como realmente son, evitando sentimientos que nos llegan, disfrazándolos para que estos no nos afecten.

La racionalización suele ser más peligrosa en personas con un alto nivel de inteligencia, ya que con su inteligencia se pueden engañar más y mejor a sí mismas.

Este problema impide a la persona conocerse a sí misma, le impide a la persona vivir la vida racionalizando esta, convirtiéndola en una defensa narcisista.

La racionalización evita que la persona sienta las vivencias y sentimientos del día a día, este error de la mente se suele generar en personas muy autoexigentes y controladoras, así como en personas que se niegan a actuar por sus impulsos instintivos, emocionales, deseos o sentimientos.

Cuando esto ocurre la persona intenta darse una explicación a todo lo que no quiere aceptar, dando una explicación racionalizada o conceptual, negando los sentimientos y deseos dominando sus emociones.

Tanto los sentimientos afectivos que sentimos, como los sentimientos de los que nos rodean son muy importantes para sentirnos bien, pero si los negamos o los disfrazamos con explicaciones intelectuales perdemos tanto la esencia como la utilidad de estos sentimientos.

Lo ideal no consiste en reprimir y controlar nuestros sentimientos, lo ideal es conocerlos, convivir con ellos, aprovechándolos y sin enmascararlos.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More

Comments are closed.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.