Los gallos y la perdiz

En esta ocasión, utilizare como ilustración otra fábula de Esopo para seguir comprendiendo el comportamiento humano.

100 – Los gallos y la perdiz.

 

 

Un hombre que tenía dos gallos, compró una perdiz doméstica y la llevo al corral junto con ellos para alimentarla.


Pero estos la atacaban y la perseguían, y la perdiz, pensando que lo hacían por ser de distinta especie, se sentía humillada.

 

Pero días más tarde vio cómo los gallos se peleaban entre ellos, y que cada vez que se separaban, estaban cubiertos de sangre.

 

Entonces se dijo a sí misma:

 

– Ya no me quejo de que los gallos me maltraten, pues he visto que ni aun entre ellos mismos están en paz.

 

Si llegas a una comunidad donde los vecinos no viven en paz, ten por seguro que tampoco te dejaran vivir en paz a ti.

 

Aunque suelo estar de acuerdo con las enseñanza de las fábulas, en este caso discrepo.

Aunque no es lo mismo vivir en una comunidad tranquila que alterada, también depende mucho de nuestro comportamiento, como reaccionen los demás hacia nosotros.

Si nosotros tomamos partido por una parte de esa sociedad, dando la razón y atacando a la otra parte, la otra parte nos atacara como si fuéramos los del otro bando, independientemente del bando que tenga razón.

Si tomamos partido dando la razón a la parte del bando que “opinamos” que no tiene razón, pero le damos nuestro apoyo por considerar que son más fuertes o nos interesa más tener su amistad, la otra parte, nos considerara parte de esa banda.

Nos queda una tercera opción, poner cara de circunstancia, y según con quien estemos, dar la razón a un bando o al otro bando, decir siempre lo políticamente correcto, pero… cuando se enteren todos que nos cambiamos la chaqueta según el aire que sopla, nadie nos querrá a su lado.

Nos queda la opción que más me gusta a mí, está claro que tenemos que convivir con ambos grupos, tenemos que intentar ser justos, razonar ambas posiciones e intentar ver en qué cosas unos tienen razón (desde nuestro punto de vista) y en cual los otros también la tienen, razonar, intentar no decantarse con ninguno de los dos bandos, simplemente con educación y sabiduría (sé que no es fácil) navegar con las dos aguas y buscar maneras de acercar posiciones a ambos bandos, sé que es difícil, pero ¿y si lo conseguimos?

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More

Comments are closed.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.