Desasosiego

En esta ocasión os escribiré sobre el desasosiego.

Este sentimiento altera la mente, nublándola en mayor o menor grado.

Consiste en una sensación desagradable, la cual puede sentirse de diversas formas, desde sentir angustia, dudas, ansiedad, impaciencia o nerviosismo.

El desasosiego  crea confusión, desorden mental y psicológico.

Consiste el desasosiego, en un sentimiento contagioso, que provoca impedimentos en la vida cotidiana, frustrando las posibilidades de disfrute de la vida de las personas que lo poseen afectando a las que les rodean.

Para disminuir el sentimiento del desasosiego hay que disminuir la ansiedad evitando tendencias compulsivas así como la impaciencia.

La persona desasosegada suele preocuparse obsesivamente por supuestos, en lugar de ocuparse de la realidad.

Normalmente estas personas que sufren de ansiedad, esta les genera insatisfacción, padecen conflictos internos y sufren profundas contradicciones internas.

La ansiedad, produce que estas personas reaccionen desmesuradamente, respondiendo a los estímulos externos de manera irreflexiva, careciendo de equilibrio en su voluntad, sin poder controlar sus propios pensamientos.

Los pensamientos neuróticos, generan también desasosiego distorsionando las ideas y su interpretación.

Para luchar contra el desasosiego, es necesario que la persona en cuestión aprenda a conocerse a sí misma, consiga desligarse del pasado, se preocuparse menos por el futuro, consiguiendo de esta forma vivir el momento actual.

La ansiedad provoca que la mente divague, debiéndose reeducar evitando los pensamientos nocivos al igual que debe la mente aprender a no anticipar los problemas, que probablemente nunca aparecerán.

La ansiedad consigue que la persona afectada por ella sea irreflexiva, lo que le impulsa a realizar actos o comentarios de los cuales después tiene que arrepentirse.

Las personas desasosegadas a causa de su ansiedad suelen ser débiles psíquicamente por lo cual pueden sentirse melancólicas o abatidas.

Para evitar todo esto sería también muy bueno aprender a respirar y a meditar, para llegar a dominar nuestra mente, en lugar de dejar que el desasosiego nos produzca ansiedad y ambos dominen nuestra mente, en lugar de nuestra mente dominar el desasosiego y la ansiedad.

Este capítulo está basado en “Las zonas erróneas de tu mente” de Ramiro Calle.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More

Comments are closed.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.