Desorden de la somatización

Hoy volvemos a enfundarnos la bata blanca y volvemos a tocar
temas de psiquiatría, basándonos en el folleto “Depresión, control y superación”
de Claudia Bermúdez.

Hoy nos referiremos a su apartado “El desorden de la
somatización”.

Aunque he visto definiciones que me gustan mas, de las
cuales hablaremos mas tarde, en primer lugar, ya que me baso en el folleto de
Claudia, reproduciré su descripción en primer lugar.

Es un desorden muy raro, pero toma mucho tiempo controlarlo.

La persona, usualmente una mujer, tiene una historia médica larga y
complicada y una serie de síntomas dramáticos pero vagos que demandan la
atención inmediata del doctor.

Las quejas por lo general se basan en dolores gastrointestinales,
ginecológicos y senso-motores.

Las personalidades y vidas de estas personas son típicamente dramáticas
y caóticas.

Este trastorno, que antiguamente se llamaba histeria crónica
o síndrome de Briquet es una enfermedad psiquiátrica que padecen pacientes, los
cuales se quejan crónicamente de padecer determinados síntomas físicos que no
tienen un origen identificable.

Este tipo de pacientes suele visitar diversos profesionales,
intentando conseguir el tratamiento que creen necesitar, pero que en realidad
no necesitan.

Lo mas preocupante de esta sintomatología es su dificultad
de diagnostico, ya que en muchas ocasiones se diagnostican como trastornos
difusos, lo cual puede llegar al abuso o dependencia del enfermo a determinados
fármacos  que este no necesita agravando
así el problema.

Es imprescindible descartar en primer lugar que se trata de
una enfermedad orgánica.

Si se confirma que es de origen psicológico, debemos
identificar los motivos de la somatización e investigar si estos malestares
vienen de trastornos mas graves como la ansiedad o la depresión.

Se han de buscar las causas psicológicas o de entorno que
generan esto al enfermo.

Se ha de comprobar si el paciente confía en el tratamiento
psicológico.

Si nuestro paciente es poco receptivo al tratamiento
psicológico, el medico deberá intentar conseguir que colabore con la terapia y
muestre una actitud positiva.

Para evaluar el problema será necesaria la descripción
detallada del problema, reacciones de las personas de su entorno, historial de
tratamientos anteriores (fármacos incluidos)…

El tratamiento debe ser educar al enfermo a saber de dónde
le vienen los síntomas de sus dolencias.

Los que estéis interesados en este tema os remito a la web
de cetecova.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
  • MARI LUZ

    !interesante el articulo de hoy! un abrazo de osezna

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.