Autocompasión

En el día de hoy trataremos el tema de la autocompasión.

La autocompasión consiste en un sentimiento que nos atrapa, sin darnos cuenta de ello, pero se encarga de no dejarnos avanzar, ni disfrutar de la vida.

Si dejamos que la autocompasión se apodere de nosotros, cualquier problema, sufrimiento o situación nos hará sentirnos víctimas de los sentimientos o de los que nos rodean.

La lástima por uno mismo es un sentimiento destructivo, adictivo y genera placer momentáneo (como las drogas), pero nos aísla de la realidad.

En la vida, todos sufrimos situaciones de desgracia o torpeza, que no necesariamente han de comprender los que nos rodean, por lo cual, en ocasiones, nos compadecemos nosotros mismos.

Si esta autocompasión es crónica, nos generara un estado de desesperanza, la cual nos hará sentir como unos perdedores y nos será muy difícil salir de este círculo vicioso.

Cuando la autocompasión es crónica, puede llegar a ser obsesiva y patológica, consiguiendo darnos pena mecánicamente, llevándonos a constante debilitamiento de nuestra mente.

A causa de la autocompasión, las personas podemos llegar a vivir un estado de ánimo quejumbroso, sin valor para tomar decisiones, retraído, etc.

En ocasiones la autocompasión es una protección, cuando esta es de manera sana, pero cuando esta autocompasión es crónica, convierte nuestro estado de ánimo en infantil y lastimoso, demostramos una falsa modestia llevándonos al desarrollo neurótico que puede llevarnos a intentar buscar la lástima en los demás, con todo el consiguiente daño psicológico que ello generara en nuestra mente.

El sentimiento de autocompasión nos genera una pérdida de energía, sintiendo que todo lo que nos rodea nos es adverso y desagradable, aunque realmente no sea así, impidiendo poner medios para mejorar la situación externa que nos elimine el problema o el sentimiento adverso, abandonándonos a nuestra suerte.

Cuando nos auto compadecemos, estamos tan ocupados en auto compadecernos, que no nos enteramos de los problemas o penas de los que nos rodean, bastante tenemos con mirar nuestras penas y problemas, aunque estos sean imaginarios.

La autocompasión puede llevarnos a conseguir una depresión, para evitarlo, la mejor solución es reflexionar y analizar los motivos por los que nos auto compadecemos rebuscando en nuestra mente los motivos de esa autocompasión, buscando soluciones a los problemas que nos hacen refugiarnos en la autocompasión.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.