Nuestras células piensan

 

Siempre os escribo sobre la mente, pero, resulta que parece ser, que no solo la mente piensa…

Me ha llegado una presentación de diapositivas (PPS), donde afirman que cada parte de nuestro cuerpo tiene su propia mente, donde cada una de nuestras células piensa por si misma.

Parece ser,  que esto se conoce desde tiempos inmemoriales, pero curiosamente la ciencia lo desconoce.

También es curioso que la medicina tradicional y la medicina naturista estén siempre enfrentadas ¿Por qué debe ser así?

Si la medicina tradicional, más nueva, se basa en los principios activos de muchas plantas para fabricar sus medicamentos ¿Por qué no aprovechar los conocimientos milenarios de la medicina naturista, analizarlos, estudiarlos y desarrollarlos?

Pero bueno, mi tema de hoy no es atacar a las poderosas farmacéuticas, ni sus intereses, lo cual daría tema para muchos artículos.

Según esa presentación de diapositivas, que me paso mi amiga Rosa, nos cuentan unas cosas muy interesantes y desde mi punto de vista bastante creíbles.

Empieza contándonos…

Las tribus australianas, cuando alguien enferma o esta herido, toda la tribu se coloca alrededor del enfermo y canta, pidiendo perdón a la parte afectada o a la herida, la cual suele mejorarse y poco a poco soliendo curarse milagrosamente.

Los médicos magos hawaianos (kahuna), hacen lo mismo, piden perdón a la parte enferma, la oran y milagrosamente, suelen curarse los enfermos.

La tradición Inca nos cuenta que enfermamos cuando nos llenamos de energía pesada (hucha), por el motivo de ser egoístas y no tener energía ligera (sami), en sus oraciones se le pide a la parte afectada que se armonice con la Tierra (Pachamama).

Los indios Lakota le hablan al cuerpo para informarlo que  la medicina va a curarlo, le hablan también a la medicina contandole también que ha de curar, y como os imagináis, los enfermos curan.

Según parece ser, antiguamente, la medicina tradicional admitía que las distintas partes de nuestro cuerpo pensaban por si mismas, pero esto termino por considerarse una superchería.

A principios de los años ochenta,  se descubrieron indicios de inteligencia en el sistema inmune y mas tarde en el aparato digestivo.

Bert (opino que Bernardo Katz fue quien aliso el camino),  descubrió que las células cerebrales no son las únicas inteligentes, todas las células poseen unos receptores que en un principio les llamaron neuropéptidos.

El sistema digestivo es inteligente, se sabe que tienen los intestinos miles de terminaciones nerviosas que se consideraban simples extensiones nerviosas, pero hoy sabemos que reaccionan a sucesos externos, comentarios, peligro, muerte de un ser querido…

Las células del hígado, del colon, como las del estómago, también piensan, actúan cuando decimos que alguien ha tenido una reacción visceral.

Se cree que la conciencia emerge del cerebro y del cuerpo actuando ambos juntos donde el corazón tiene una muy importante parte en el proceso.

Según estudios de la neurocardiología el corazón no es una simple bomba de sangre, sino que tiene su propia inteligencia y es un importante centro sensorial que recibe y procesa información.

El sistema nervioso que posee el corazón lo capacita para aprender, recordar y tomar decisiones propias, sin depender del cerebro al igual que eléctricamente también transmite información al cuerpo incluido el cerebro.

Después toca la presentación de diapositivas toca el tema de la respiración tratada en mi anterior artículo (aunque con otro sistema).

Rebuscando por internet he visto que el PPS esta basado en este post:

“Nuestros ancestros y las diferentes inteligencias del cuerpo humano”.

Mi opinión lógica…

Es muy cierto que el ordenador de nuestro cuerpo es el cerebro (opino, de momento que esto no es discutible).

Para que el cerebro sea obedecido necesita unos cables (nervios) que lo comuniquen con sus periféricos (resto de órganos).

Estos periféricos han de ser inteligentes para poder comunicarse con el cerebro…

¿Faltan más explicaciones?

Opino que no, aunque si opino, que falta mucha investigación sin vicios de opiniones creadas por otros científicos anteriores.

 

 

 

 

 

 

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.