Relajandose

En el post de ayer, os escribía sobre “ejercitar la mente” y dejamos para otra ocasión el tema del relajamiento para dedicarle un post independiente al tema.

En la sociedad actual, solemos estar estresados, lo cual, aunque parezca mentira, tiene malas consecuencias para nuestra salud, así como afecta negativamente a las relaciones con las personas que nos rodean.

En esta ocasión me dirijo a la página de Euro residentes “Ejercicios de relajación” donde en, nueve sencillos pasos, nos enseñan a relajarnos, pasos que paso a resumiros a continuación:

 

-Aprenda a respirar:

Lo primero que debemos hacer es aprender a respirar.

Hace algún tiempo os publique un post “Aprendiendo a respirar” donde os decía como hacerlo.

Básicamente debemos realizar lo siguiente para respirar correctamente.

Debemos inhalar por la nariz, con la boca cerrada, hasta que los pulmones se expandan.

Mantener el aire unos segundos en nuestros pulmones.

Expirar lentamente el aire por la boca.

Con este simple ejercicio, notaremos como nos sentiremos mejor, practicándolo un simple ratito.

-Un sitio y una respiración relajante:

Colócate en un sitio cómodo, tu cama por ejemplo.

Concéntrate en tu respiración.

-Déjese llevar por la gravedad:

Una vez respiramos correcta y relajadamente, vayamos sintiendo lentamente el peso de cada una de las partes de nuestro organismo, sintamos la atracción de la gravedad.

-Relaje los pies, las piernas y los muslos:

Empecemos a relajarnos, lentamente, parte por parte, empecemos por los dedos de los pies, uno a uno, el pie en sí mismo, las pantorrillas, los muslos… lenta y progresivamente.

-La relajación de la espalda, el cuello, el vientre, la caja torácica, el pecho, los hombros.

Continuamos como en el punto anterior, eliminando la tensión de cada uno de nuestros músculos, siempre muy lentamente, pasando de una parte de nuestro organismo a su parte contigua, notando la pesadez de nuestro cuerpo, parte por parte, con todos nuestros músculos relajados.

-Relaje las manos, los brazos:

Ahora les toca el turno a los dedos de nuestras manos, las manos, los antebrazos, los brazos…

-Relajar la cabeza, la cara:

Lentamente vayamos relajando cada parte de nuestra cabeza…

-Incluso… los órganos internos…

Sintámonos relajados, sintamos nuestra respiración acompasada, comprobemos que nuestros órganos internos están relajados, ahora dejaremos volar a nuestro cerebro a una imagen plácida (una imagen campestre, la mar en calma, una puesta de Sol, lo que se os ocurra y os apetezca).

-Relajación total:

Ahora estas completamente relajado, tu mente vuela libremente por esa imagen placida que te has generado, disfrútala todo el tiempo que tu desees.

Aunque esto parece una tontería, realmente genera placer y ayuda a nuestra mente y cuerpo a sentirse mejor, animo, inténtalo, no tienes nada que perder y mucho que ganar.

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More

Comments are closed.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.